Hoy mi espíritu viajero me lleva a recorrer los pasos del gran descubridor del nuevo mundo en uno de sus primeros viajes. ¿Te apetece acompañarme? Para esta aventura he elegido las Antillas Menores, en el mar del Caribe, atraída por su intrigante perfil montañoso cubierto de una espesa vegetación y su larga lengua de arena. Elige tú como llegar; o en crucero o en vuelo directo hacia la Isla de Santa Lucía.

Vieux Fort

Vieux Fort, al sur de Santa Lucia

Si te decides por llegar vía aérea aterrizarás en la parte sur de la isla, en el Viejo Forte, en el aeropuerto internacional de Hewanorra. Esta zona no se encuentra entre las más turísticas de este pequeño país insular, ex-colonia desde el 1979 cuando obtuvo su independencia de Inglaterra.

Mamiku Gardens

Cuesta creer que sea esta la zona menos turística pues, como puedes ver, tiene unas playas paradisíacas y unos jardines tan hermosos como este que ves aquí, el Jardín Mamiku, un precioso jardín botánico en el que puedes visitar la Hacienda Micoud y las plantaciones de Plátanos, antiguo motor del país.

Faro Chique

Antes de dirigirnos a la parte turística de la isla, detengámonos en el Faro Chique desde donde podrás obtener las mejores fotos panorámicas  de toda la isla y, para los amantes de los faros, es posible visitar su interior.

Castries Port

Castries

En la parte norte de la isla encontramos la ciudad de Castries, la más importante y más grande de todo el país que es también su capital, pues su puerto constituye un punto de conexión esencial del país con el resto de las Antillas y con el extranjero. Si decides venir vía marítima contratando un crucero será aquí donde desembarques.

Castries PalmsPara llegar a Castries desde Vieux Fort podemos coger un taxi-boat y hacer un recorrido por las playas de la lengua de arena. Algunas son de arena blanca, como la que ves en la foto, y otras de arena negra volcánica. En ellas se puede practicar vela, snorkeling e inmersión. Acercándote al monte Piton encontrarás la más bella barrera coralina e incluso restos de naufragios.

Basílica de la Inmaculada Concepción

Catedral de Castries

Una visita obligada, una vez estés en Castries, es la Catedral de la Inmaculada Concepción construida en 1.884 situada en el centro de la ciudad. De aspecto simple al externo guarda toda su belleza en su interior, se abre una amplia nave central de unos 60m de largo por 30 de alto toda en madera y con pinturas de vivos colores que decoran su muros.

Soufriere

Soufriere

Al suroeste de la Isla llegamos a los pies de los Montes Pitons, el emblema del País que ha servido para crear incluso su escudo. En esta pequeña población además de las playas increíbles podemos visitar el Jardín Botánico de Diamond, famoso por sus aguas termales, porque no debemos olvidar que esta impresionante isla es de origen volcánico.

Diamond Garden

¿Te imaginas darte un baño en esta cascada de agua termal? Y siguiendo en la selva caribeña de Soufriere, exploraremos los picos gemelos Pitons declarados Patrimonio de la Humanidad UNESCO en el 2004 como bien natural debido a su riqueza natural y animal, que se extiende por casi 3.000 hectáreas compuestas por los dos montes gemelos y el área marina que los rodea. En esta zona existe un tercer volcán llamado Qualibou, y en él existen manantiales de aguas sulfurosas muy apreciados por los turistas por sus propiedades beneficiosas para la piel.

Espero que nuestra visita a este pequeño país de las Antillas haya sido de tu agrado. ¡Compártelo con tus amigos y dejadnos vuestra opinión!

Imágenes: Chris De Bruyn, carol felton, address electrode, Patrick Stough, palestrina55, Andy Coe, Robert Cutts, Gabor Hajdufi, Jane Mitchell