Ir hasta Roma es casi como realizar un viaje en el tiempo porque una vez que uno está allí lo que más le invade es la sensación de estar en otra época. Es cierto que no todos los lugares están tan bien conservados como el famoso Coliseo, por ejemplo, pero cada rincón merecerá la pena. Para quienes se pregunten qué visitar en Roma, que transportes usar o dónde ir a comer sus exquisitas pizzas o pastas, he aquí la respuesta a todas esas incógnitas.

Roma, coliseoQué visitar en Roma. Por supuesto no puede faltar el Coliseo. Eso sí, las colas pueden ser tremendas, no en balde es el monumento más visitado del mundo. Lo más recomendable por esta misma razón es ir pronto y armarse de algo de paciencia. Como curiosidad resaltar que incluso aquellos que ya lo hayan visitado pueden seguir sorprendiéndose con su historia pues no hace mucho que se desvelaron nuevos secretos del mismo como que durante la Edad Media hizo las funciones de una ciudad. Tampoco puede faltar el Mercado de Trajano, el Panteón de Agripa o la Fontana di Trevi donde uno siempre puede pedir un deseo. En cuanto a barrios hay que ir al de Ponte (con su conocido Castillo de Sant´Angelo) y Trastevere donde se dice que se pueden encontrar algunos de los mejores restaurantes de la ciudad. La lista sería casi interminable pero lo que no puede faltar es patearse sus calles (con calzado cómodo, por supuesto) y llegar hasta algunas de sus más famosas plazas, como es el caso de la Plaza Navona o la Plaza del Popolo.

Roma plaza navonaCómo moverse por Roma. Pues aunque el adoquín invite poco a ello lo cierto es que caminando es como mejor se conocerá esta ciudad y, de hecho, es una manera estupenda de dar con tesoros como heladerías de las más antiguas (que vienen perfectas para cuando las temperaturas son elevadas)

  • Se puede optar por el metro: aunque sólo tiene tres líneas conectan los principales sitios de interés, con lo que es a tener en cuenta.
  • Los autobuses que llegan, básicamente, a todas partes son perfectos para donde el metro no alcanza.
  • Los tranvías, que funcionan muy bien y se retrasan menos que los anteriores al evitar el tráfico de la ciudad.
  • Los trenes suburbanos: que funcionan como extensiones del mismo metro.
  • Los taxis: que han de ser de color blanco y tener el texto ‘Taxi’ en su techo para identificarlos como legales
  • Las bicicletas: la parte positiva de estas últimas es que, salvo ir andando, es el único medio de transporte viable para zonas del centro que han sido cerradas al tráfico. Desde hace 8 años existe un sistema público de alquiler de bicicletas.

Algo a tener en cuenta en cuanto al transporte público de esta ciudad es que los billetes que se adquieren son válidos para autobuses, metro y tranvía, lo que resulta muy conveniente para el turista. Si la idea es viajar bastante en ellos y aprovechar los principales lugares de interés turístico así como tiendas con descuento, no estará de más el echar un vistazo a la tarjeta Roma Pass.

Roma, comida tipica

  • Dónde comer en Roma. Aunque parezca mentira puede ser complicado el encontrar un buen plato de pasta o una rica pizza por todo el turismo que hay. Recomendamos el Ristorante Matricianella, la Osteria Da Giovanni e Il gelato di San Crispino como postre.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.