¿Tienes un viaje pronto? Si es así, de seguro te has preguntado como moverte en el lugar de destino. Y es que al llegar a una ciudad que no conoces, el transporte presenta un reto. Así que, en esta ocasión, queremos recomendarte el uso del patinete eléctrico. Este se ha vuelto una ingeniosa novedad entre los viajeros, pues resulta más fácil, económico y amigable con el medioambiente. Además, es sencillo de llevar en tus viajes y en ciudades como Barcelona podrás encontrar donde arreglar pinchazo patinete eléctrico al momento. Con todas estas ventajas, no puedes dejar tu patinete en casa.

En los talleres especializados, encontrarás expertos que reparen pinchazos y arreglen las ruedas de todas las marcas y modelos de patinetes eléctricos. Si quieres conocer todos los beneficios que puedes tener durante los viajes, no dejes de leer. A continuación, te los contamos

¿Cuáles son las ventajas de viajar con un patinete eléctrico?

patinetes electricos viaje

Antes de comenzar, nos gustaría aclarar algunos temas con respecto a los patinetes eléctricos. Ten presente que no todas las aerolínea permiten llevarlos como equipaje, por lo que deberás consultar sus restricciones con anterioridad. Aparte de esto, viajar con tu patinete eléctrico es sencillo, pues no ocupa mucho espacio y podrás llevarlo contigo. Y bueno, si definitivamente no puedes llevar tu patinete o no tienes uno, recuerda que existen puntos de alquiler. Te recomendamos aprovecharlos para que disfrutes de todas sus ventajas durante tu estadía. Ahora si veamos por qué deberías hacerte con uno.

1. ¡Adiós atascos!

Ciudades tan majestuosas como Barcelona tiene mucho por ofrecer a los viajeros. Sin embargo, como sucede en todas las grandes ciudades, se suelen presentar atascos por el alto tráfico de vehículos. Esto siempre es molesto para cualquier persona, sobre todo para los viajeros que buscan aprovechar su tiempo al máximo.

Pero, con el patinete eléctrico, podrás evitarte las largas filas, para llegar prontamente a los puntos de tu interés. A esto cabe añadir que tampoco perderás tiempo buscando dónde aparcar, si es que viajas en coche.

2. La seguridad

Como ocurre con cualquier vehículo, los patinetes también disponen de sistemas de seguridad. Por ejemplo, incluyen neumáticos resistentes y robustos, aptos para un peso elevado; tienen un sistema de frenado tanto delantero como trasero. También poseen un excelente sistema de iluminación, entre otros mecanismos de seguridad.

De esta manera, podrás moverte en tu patinete con confianza. Incluso, si presentas algún problema, podrás acceder con tranquilidad a algún punto de recambios patinete eléctrico. En estos talleres especializados, un grupo de expertos reparará pinchazos y daños en las ruedas de todas las marcas y modelos de patinetes eléctricos. Además, encontrarás todo tipo de piezas y herramientas para realizar la reparación del patinete. De esta manera, sabrás que nada puede detener tu cronograma de viaje.

3. Completa autonomía

Otra gran ventaja de viajar con tu patinete eléctrico es que no estarás restringido a las rutas del transporte público o de las vías. Es decir que, si estás explorando una nueva ciudad y vez algún barrio, calle o local que llame tu atención, podrás desviarte y descubrir los secretos que no muchos viajeros encuentran.

Por otra parte, con los patinetes eléctricos, puedes recorrer hasta 20 kilómetros con una sola carga de su batería, lo cual supone un total de, aproximadamente, 130 minutos de uso continuo. Como ves, el patinete no es únicamente para distancias cortas, por lo que podrás disfrutarlo y avanzar según tu propia ruta e itinerario. 

4. Es más económico

No podíamos dejar por fuera esta genial ventaja de usar un patinete eléctrico en tu viaje. Pues, al contar con uno, no tendrás que pensar en comprar tickets por cada trayecto que realices.  Aunque en la mayoría de las ciudades el transporte público no suele ser muy caro, al pagar por cada trayecto el precio puede aumentar considerablemente. Además, ten presente que, como viajero, estarás moviéndote de lugar constantemente.

5. Cómodo y ecológico

Además de la comodidad de ir de un lugar a otro según tu preferencia, con un patinete eléctrico, vas tú solo, por lo que no tendrás que soportar muchedumbres. También puedes incorporar algún tipo de cesta en el que llevar tu mochila. De esta manera irás mucho más libre que en otro transporte tradicional.

Por otra parte, cabe añadir que es un transporte amigable con el medioambiente. A diferencia de los transportes tradicionales, los patinetes eléctricos no causan la expedición de gases contaminantes al ambiente. Su fuente de poder es un motor eléctrico que asegura libertad y velocidad sin tener que preocuparse por la emisión de gases tóxicos.

Como ves, existen múltiples razones por las que contar con un patinete eléctrico durante nuestros viajes. Ya sea que lleves el tuyo propio o que lo alquiles, recuerda que no solo tendrás grandes beneficios, también contarás con un medio de transporte seguro y ecológico… y, admitámoslo, es bastante divertido. Así te aseguras de una experiencia única.  Además, con los talleres profesionales que se especializan en el mantenimiento de los patinetes, no tendrá de qué preocuparte. Siempre estarás seguro de que tu patinete eléctrico te llevará a tu siguiente aventura. ¡Anímate a probarlo en tu siguiente viaje!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.