Rascafría es un pueblecito desconocido y olvidado entre montañas, atravesado por un vivaz río, lleno de tranquilidad y rebosante de aire limpio. Nadie diría que a poco más de una hora en coche de la ajetreada Madrid se encuentra este precioso lugar. ¿Te apetece pasear conmigo?

Un paseo por Rascafría, Madrid

Pocos escogerían Madrid como destino si van en busca de tranquilidad, largos paseos relajantes y naturaleza. Sin embargo, sí escogerían Rascafría, municipio situado en el valle de Lozoya, zona noroeste de la Comunidad de Madrid. El pueblo es pequeñito, increíblemente acogedor y esconde dos auténticas maravillas: el Mirador de los Robledos, desde donde puede verse todo el pueblo y donde se puede descansar entre árboles, y el Monasterio del Paular, que fue declarado monumento Histórico Artístico Nacional.

Rascafría (3)Existen numerosas rutas y paseos, pero una de las más interesantes es aquella que cruza el valle desde el Monasterio del Paular hasta El Cuadrón, un pueblo vecino. En Las Presillas pueden conocerse y también «probarse» las piscinas naturales, ideales para un baño en pleno verano o para hacer una pequeña parada y disfrutar de las mejores vistas de las cumbres nevadas. Y, sin duda alguna, una de las zonas más interesantes es La Isla, donde la naturaleza es la única protagonista y lugar en el que se encuentra el ya nombrado Mirador de los Robledos. ¡Alucinante!

Rascafría (2)

Vistas desde el Mirador de los Robledos

Muy cerca se halla el Parque Nacional de Guadarrama, donde conviven hasta 93 especies diferentes de aves y donde puede disfrutarse, siempre con respeto, de la naturaleza más pura y hermosa. Si eres una amante de la naturaleza, este será tu lugar ideal. Un sitio para disfrutar del aire limpio, fresco y de unas vistas ideales. ¿Te imaginas la cantidad de maravillosas fotografías que puedes sacar aquí?

Rascafría (1)Y, finalmente, no puedes perderte la gastronomía de la zona. No se conoce realmente Rascafría hasta que no se le ha regalado al estómago las delicias de un auténtico asador madrileño y los platos tradicionales de la cocina serrana. Además de ir de tapas por las tabernas del pueblo, donde el buen vino y los pinchos serranos no pueden faltar. ¿Estás preparado para disfrutar al máximo de Madrid?

Y después de Rascafría, ¿qué tal si paseamos por otros bonitos pueblos de Madrid? No te pierdas la cantidad de lugares maravillosos que puedes visitar y descubrir.

Fotografías: Jaime PérezAntonio FernándezEduardo Gutierrez de Oliveicabezadeturco