El turismo ha sido uno de los sectores económicos más afectados a nivel global por la pandemia producida por el coronavirus. Sus efectos se han sentido a nivel internacional de forma generalizada y en España de forma particular, un país que prácticamente vive del turismo. Los hoteles y demás establecimientos dedicados al ocio han tenido que hacer grandes esfuerzos para adaptarse a lo que se ha venido a llamar nueva realidad.

Es innegable que esta pandemia, en pleno siglo XXI, ha cambiado a la sociedad y sus costumbres. Es vital permanecer confinado y aislado para detener la propagación del virus, y pasará mucho tiempo hasta que la población vuelva a la normalidad. Esta reducción de los movimientos vendrá determinada por dos motivos fundamentales; las propias restricciones que imponen los distintos gobiernos y el miedo.

La crisis de movilidad afecta en gran medida al sector turístico, que está haciendo grandes esfuerzos por adaptarse a una situación que ha pillado a todos por sorpresa. De su poder de reacción y adaptación depende su supervivencia, con la implementación y aceleración de medidas que ya estaban sobre la mesa antes de esta crisis y la introducción de otras nuevas.

Algunas medidas que ya se venían implantando antes del covid

turismo post covid 19 2

La sociedad, en continua evolución, siempre avanza a buen ritmo gracias a la tecnología. Antes de la llegada del coronavirus, los hoteles y otros establecimientos ya estaban tomando medidas de modernización que en estos momentos se vuelven imprescindibles.

Un claro ejemplo es el de las cerraduras electrónicas. Con este equipamiento en los hoteles se evita tocar superficies cuando quiere entrar en la habitación o en las zonas comunes. Aunque, no se trata de una medida nueva, sí se está implantando a una mayor velocidad en los hoteles que no contaban con ellas para garantizar la seguridad de sus ocupantes, reduciendo las posibilidades de contagio.

Otra medida es la del pago con tarjeta o con el teléfono móvil. Ambos sistemas ya estaban vigentes, pero ahora son cada vez más comunes e incluso los pequeños establecimientos de restauración deben sumarse a ellos para garantizar al máximo el mínimo contacto.

Medidas post covid

Muchos son los destinos turísticos populares en España que han lanzado campañas para impulsar la recuperación del sector tras la crisis del coronavirus. Entre ellos se incluye la promoción virtual y, por supuesto, la formación y creación de nuevos protocolos de salud e higiene a los que obliga la pandemia. El objetivo es apostar por el sector turístico nacional hasta que los desplazamientos internacionales vuelvan a ser una realidad.

Entre las nuevas medidas que se deben seguir, en los hoteles y otros espacios de restauración, hay que señalar el uso de las zonas comunes, donde los clientes deberán mantener la distancia de seguridad, usar la mascarilla, sobre todo enlos espacios cerrados y lavarse las manos con frecuencia o hacer uso del gel hidrológico. Estos dispensadores deberán estar colocados en zonas visibles por todas las áreas comunes del hotel.

Reducción del aforo y aumento de la distancia

Para que sea posible mantener la distancia y garantizar la seguridad, se deberá reducir el aforo. Por otro lado, es necesario extremar las medidas de higiene y en cada una de las áreas de los hoteles y otros establecimientos turísticos, de ocio o restauración. Es obligación también de cada establecimiento garantizar la protección de sus empleados con el equipamiento necesario, entre otras medidas.

Actualización

Para atraer al turismo ante tanta incertidumbre, han tenido que actualizar las políticas de cancelación, ofreciendo, por ejemplo, la posibilidad de cancelación gratuita frente a restricciones locales, internacionales o por la suspensión de grandes eventos.

Así mismo, han tenido que adaptarse a sistemas más flexiblea con las horas de entrada y salidas, con el sistema de early check in y late check out, para evitar, en la medida de lo posible, que los huéspedes estén en la calle o zonas comunes haciendo tiempo.

Formación profesional

En relación a los comedores y populares buffet, se habré de adoptar un gran cambio para garantizar el cumplimiento de la normativa higiénico-sanitaria. En este sentido, se ha de realizar una fuerte apuesta en la formación de los empleados, la disminución de plazas en los comedores y los nuevos acuerdos con los proveedores sobre embalajes.

Los hoteles deberán apostar por el buffet asistido para evitar la manipulación y el contacto de los clientes con los alimentos que no van a consumir.

Adaptación y equipamientos

Se deberá llegar acuerdo con proveedores para optar por un uso intensivo y bio responsable de monodosis tapadas en alimentos calientes y fríos, por lo que estos envases deberán ser biodegradables para no aumentar la terrible huella ecológica que ya se venía dejando con el alto consumo de plásticos.

La sala de comedor deberá adaptarse para tener un mayor control de medidas higiénicas a la entrada y a la salida, así como reducir la cantidad de clientes que pueden comer al mismo tiempo.

Otro tipo de equipamiento en el que deberá invertir el sector turístico es el de las alfombras desinfectantes, ozonizadores, filtros HEPA o arcos con agua nebulizada con desinfectante, etc.

En definitiva, el turismo ha cambiado al igual que lo ha hecho toda la sociedad de la noche al día. A largo plazo es posible que los niveles de turismo se recuperen, pero los cambios que ha de realizar el sector para que su actividad sea posible y segura han venido para quedarse durante mucho tiempo. El covid ha supuesto un punto de inflexión, un antes y un después en la vida de todos, incluso puede marcar un cambio de paradigma a favor de la salud medioambiental.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.