Para conocer una ciudad o un país se puede necesitar algo más que contemplar sus monumentos más emblemáticos, pasear por sus calles y disfrutar de su arquitectura más característica, visitar museos y degustar platos. ¿Estás planeando un viaje por tierras catalanas? Pues descubre cinco de sus tradiciones culturales y conócela un poco más y mejor.

1. Castellers

Con más de 200 años de tradición, los castellers o torres humanas es una de las tradiciones catalanas más conocidas. Decenas y centenas de personas de todas las edades se unen bajo el lema Força, equilibri, valor i seny (fuerza, equilibrio, valor y cordura) para levantar un castillo que puede llegar a tener hasta diez pisos sin ningún tipo de ayuda mecánica. Los castellers se agrupan en colles y cada una tiene un color que la identifica y un nombre que, a menudo, suele ser el de su población de origen.

Actuación de la colla castellera d’Esplugues.

Un castell básico está formado por una pinya, es la base de la torre y donde se agrupa más cantidad de personas; el tronc, la parte central y visible del castillo; y el pom de dalt, la parte superior.

2. Falcons

A principios del siglo XX, influenciados por los castellers, aparecieron los falcons. Éstos, a diferencia de los primeros, forman figuras estáticas pero simultáneas muy variadas con menos participantes y combinan la gimnasia, el deporte y la acrobacia. Los falcons le dan especial importancia a la coreografía y al aspecto dinámico, también están formados por colles y, cada una, tiene también su color.

Actuación de falcons en Llorenç de Penedès, Tarragona.

Actuación de falcons en Llorenç de Penedès, Tarragona.

3. La sardana

Es una danza en la que no es necesario un número concreto de bailarines, se lleva a cabo en grupo y en círculo. Tiene dos pasos principales, el curt (corto) y el llarg (largo), y la sucesión de estos pasos forma la tirada.

Sardanas

Actuación de sardanas en Sitges.

Existen diferentes tipos: sardana de concert, más apropiada para el concierto que para ser bailada; sardana coral, puede ser cantada; sardana obligada, uno de los instrumentos musicales destaca más que los otros; sardana revessa, puede verse sobre todo en los concursos porque el compositor hace que sea más complicada la distinción entre pasos curts y llargs y esto la hace más difícil de bailar; sardana de germanor, suele bailarse al final de una fiesta o concurso; y sardana de punt lliure, donde se introducen juegos de pies pero sin abandonar el compás y el círculo.

4. Ball de bastons

El baile de los bastones, conocido como ball de bastons, es una danza popular muy antigua extendida por Cataluña, Valencia y Aragón.

El elemento principal en esta danza son los dos bastones de madera que lleva cada bailarín. Los danzantes, colocados en hileras de cuatro, van golpeando sus bastones durante todo el baile de diferentes maneras: entre compañeros, por debajo de las piernas, mientras saltan o también contra el suelo.

Actuación de ball de bastons.

5. Correfocs

Los correfocs es una tradición cultural popular catalana, balear y valenciana que tiene sus orígenes en el ball de diables (baile de diablos).

Un grupo de personas, normalmente disfrazadas de demonios, corretean por las calles de la ciudad bailando y saltando entre fuegos artificiales. Es una especie de juego en la que los espectadores también pueden participar, aunque hay colles que llevan a cabo espectáculos mucho más elaborados y en los que no está permitida la participación del público.

Correfocs

Correfocs en Torredembarra.

Hay diferentes tipos de correfocs: con carro, cuando los fuegos artificiales están en un carro; y con saca individual, cuando cada diablo lleva su pirotecnia.

Ahora que conoces estas cinco tradiciones culturales catalanas, anímate a vivirlas. O si quieres seguir conociendo Cataluña, anímate con la Barcelona más cinematográfica.

Imágenes: Gustave DeghilageCastellers d’EspluguescalafellvaloFèlixGP