Benarés, también conocida como Varanasi, es unas de las siete ciudades sagradas del hinduismo, el budismo y el janismo. Se sitúa a orillas del río Ganges, lugar donde diariamente miles de visitantes buscan bañarse en sus aguas. ¿Quieres conocer más acerca de esta ciudad sagrada?

Benarés, la ciudad sagrada de Shivá

01

La ciudad se encuentra en el estado de Uttar Pradesh en India. Su nombre antiguo es Kashí, cuyo significado es “la espléndida”.

Según la leyenda, fue el mismo dios Shivá quien fundó la ciudad en el año 3.100 a.C. Esta fue un centro religioso, artístico y educativo mencionado en muchas escrituras sagradas y también fue un importante punto comercial e industrial por sus telas de seda, perfumes y esculturas.

La ciudad sobrevivió a dos ataques bastante grandes: el de las tropas provenientes de Afganistán y el del emperador mongol Aurangzeb. Pero, perdió muchos templos y estructuras importantes.

02

La ciudad es muy conocida por el río Ganges y los locales y turistas madrugan para bañarse en sus aguas, pues estas “son Dios”. Se dice que bañarse aquí purifica  el alma y elimina los pecados, ya que permite el contacto directo con Dios. Tras un ritual al dios sol Surya, comienza el baño. Todos los hinduistas deben realizar una visita al río al menos una vez en su vida, aunque los niveles de contaminación del río son bastante altos y más aún en la actualidad. ¿Tú tomarías un baño?

Algo curioso de la ciudad es que se dice que si uno muere allí, no volverá a reencarnar. Es por esto por lo que muchas personas esperan morir aquí, junto al río. Incluso hay muchos albergues que reciben moribundos y enfermos. Un poco sombrío, ¿no crees?

04

Entre los principales destinos a este peregrinaje están los ghats, que son las escaleras de piedra que descienden hasta el río. Los más importantes son los ghats de Mani Karnika y Harischandra. Aquí no se pueden tomar fotos, ya que es considerado un acto de mala educación.  Algunos de estos son crematorios que trabajan las 24 horas del día, un espectáculo bastante extraño.

03

También se encuentra el hermoso Templo Dorado, realmente fascinante a los ojos. Está dedicado al dios Shivá y es uno de los lugares más sagrados de la ciudad.

La Mezquita de Gyanvapi fue construida en el siglo XVIII por el emperador Aurangzeb, quien había saqueado la ciudad, ¿lo recuerdas? Él construyó esta mezquita sobre un templo hinduista. Solo es posible apreciarla desde fuera, pues solo pueden entrar musulmanes. Aun así, es un punto casi obligatorio en la visita a la ciudad.

05

Hay que admitir que este destino tal vez no es para todo el mundo, pues es algo caótico e inusual, pero sin duda tiene su encanto. ¿Te gustaría conocerlo?

No dejes de ver El Templo del loto en India ¡Hermoso!

Imágenes: Paul Simpsonsandeepachetan.com travel photographyDaniel PERRIESAndrea SantoniEmiliana Borruto.