Es uno de los lugares con más encanto de Escocia, una ciudad cargada de historia y envuelta en leyendas. Una ciudad de calles de otra época y edificios vetustos. Edimburgo es especial en cada uno de sus rincones ¿Necesitas motivos para animarte a visitarla? Aquí tienes solo algunos.

6 razones para visitar Edimburgo

1. Recorrer un castillo de cuento

Castillo de Edimburgo

Situado en lo alto de una formación volcánica, el castillo de Edimburgo vigila la ciudad desde el siglo XII. En él nacieron y murieron reyes y personajes destacados de la historia escocesa y fue escenario de duras batallas.

En él se guardan los llamados “Honores de Escocia”, es decir, la corona, el cetro y la espada con los que se coronaba a los reyes escoceses. Y aquí se encuentra la Piedra del Destino, relacionada también con las coronaciones y de un gran simbolismo.

¿Quieres conocer alguna curiosidad? En el Gran Salón hay una pequeña abertura oculta ¿Por qué? Porque escondido al otro lado de la pared el rey Jacobo IV podía enterarse de lo que ocurría en la sala cuando él no estaba. Otro dato singular es que desde 1861 a la una en punto de cada día se dispara un cañón y todo comenzó como una manera de marcar la hora para ajustar los relojes.

2. Disfrutar de unas vistas mágicas

Calton Hill en Edimburgo

Si de algo puede presumir Edimburgo es de tener unos miradores espectaculares. El castillo es uno de ellos, pero hay otros desde los que también disfrutarás de imágenes inolvidables. En la colina de Calton Hill tendrás otra panorámica preciosa de la ciudad, casi onírica si la disfrutas al atardecer. Y, además, podrás contemplar algunos curiosos monumentos de inspiración clásica: el Nelson Monument y el inacabado National Monument.

Y si te apetece caminar o disfrutar de un lugar de lo más idílico, acércate al Asiento de Arturo. Desde lo alto de este antiguo volcán tendrás ante ti las más fantásticas vistas de Edimburgo.

3. Viajar a otras épocas

Royal Mile en Edimburgo

Pasear por la zona histórica de Edimburgo te hará retroceder en el tiempo. Sobre todo la arteria principal de la ciudad, la Royal Mile, con sus edificios de piedra, sus callejones y sus patios. La parte más cercana al castillo es, de hecho, la zona más antigua de la ciudad.

No te pierdas la catedral de St. Giles, con su cúpula en forma de corona. Y tampoco Mercat Cross, el lugar donde se celebraban los mercados y se anunciaban las coronaciones. Muy diferente es Victoria Street, con sus casas de colores.

4. Sentirte como un rey

Palacio de Holyrood en Edimburgo

El palacio de Holyrood es uno de los tesoros de Edimburgo. Aquí han residido reyes y reinas de Escocia desde la Edad Media y es la residencia real de la reina Isabel II cuando viaja al país. Un palacio soberbio lleno de túneles y sótanos y una fantástica decoración barroca en sus salones principales. Pasear por su Gran Galería o contemplar la habitación real te hará soñar, seguro.

Pero no solo en el palacio podrás sentirte como un rey, también visitando el Britannia. Y es que el yate real británico, después de casi mil viajes oficiales, acabó amarrado en el puerto de Leith. Allí se puede visitar y ver sus magníficos salones, el camarote de la reina e incluso la sala de máquinas

5. Buscar la inspiración y la suerte

The Elephant House en Edimburgo

Si lo tuyo es la escritura y las musas son esquivas, puedes tomar un café en The Elephant House. Tal vez la inspiración no llegue, pero al menos conocerás el lugar donde J.K. Rowling ideó las aventuras del mago más famoso de la literatura contemporánea y del cine.

Y si lo que necesitas es inspiración y buena suerte en los estudios, entonces debes fijarte bien en el paseo por la Royal Mile. Allí hay una estatua del filósofo David Hume. Dicen las historias que tocarle el dedo gordo del pie trae suerte en los exámenes. Se supone que en el éxito académico el esfuerzo tiene mucho que ver, pero nunca está de más que lo acompañe un poco de buena suerte ¿No crees?

6. Conocer cómo se elabora el whisky

Museo del Whisky de EdimburgoTal vez no seas muy aficionado a la bebida típica de Escocia, pero siempre resulta curioso conocer cómo se elabora y cuántos tipos hay, muchos más de los que imaginas, seguro. En Edimburgo puedes visitar la Scotch Whisky Experience, donde podrás conocerlo todo de este licor y ver la colección privada más grande del mundo de auténtico whisky escocés.

Son solo seis razones para visitar Edimburgo, pero hay muchas otras. No te las desvelamos, lo mejor es que visites la ciudad y las descubras por ti mismo. Y, si tienes tiempo, no dejes de conocer algunos de los fantásticos castillos de Escocia ¡Te encantarán!

Imágenes: Moyan BrennKyle TaylorIan Stannard, Andy Smith.

Dejar respuesta