Si no habías oído hablar de Vicenza, prepárate porque vas a conocer una ciudad, sencillamente, magnífica. Una ciudad de palacios increíbles, de edificios maravillosos y calles llenas de encanto e historia ¿Quieres saber dónde se encuentra este tesoro? En la región italiana de Veneto, a apenas 60 kilómetros de Venecia.

Vista-Vicenza

Vicenza, la ciudad de los palacios

Hay un nombre ligado de manera indisoluble a Vicenza, es el de Andrea Palladio, uno de los grandes arquitectos del siglo XVI. Un arquitecto que “sembró” la ciudad y la región de magníficos edificios de formas elegantes y armoniosas.

Una de sus primeras y grandes obras en la ciudad está en la Plaza dei Signori, es la imponente Basílica Palladiana y su doble línea de pórticos de estilos dórico y jónico. ¿Quieres saber qué dijo de ella su propio creador? Tan seguro estaba de su obra que afirmó que soportaría la comparación con cualquier otra obra similar de la antigüedad. ¿A ti qué te parece? Lástima que el techo tuviera que ser restaurado después de sufrir los daños de un bombardeo.

Pizza-dei-Signori-Vicenza

Y junto a este magnífico edificio, sin salir de la plaza, se encuentran la torre Bissara, con 82 imponentes metros de altura; el monte de Piedad, un edificio del siglo XV de fachada barroca, y la logia del Capitán.

Hemos hecho un alto, para hablar de una plaza destacada de la ciudad. Ahora seguimos el recorrido marcado por la obra de Andrea Palladio. Nos detenemos, primer lugar, en el hermoso palacio Chierati, un bello edificio en el que, además, se pueden admirar frescos de Giovanni Battista Tiepolo.

Palacio-Chiericati-Vicenza

Nuestros pasos nos dirigen después al magnífico teatro Olímpico, que fue la última gran obra del genial arquitecto y, de hecho, no vio las obras acabadas. Se trata de un imponente edificio construido en madera y estuco que sigue el diseño de los antiguos teatros. El hemiciclo está coronado por una bella columnata, pero, si hay algo que sorprende son los efectos de perspectiva que crea su escenario.

Teatro-de-Vicenza

Ya en las afueras encontraremos la Villa Almerico Capra, conocida como la Rotonda. Se trata de una hermosa mansión de planta cuadrada, coronada por una cúpula. En sus laterales, además, los frontales de columnas nos recuerdan un templo antiguo.

Rotonda-de-Palladio-Vicenza

Y de esta mansión vamos a otra, obra también de Palladio. Es Villa Valmarana, conocida como la de “los enanos”, por las 17 estatuas que hay sobre su muralla. Un palacio con un pequeño tesoro en su interior: los frescos de Giambattista y Giandomenico Tiepolo, que evocan la vida de la cercana Venecia.

Villa-Valmarana-Vicenza

Pero no todo en Vicenza es obra de Pallazo. Ya hemos nombrado algunos monumentos destacados, pero no hay que olvidar tampoco su catedral, iniciada en el siglo XI, aunque ha sufrido numerosas ampliaciones y remodelaciones.

Y una construcción mucho más moderna pero también hermosa es el edificio de Correos y Telecomunicaciones, de estilo neoclásico, construido en 1932.

Monte-de-Pieta-Vicenza

Tampoco hay que perderse el “criptopórtico romano”, unas increíbles galerías subterráneas con las que se resolvieron los problemas de la pendiente del terreno de Vicenza y que sirvieron de base para algunos edificios.

Y una curiosidad, a Vicenza se le llama también la “ciudad dorada”, y no por los tesoros que guarda, sino porque es famosa por sus talleres de orfebrería y joyería.

Mágica y hermosa, así es Vicenza ¿Conocías esta ciudad?

Imágenes: andrea.dragoSebastià GiraltbarnyzTerry ClintonAugusto Mia BattagliaDavid NichollsBernard Blanc

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.