La mayor de las Islas Baleares posee un alto potencial turístico que va más allá de su paisaje costero y sus infinitas aguas cristalinas. La mejor forma de adentrarte en la gran riqueza de su patrimonio cultural e histórico es planificar una ruta de una semana. Recurrir al alquiler de coche en Mallorca con ROIG te permitirá acceder a los puntos más interesantes de su geografía. Esta empresa se ha convertido en un referente y cuenta con un equipo de expertos especializados en los entornos Mallorca. A continuación te hablamos de tres de ellos, pero, por supuesto, ¡hay muchos más!

Lo que no puedes perderte en tu viaje a Mallorcamallocar lugares que ver

 

1. Palma de Mallorca: Historia, arte, gastronomía y ocio

El casco histórico de Palma está compuesto por una bonita red de callejuelas que esconden grandes reliquias. Desde impresionantes patios interiores ubicados en clásicas casas señoriales, hasta monumentos arquitectónicos como su catedral gótica, sus puertos y sus palacios reales. Por supuesto, otro de sus grandes valores añadidos es su impresionante paisaje litoral compuesto por una gran variedad de playas y calas, eso por no mencionar su irresistible gastronomía (¿has probado sus populares ensaimadas?).

Junto a este contexto de riqueza cultural y parajes por descubrir, Palma representa uno de los principales puntos de ebullición de las islas en lo que respecta al ocio. Desde la ciudad puedes acceder a un completo abanico de posibilidades que incluyen actividades y deportes acuáticos, inolvidables travesías en barco o divertidos locales nocturnos ubicados dentro del Paseo Marítimo.

2. Coves del Drach: Una reliquia de la naturaleza a pie de playa

Las Coves del Drach atraen cada año a millones de turistas. Esta formación natural compuesta por cuatro grandes cuevas se ubica en las proximidades de Porto Cristo. Sus orígenes se atribuyen al proceso de erosión provocado por el impacto de la lluvia a lo largo de millones de años. Cada formación se conecta con el resto y juntas albergan el lago Martel, un lago subterráneo en el que cada día se organizan inolvidables conciertos de música clásica.

Visitar las Coves del Drach es, además, una fantástica oportunidad para pasear por otros dos puntos clave situados en sus proximidades: Las Cuevas de Hams y la Torre del Serral dels Falcons, esta última erigida hacia el año 1577 como un punto de avistamiento de embarcaciones pirata.

3. Pollença: Uno de los pueblos con más encanto de su geografía

Ubicada en el noroeste de la isla, Pollença es uno de los pequeños pueblos de Mallorca que más atención acapara. Uno de sus grandes atractivos se sitúa dentro de su antiguo casco urbano. Pero, ¿qué places ofrece? Perderse a través de sus estrechas calles, visitar sus magníficos establecimientos de repostería para probar la magnífica ensaimada Ca’n Xim, o adentrarte en sus tiendas de artesanía. Además, merece la pena hacer una visita a su emblemática Plaza Mayor junto a la antigua iglesia datada en el siglo XVII, a ser posible durante un domingo, cuando alberga uno de los mercados más concurridos de toda la isla.

Por último, no puedes abandonar el pueblo sin recorrer los 365 escalones que llevan a El Calvari y desde los que podrás disfrutar de unas vistas de ensueño. Eso por no hablar de su Puente Romano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.