En la medida en que el entorno digital va ampliando sus fronteras, el mundo entero va cambiando a pasos agigantados. Los estilos de vida y de trabajo que llevaron las generaciones pasadas, en las que predominaba la rigidez de las oficinas, los códigos de vestimenta y los horarios, han venido modificándose progresivamente y lo seguirán haciendo con más fuerza en el futuro. Opciones como un coworking o trabajos remotos, han venido a cumplir uno de los sueños más anhelados de los nativos digitales: trabajar viajando.

Para las generaciones actuales, hay pocas cosas tan valiosas como la libertad de tiempo y movimiento. Se trata de personas con ansias de descubrir el mundo a sus anchas, y de desarrollarse laboralmente en áreas que despierten su pasión, curiosidad y un interés constante. La idea de compaginar el trabajo y los viajes, que antes solo estaba destinada a pocas profesiones, ahora se ha transformado en una realidad bajo cuyos parámetros viven miles de personas. Con una mochila y una laptop a cuestas, un espacio de coworking puede ser la única herramienta necesaria para desarrollarte profesionalmente, al tiempo que disfrutas de un café en la más exótica de las ciudades.

Si te estás planteando la idea de trabajar viajando y deseas convertir el estilo nómada en tu forma de vida, son muchos los factores que debes tener en consideración. Asuntos como tu ruta viajera, cuánto tiempo desees estar de viaje, y el o los trabajos que podrás desempeñar para mantenerte, son algunos de los más importantes. Si quieres descubrir los secretos y ocupaciones que te ayudarán a cumplir el sueño de darle la vuelta al mundo sin dejar de trabajar, ¡sigue leyendo!

Trabajar viajando: Todos los secretos para conseguirlo

Define una ocupación

Coworking para trabajar viajando
Existe una frase que se ha vuelto popular en redes sociales y medios digitales. Dice que, antes, para cambiar al mundo era necesario abrir una fábrica, y ahora solo se requiere abrir una computadora. En efecto, la explosión de Internet ha atravesado prácticamente todos los rubros comerciales e industriales, consolidando nuevas formas de hacer las cosas. Este es un punto clave que debes tener en consideración a la hora de pensar en la idea de trabajar viajando. Herramientas como los coworking, sin duda te facilitarán el proceso.

Si eres de los que se apasiona por las letras, las historias y el proceso de descubrir los rincones más remotos de cada ciudad que visitas, las crónicas de viaje pueden ser la opción laboral perfecta para ti. Sal a conocer cada región, toma fotografías inolvidables y luego busca el coworking más cercano y siéntate a redactar, acompañado de un buen café y una veloz conexión a internet. Los periodistas, fotógrafos y escritores se insertan muy fácilmente en el estilo de trabajar viajando.

Si eres profesional de la informática, programador o diseñador web, estos espacios de trabajo común también pueden resultarte de gran utilidad. Puedes manejarte como freelancer y estar en constante búsqueda de nuevos contactos laborales. También tienes la opción de conseguir un trabajo remoto que te permita un ingreso fijo. Las opciones para trabajar viajando están mucho más cercanas cuando incluyes tus habilidades naturales y una veloz conexión a Internet en la fórmula.

Existen otras muchas ocupaciones vinculadas al universo digital que te permiten materializar la fantástica idea de trabajar viajando. Entre ellas destacan los trabajos de community manager, diseñador gráfico, traductor de idiomas, desarrollador de videojuegos, agente de bolsa, youtuber o incluso jugador de casino. Todas son opciones para las que no requerirás más que tu computadora, conexión a Internet y tu intelecto.

Aprovecha los coworking

La multiplicación de los espacios de coworking alrededor del mundo obedece al fortalecimiento de un nuevo paradigma. Las generaciones de profesionales del presente prefieren esquemas de trabajo distintos, en los que la libertad y la movilidad sean priorizados. En este sentido, si te cuentas entre las personas que sueñan con trabajar viajando, no encontrarás mejores aliados que los espacios de coworking.

Se trata de lugares en los que empresarios, profesionales independientes y ejecutivos de diferentes tipos, se reúnen para trabajar por las horas que así lo requieren. Suelen ser espacios agradables y estéticos, organizados y con una conexión a Internet muy veloz. Algunos de ellos ofrecen ambientes diferenciados para que trabajes en el que te sientas más cómodo, así como áreas abiertas o privadas.

Si trabajas por ejemplo, como profesor de español (que es una de las ocupaciones que mejor funcionan para trabajar viajando por países o ciudades remotas), hacer promoción a tus clases y luego impartirlas en alguna sala privada de un coworking, será una opción del todo conveniente. Podrás brindar comodidad a tus estudiantes, y ajustar tu presupuesto solo al tiempo y tipo de servicio que necesites.

Planifica tus objetivos y finanzas

Este es uno de los puntos fundamentales que debes evaluar si te planteas asumir el estilo de vida de trabajar viajando. Como en casi todos los aspectos, la planificación es la clave del éxito. No se trata de lanzarte sin objetivos a recorrer el mundo, pues el trabajo puede no fluir con la velocidad que esperabas y podrías verte en un aprieto. En este sentido, lo fundamental es que tengas claro si tu método de trabajo involucra un empleo remoto, que te represente un ingreso fijo, si te manejarás en exclusiva como freelance o si sacarás adelante un proyecto propio, como un blog o un canal de Youtube.

En función de esta planificación inicial a la que puedas llegar, haz una proyección de tus finanzas. Evalúa los lugares que quieres recorrer, el estilo de hospedaje que mantendrás, los costos promedio de la alimentación. En función de esto, procura llevar algo de dinero, que te permita estar preparado para cualquier clase de imprevisto. Averigua también sobre las diferentes opciones de ahorro a las que puedes acudir. Desde intercambios de hospedajes hasta cuidado de casas o de mascotas, pueden ayudarte a disminuir los costos de tu nuevo estilo de vida de trabajar viajando.

Define con cuidado tu ruta viajera

Trabajar desde cualquier destino

Si recién te estrenas en la fantástica realidad de trabajar viajando, irás descubriendo con el tiempo muchos detalles que pueden ayudarte a ir mejorando constantemente tu experiencia. A medida que conozcas las ciudades podrás elegir cual es el coworking que más te gusta, las formas más económicas de trasladarte o las mejores opciones para hospedarte.

Un punto totalmente clave para el éxito de esta cruzada, es definir con detalle tu ruta viajera. Si recién empiezas a trabajar viajando y no cuentas con muchos ahorros, inicia tu recorrido en ciudades en las que el costo de vida no sea tan elevado. Instalándote en un lugar en el que puedas vivir con poco dinero, tendrás un margen de movilidad y podrás darte el tiempo de aumentar tus ingresos de forma progresiva. Si en cambio apuestas por ciudades tradicionalmente costosas, como París, Nueva York o Londres, probablemente te resulte más difícil generar los ingresos para mantenerte con comodidad, al menos en los primeros tiempos.

La posibilidad de trabajar viajando no es una moda. Se trata de todo un estilo de vida que ha surgido de la mano de la modernidad, de los ordenadores, de Internet y los avances de la tecnología, cada vez más vertiginosos. La sociedad moderna se adapta a estos cambios y exigencias, proporcionando opciones que faciliten la comodidad y eficacia. Los espacios de coworking, con su mezcolanza de razas, colores y culturas en un mismo espacio, son la mejor muestra de que trabajar viajando es un sueño que cada vez más personas convierten en realidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.