La ruta de peregrinación henro, creada por el monje Kūkai (774-835), tiene ya más de 1200 años y es conocida también en el extranjero como uno de los elementos más llamativos del continente asiático, entre otras interesantes curiosidades de Asia. Este camino, que con el paso de los años ha conseguido ser más atrayente, une 88 templos budistas de las cuatro prefecturas de Shikoku, Japón. ¿Te apetecería conocer esta ruta japonesa, Shikoku Henro, con nosotros?

Shikoku Henro, el Camino de Santiago japonés

Tal y como sucede con el Camino de Santiago, el objetivo del peregrinaje henro ya no es exclusivamente religioso. Cada vez son más las personas que deciden hacerlo con el fin de visitar y conocer lugares llenos de patrimonio cultural y natural.

Templo Ryozenji, Shikoku Henro
Templo Ryozen-ji, Tokushima

La ruta empieza en el templo de Ryōzen-ji, situado en la prefectura de Tokushima, y continúa en las prefecturas de Kōchi y Ehime para concluir en el templo de Ōkubo-ji, el último de todos, en Kagawa. La ruta tiene aproximadamente unos 1130 kilómetros y tiene una duración de 40 o 45 días si se hace a pie, unos 10 si se opta por ir en autobús o tren. En Ryōzen-ji, el primer templo, es donde puede conseguirse una tarjeta de sellos que solo se completará si se visitan los 88 que componen la ruta. Aquellos que opten por hacer el camino en autobús o tren deben saber que solo conocerán los templos principales, por lo que no visitarán los 88 que forman la ruta y no podrán completar su tarjeta.

Templo Ishiteji, Shikoku Henro
Templo Ishiteji, Ehime

Existen cuatro tramos y cada uno corresponde a una de las prefecturas. Al de Tokushima se le conoce como el Camino del despertar, con un total de 23 templos; el tramo de Kōchi, conocido como el Camino del ascetismo, tiene 16 templos; el de Ehime, denominado el Camino de la iluminación, tiene 26 templos; y el de Kagawa, llamado Camino del nirvana, contiene los 23 restantes. En total se recorren 40 localidades y el orden de los monumentos siempre se hace en el sentido de las agujas del reloj.

La zona de Kochi se considera la parte más complicada de la ruta, tradicionalmente conocida como la “tierra del diablo” a causa de sus altas temperaturas, fuertes lluvias y escasos alojamientos. Son muchos los peregrinos que deciden abandonar y retirarse justo en este punto. Es aconsejable, para hacerlo mucho más llevadero en general, hacer el camino entre abril y octubre, aunque sean los meses de más turismo y la época más complicada para encontrar alojamiento.

henro, Shikoku Henro, señal

Es muy normal que durante el peregrinaje se vista de blanco y se lleve un sombrero cónico de juncia para protegerse del sol y la lluvia. No es una indumentaria obligatoria pero sí aconsejable para todo aquel que quiera sentirse como un auténtico peregrino y quiera que se le conozca como henro-san, nombre que se le da a los que hacen esta ruta.

Ahora que conoces el Camino de Santiago japonés, el Shikoku Henro, ¿qué te parece si lo intentamos?

Fotografías: TurnerChris HarberAngelina EarleyKimon Berlin

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here