De iglesia bizantina a catedral cristiana, mezquita y ahora museo. En sus 1.500 años de historia Santa Sofía ha sido testigo y protagonista de la historia del pueblo turco y, muy especialmente de Estambul. Símbolo de la ciudad, construida entre los años 532 y 537 y obra maestra del arte bizantino, aún sigue impresionando por la majestuosidad de sus formas.

Santa-Sofía-noche

Desde su enclave privilegiado, en lo más alto de Estambul, la silueta de Santa Sofía destaca con sus cuatro minaretes y su imponente cúpula de de 30 metros de diámetro. Su construcción supuso toda una revolución arquitectónica, sin embargo, es su increíble interior lo que realmente impresiona a los visitantes.

Interior-Santa-Sofía

Su extraordinaria cúpula

El interior de Santa Sofía, hermoso y sobrecogedor no puede dejar indiferente. Sus impresionantes dimensiones (75 metros de largo por 70 de ancho), sus hermosas columnas y su cúpula hacen enmudecer. Es precisamente la cúpula la que más miradas atrapa, una increíble estructura apoyada en otras dos semicúpulas, articulada con 40 nervios e iluminada gracias a otras tantas ventanas situadas en su parte inferior.

Cúpula-Santa-Sofía

Los mosaicos

De los elementos decorativos de Santa Sofía destacan por encima de los demás sus increíbles mosaicos. Aunque muchos se perdieron o fueron tapados con yeso en su etapa como mezquita aún podemos contemplar algunos muy hermosos, como el que representa al emperador Constantino y a la emperatriz Zoe adorando a Cristo Pantocrátor o el mosaico Sunu, que muestra a la Virgen María con el Niño Jesús. Pero merece la pena detenerse y disfrutar de todos y cada uno de los mosaicos de Santa Sofía por su belleza auténtica y refinada.

Mosaico-Santa-Sofía

El mihrab y el palco del sultán

El mihrab, lugar que indica la dirección de la Meca, fue instalado cuando Santa Sofía se convirtió en mezquita y renovado en el siglo XIX con una hermosa decoración. No dejes de admirar tampoco el palco del sultán, de forma hexagonal con una bellísima filigrana de mármol.

Santa-Sofía-palco-del-sultán

Santa Sofía es visita obligada si viajas a Estambul, pero ten en cuenta que suele haber largas colas para visitarla, que los lunes está cerrada y que hay días especiales, como el primero del Ramadán, en los que su horario se ve reducido.

¿Te ha gustado? Compártelo y aprovecha tu visita a Estambul para recorrer El gran Bazar, un capricho turco.

Imágenes: Arild Vågen,  سبأMarkusMarkRuslanSudhamshu HebbarF Mira.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.