Si eres de esos viajeros a los que la aventura y el contacto con la naturaleza les seduce, seguro que pocos planes te resultarán tan motivadores como acampar en un lugar de ensueño. Y es que acampar es una experiencia que todos debemos vivir, al menos una vez. La plenitud de la naturaleza, los colores del amanecer, los sonidos de las madrugadas, la vibración de la tierra debajo de tu cuerpo… todas son vivencias que se quedarán grabadas en lo más profundo de tu corazón viajero. Si ya te has animado y estás en pleno proceso de planificación de tu viaje de acampada, es importante que no pierdas de vista una serie de consejos, que te ayudarán a que tu estadía sea tan satisfactoria como los has imaginado. ¡Veamos!

Los 4 imprescindibles para irte de acampada

1. Las mochilas y tiendas de campañas: prácticas y seguras

consejos para acampar

Uno de los puntos más importantes a la hora de planificar tu viaje de acampada, son las mochilas y la tienda de campaña. De ello dependerá buena parte de tu seguridad y confort durante la estadía. Si se trata de tiendas de campaña, no debes perder de vista asuntos como el espacio. ¿Cuántas personas dormirán en la tienda? ¿Cuánto equipaje lleva cada una? Estos son elementos que te permitirá elegir el tamaño adecuado. También es importante que consideres la duración del viaje. Si se trata de un par de días, pueden funcionar las esterillas para dormir, pero si es un viaje más largo quizás te convenga sumar un colchón inflable, lo que aumentará el requerimiento de espacio.

La impermeabilidad de la tienda de campaña es otro elemento que debes garantizar, pues al estar al aire libre puedes verte en medio de una ventisca o una lluvia en cualquier momento. También es ideal que elijas modelos de ensamblaje simple, que puedas armar y desarmar de forma rápida. En cuanto a las maletas y mochilas, apuesta por materiales impermeables y por piezas grandes, en las que puedas llevar todo lo que necesitarás. Es preferible una sola mochila bien sujeta a tu espalda y tu cintura, que tres o cuatro bolsitos pequeños e incómodos. Si aún no tienes maletas o tienes que elegir una tienda de campaña, en webs como Equipaje In Motion tienes guías para acertar en tu elección y aprovechar al máximo tu viaje.

2. El equipamiento de cocina: ¡Que no falte nada!

Imagina que estás en una montaña a unos cuantos miles de pies de altura. No hay nada a tu alrededor. Solo el sonido del viento y la pureza del aire. Pero te ha dado hambre y ya te has cansado de las galletas o los sándwich que trajiste para el camino. Los implementos de cocina son otro de los aspectos vitales en la planificación de tu viaje de acampada, especialmente si estás pensando en una estadía larga, o si harás un viaje en familia.

De acuerdo a tus posibilidades, será conveniente que lleves una pequeña estufa de gas y una nevera portátil, con accesorios como ollas, un sartén, platos, vasos y cubiertos. Si se trata de una estadía muy breve, quizás una cava con productos listos para consumir pueda ser la mejor opción. No olvides llevar a tu viaje suficiente agua, pues la hidratación es uno de los aspectos más importantes para que disfrutes sin percances de salud. También suma bolsas de basura al equipaje, para que dejes ese rincón de la naturaleza en el mismo estado en que lo has encontrado.

3. Los productos de aseo: lo básico para sentirte bien

consejos para irte de camping

Cuando te decides por hacer un viaje de acampada, te olvidas de la comodidad de los hoteles, las camas con almohadas de plumas, las duchas de agua caliente y los secadores de cabello. Pero en cambio, recibes la energía plena de ver el amanecer en medio de la naturaleza. Eso sin, no dejes por fuera los elementos de aseo personal que te serán imprescindibles para pasarla bien. Jabón, champú, cepillo y pasta de dientes, toallas, papel de baño, hojillas de afeitar… todo lo que se te haga vital para pasar los días con comodidad, según el tiempo que hayas estimado para tu viaje.

4. El botiquín de primeros auxilios: ¡Fundamental!

Y cerramos con uno de los aspectos más importantes para un viaje de acampada: el botiquín de primeros auxilios. Cuando estás en medio de la naturaleza, te expones a un sinfín de cosas. Desde darte un raspón en la rodilla armando la tienda de campaña, hasta ser asaltado por un dolor de cabeza en la mitad de la madrugada o ser picado por algún insecto. Revisa muy bien tu botiquín de primeros auxilios y asegúrate de que no falten medicamentos básicos como analgésicos o antialérgicos, algodón, alcohol, curitas, tijeras, bloqueador solar y repelente de insectos.

Los viajes de acampada son de las mejores experiencias que sumarás a tu bitácora viajera, y mientras mejor los planifiques, sin dejar de lado ningún aspecto importante, mucho más podrás disfrutar de la magia de la naturaleza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.