Si viajas a Líbano, existen como en todo destino, lugares y cosas que no puedes perderte porque son demasiado propias e importantes en el destino. En este caso estamos hablando de la ciudad de Anjar ¿has escuchado de ella? ¡Vamos a darle un vistazo!

Anjar, ciudad de ruinas e historia

01

Se trata de una antigua ciudad omeya, es decir que pertenece a un linaje árabe, cuyo poder lo ejercía un califa, primero en Damasco (Siria) y luego en al-Ándalus (España). Esta dinastía terminó en el año 750 d.C y el nombre “omeya” proviene de un antepasado de la familia llamado Umayya.

Anjar se encuentra ubicada en el valle de la Becá, una fértil depresión localizada en el este del Líbano a 30 kilómetros de Beirut, la capital libanesa. Se rodea de las cordilleras del Líbano y las del Antilíbano, por lo que los paisajes son muy hermosos.

Ruined stoned windows of the Great Palace, in the Umayyad city of Anjar, Lebanon

La ciudad también es conocida como Haouch Moussa y en 1984 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco por su importante contribución al arte bizantino y el arte árabe; las ruinas son únicas y además datan de un solo periodo histórico; el Umayyad, el cual es más o menos reciente pues data de principios del siglo VIII. La inclusión en la lista de la Unesco ha incrementado el turismo en la zona, pese a que siempre ha tenido una gran afluencia de turistas. Anjar es uno de los sitios arqueológicos más importantes del país.

02

Actualmente Anjar cuenta con una población de 5500 habitantes, los cuales son descendientes de los armenios que huyeron de Turquía escapando del genocidio armenio que se dio en 1915.

¿Sabías que en el mundo no hay muchos lugares que reflejen la historia árabe? Anjar es uno de ellos y es por eso es tan reconocida. Se dice que la ciudad fue importante por algún tiempo pero después fue abandonada, lo que no sucedió en otros lugares arqueológicos que continuaron siendo habitados por siglos.

04

Las ruinas están ubicadas en un área que encierra un cuadrado de dimensiones casi perfectas y a su alrededor se encuentran las tierras más fértiles del país, las cuales poseen también bellos manantiales naturales.

¿Que te parece este destino? Anímate y descubre el Líbano, y si te gustan las ruinas no dejes de ver Las misteriosas ruinas de Guyaju ¡impresionante! Sigue viajando con nosotros y descubre muchos más lugares y ¡aventuras! ¡Nos vamos de viaje!

Imágenes: DAVID HOLTSteven DamronEusebius@Commonscwirtanen.