Luego de los retos que ha implicado para el planeta entero, enfrentar la pandemia del Coronavirus, la posibilidad de volver a viajar surge como uno de los más anhelados sueños de los trotamundos. En este sentido, hay destinos que además de sorprenderte por su exuberante belleza y su acervo cultural, ofrecen una opción segura, con todas las precauciones y resguardos necesarios para garantizar tu salud. Es el caso de la encantadora Segovia, que resguarda un universo de historia y cultura en cada callejón. Visitando la web turismo en Segovia encontrarás las opciones más completas de itinerarios viajeros, entradas para los monumentos, visitas guiadas y toda la información para aprovechar al máximo tu viaje.

¿Cómo es una visita a Segovia?

Caminar por las calles de Segovia es conocer de primera mano una ciudad que está catalogada como Patrimonio de la Humanidad, ¡y no es en vano! Sus estructuras antiguas reflejan lo mejor de las glorias pasadas, pero su oferta cultural y comercial te paseará también por la más brillante modernidad. Si viajas en familia, encontrarás destinos repletos de aprendizaje. Y si prefieres un viaje en pareja, cada noche podrás descubrir los más acogedores lugares para cenar a la luz de las velas.

Ubicada al noroeste de Madrid, en la región de Castilla y León, Segovia es un plan ideal para una escapada de fin de semana. Pero si cuentas con más tiempo, las maravillas que podrás explorar en ella te garantizarán días de diversión y variedad. Hacer turismo en Segovia es perderse entre murallas medievales, palacios, catedrales antiguas, plazas encantadoras, una activa vida cultural y una gastronomía de primer nivel. ¿Te animas a conocerla? Acompáñanos en este viaje por los mejores lugares que ver en Segovia.

Los mejores planes para hacer en Segovia

Recorrer el Alcázar

Qué ver en Segovia

Si tu estilo viajero es sentir que te trasladas en el tiempo y puedes recorrer el pasado por un instante, el Alcázar será sin duda tu destino favorito en Segovia. Sobre una colina, en la confluencia de los ríos Eresma y Clamores, se erige este imponente castillo que data de la época romana. Diferentes reyes españoles lo han ocupado, haciendo modificaciones en su estructura. Lo que más llama la atención a simple vista, es la gran torre del homenaje, que se alza al centro y es custodiada por cuatro torreones. Al atravesar el foso que rodea al castillo, podrás recorrer sus salas palaciegas, decoradas con mobiliario de la época.

Perderte en los callejones del Barrio Judío

Para una experiencia multicultural en esta hermosa ciudad española, nada mejor que lanzarte a recorrer los callejones del pintoresco Barrio Judío, también llamado Antigua Judería. Esta zona de la ciudad fue el hogar de una gran comunidad hebrea, desde el siglo XII hasta que en 1492, los Reyes Católicos los expulsaron. Una visita guiada es la mejor opción para recorrer las calles, sin que te pierdas detalle de los datos históricos que se albergan en cada rincón.

Apreciar la majestuosa Catedral de Segovia

Como la Dama de las Catedrales, es conocida la principal iglesia de Segovia, que se erige en la Plaza Mayor de la ciudad. Su construcción se ubica entre los siglos XVI y XVIII y su estilo gótico deja sin aliento hasta al viajero más experimentado. Al visitarla, tendrás que compartir tu atención entre su imponente torre de 88 metros de altura, su interior elegante, con 157 hermosas vidrieras, y sus exquisitos tapices. Sin duda se trata de un destino pleno de detalles que apreciar.

Disfrutar de la buena mesa segoviana

A todos nos encanta probar un plato exquisito, y Segovia es el plan perfecto para los amantes de la gastronomía. Su abundante oferta de restaurantes y bares no sólo te ofrecen las preparaciones típicas de la cocina española. Las tapas, paellas, tortillas y vinos que tan bien definen la esencia de la madre patria. Además de esto, Segovia tiene su propio sello culinario. Si visitas la ciudad, no puedes dejar de probar los deliciosos judiones, el cochinillo o el cordero. Y si lo tuyo son los sabores dulces, el ponche segoviano te encantará.

Contemplar el Acueducto Romano

Conocer Segovia

Sin duda, este será uno de los primeros destinos que querrás explorar al llegar a Segovia. Se trata de un imponente acueducto cuya construcción data del siglo II, y que se ha conservado de forma magistral. Con sus 28 metros de altura y 167 arcos que coinciden con la Plaza del Azoguejo, impacta por su arquitectura, y además desde él se obtienen las mejores vistas de la ciudad. Lo ideal para aprovechar al máximo la visita, es ir en compañía de un guía de viaje, que te explique todos los detalles sobre la construcción y su historia. Como dato, te contamos que este monumento era el encargado de surtir de agua a la ciudad, desde un manantial ubicado a 17 kilómetros.

Conocer los alrededores

En esta hermosa ciudad medieval, no todo se trata de historia. Si cuentas con tiempo en tu viaje, puedes organizar paseos del todo encantadores, como la ruta en el valle del río Eresma, donde encontrarás vistas alucinantes. La explanada del Santuario de la Fuencisla, el Monasterio de Santa María de El Parral o la iglesia de la Vera Cruz, son lugares encantadores para conocer y tomar las mejores fotografías. Segovia es una fantástica opción de turismo, gastronomía, cultura, ¡y mucho más!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.