Vota el post!

¿Te imaginas surfeando sobre la arena? ¿Piensas realmente que puedes hacer este deporte en el desierto? Pues no te pierdas esta entrada de El Viajero Feliz en la que te explicamos qué es el sand surfing o el dessert surfing, como también se denomina. ¡Sigue leyendo!

Sand surfing, deslízate por la arena

El sand surfing es un deporte parecido al surf, pero que se realiza en la arena. En España, aún no se ha extendido, aunque en muchos países de Latinoamérica lleva realizándose desde la década de los años 80, ¡increíble! Se parece, en cierto modo, al snowboard y apareció como otra opción para los surferos cuando el mar no daba las olas que ellos necesitaban para lucirse. Estos empezaron a deslizarse por la arena para pasar el rato, pero terminaron por crear un deporte más. Realmente, ¡alucinante!

El sand surfing nació en la isla de Florianopolis, en Brasil, aunque uno de los países donde más se practica es en Uruguay, ya que cuenta con las dunas más atractivas de Sudamérica y, teniendo en cuenta que para practicar este deporte las dunas empinadas son esenciales, se posiciona como el mejor lugar del mundo para llevarlo a cabo. ¡No vale cualquier sitio!

Como este deporte aún no está muy extendido, el material utilizado para practicarlo sigue siendo un poco casero. En realidad, para hacer sandsurfing todo sirve, como habrás comprobado en el vídeo anterior. ¡Sus protagonistas utilizaron una tabla de planchar! En lo referente a la ropa, el sandsurfing puede practicarse con el bañador solamente, ya que si caes sobre la arena no te haces daño. ¿Crees que esto es cierto?

¿Dónde podemos practicar Sand Surfing?

Como hemos comentado anteriormente, Uruguay es uno de los países donde más se hace sand surfing. En este país, los lugares mejores recomendados para los locales son Cabo Polonio y Valizas, aunque las dos ubicaciones están prohibidas, pues se piensa que los deslizamientos pueden afectar al entorno. ¡Qué pena!

sandsurfing

Otro lugar increíble y precioso para practicar este deporte es Nueva Zelanda, específicamente en la duna de Hokianga, de 200 metros de altura y de 75 grados de inclinación, por lo que es ideal para los expertos en el sand surfing. Aquí no hay ninguna prohibición, así que… ¿te animas? Un deporte totalmente original y que cualquiera puede practicar.

¿Y tú? ¿Has practicado en alguna ocasión sand surfing? Si te ha gustado, te recomendamos que leas «Wave Rock, la ola de piedra australiana».

Imagen: leovalente, Wikilmages