No solo la cultura de estonia es maravillosa, sino también su gastronomía. Así como varios viajeros la eligen como destino, son numerosos los comensales que van aprobar las sorpresas de la cocina de Estonia. Los rasgos originales de su cultura sobreviven en su folclore y en algunos platos de toda la comida típica Estonia. Y es que este país, junto a Lituania y Letonia, son conocidos por haber recibido muchísimas invasiones a lo largo de toda su historia. Las presencias de estos otros pueblos han influido en la cocina estonia. Por ello encontrarás en los platos estonios una fuerte presencia de la tradición rusa, alemana y escandinava. En esta selección de El Viajero Feliz nos hemos asegurado de presentarte tanto platos muy originarios de su cultura, como aquellos que aunque típicos tienen influencias externas.

Comida típica de Estonia: introducción a su gastronomía

Muchos de los platos típicos de Estonia son ricos en frutos silvestres y setas. Pero esto no siempre ha sido así pues las setas pasaron a ser parte de la dieta estonia apenas en el siglo XX. Otros platos de la comida típica de Estonia involucran la leche y sus derivados pero con un sabor ligeramente ácido: por ejemplo, el suero, la nata y la mantequilla fermentada. Te darás cuenta que su comida nacional más conocida es la verivorst, una morcilla con una preparación e ingredientes que varían a la manera estonia. Aunque este embutido es popular y representativo, es comido sobre todo en invierno, específicamente la noche antes de Navidad. El pescado también es un ingrediente muy importante de la dieta estonia; estos vienen del mar Báltico y de los muchos ríos y lagos del país. Antes del siglo XIX se utilizaba en la mayoría de platos el nabo y la rutubaga; hoy la patata es un ingrediente importantísimo de la cocina estonia.

Platos imprescindibles de Estonia

1. Mulgikapsad

Mulgikapsad | comida típica de Estonia

Uno de los ingredientes muy utilizados en la comida típica de Estonia es la col agria. En el caso de la mulgikapsad  la col agria es un ingrediente protagonista. Se trata de un plato de cerdo con col agria y patatas hervidas. Su preparación es muy sencilla. Solamente se pone en una olla col, carne y cebada perlada; todo esto se deja cocer hasta que está tierno. Las patatas se cocinan aparte y se sirven como un acompañamiento. Dato interesante sobre un ingrediente de este plato: la cebada se ha cultivado en este territorio por más de 4 mil años, lo que la hace un ingrediente apreciado por los locales. Es común que en los restaurantes también te sirvan el plato con pan de centeno. ¿Con que bebida acompañar el mulgikapsad? Si quieres tener una experiencia tradicional y genuina pide un poco de leche fermentada como bebida.

2. Pirukas

Pirukas | comida típica de Estonia

Seguramente habrás escuchado y hasta comida Pirukas pues el snack se ha internacionalizado y hoy lo consigues en gran parte de Europa. Si queremos entenderlo sin conocerlo habría que decir que es un pastel de carne hecho a la estonia. Digamos que el giro dado por la cocina de Estonia a este pastel es el agregarle cebollas y huevos. Los estonios suelen preparar diversas y deliciosas clases de platos para la noche antes de Navidad, es uno de los días que mejor se come en el país. Este es el caso de las Pirukas, que aunque se comen durante todo el año, son infaltables en las mesas de las familias estonias durante la nochebuena.

3. Silgusoust

Silgusoust | comida típica de Estonia

Un plato con tocino, crema y pez es sobretodo posible en las mezclas de la comida típica de Estonia. Este es el caso del silgusoust, un plato estonio donde el protagonista es un espadín del mar báltico, una especie de arenque, cercano al conocido en España pero más pequeño. La crema utilizada es, por supuesto, agria, pues como te hemos contado, los estonio no suelen probar un lácteo sin que este tenga un toque ácido. El tocino primero es frito sobre su propia grasa, y en esta se prepara el plato sin necesidad de otra clase de aceites.

4. Sült

Sült | comida típica de Estonia

Solo en esta zona de Europa verás cómo te sirven una especie de flan que resulta siendo un plato de carne de cerdo. Sí, la forma que toma el sült estonio es la de un flan, pero se trata de un plato de carne de cerdo cocinada en una mermelada especial. Esta es hecha con espliego una planta local que si quisiéramos entenderla deberíamos decir que se parece a la lavanda. El plato suele decorarse con zanahorias o perejil. Se utilizan patas y chuletas de cerdo aunque bien se pueden utilizar de ternera. Esta es cocinada hasta que se despega de los huesos y puede ser desmechada. Los condimentos no son más que pimienta, sal y vinagre blanco.

5. Suitsülohe

Suitsülohe | comida típica de Estonia

Te dijimos que en la comida típica de Estonia aparecen y reaparecen los platos con pescado, pues este es uno de los mejores: el suitsülohe. Estamos hablando de un rico plato de salmón ahumado a la estonia. Es un plato muy popular entre los habitantes del país por lo que es común encontrarlo en las cartas de sus restaurantes. Es más, también se trata de un plato muy sencillo; por ello, si lo que quieres es preparar algo de comida estonia, este sería uno de los platos indicados. Se cuenta que este plato era cocinado por los antiguos pescadores de los ríos del país a sus orillas y sobre leña seca y superficies de metal medianas: hoy se come sobre pan y mantequilla agria.

6. Verivorst

Verivorst |comida típica de Estonia

Si vas a Estonia y no pruebas una de estas morcillas tradicionales, has dejado pasar una parte muy importante de su cultura gastronómica. Los estonios la aman, no solo la comen durante todo el año, sino que en la cena de nochebuena no puede faltar. Esta morcilla es asada junto a pedazos de cerdo y patatas. ¿Qué sabores te encontraras en esta salchicha? ajo, mejorana, pimienta de Jamaica, y, por supuesto: sangre. Seguro sabrás que todos estos ingredientes son cocinados dentro del intestino del cerdo. Cuando esté lista asegúrate de acompañarla con mantequilla fermentada, crema agria y chucrut: sí, los estonio tienen el paladar muy ácido. Si lo quieres acompañar con alguna salsa que no esté fermentada, pero aún así lo quieres a la manera tradicional, seguro encontrarás una compota de arandanos rojos que generalmente se sirve junto  a la morcilla.

7. Forell

Forell

En este punto debemos decir que según un rumor de la última década, la cocina estonia es sencilla. No compartimos del todo esta afirmación, aquí en El Viajero Feliz, pues como has visto, la preparación de una morcilla, un flan de cerdo y hasta un plato de arenque con tocino no es para nada sencilla. Sin embargo, hay otros platos que sí son muy sencillos aunque deliciosos y muy tradicionales. Este es el caso del Forell, un plato de trucha ahumada a la estonia. No te sorprenderás de saber que se sirve con crema agria, chucrut y patata.

8. Seljanka

Seljanka

Esta sopa va de la mano con una de las celebraciones más importantes de los estonios, y no, no es la navidad, sino la celebración de tradición pagana del solsticio de verano. Para el 23 y el 24 de junio se presentan las fiestas más importantes del calendario estonio, que además de ser antiguamente dedicadas al solsticio, desde el siglo pasado se fusionaron a la celebración de la victoria en su independencia de Alemania. El caso es que en esta noche se juega, se festeja, se disfruta, se come y se ríe. Son las 10 de la noche y aún hay luz en el país hasta para leer un libro. Al día siguiente, después de tanto festejo, los estonio preparan el sejanka una sopa para recuperar fuerzas. Como es de esperar, es una sopa agridulce con tomate, cebolla, pepino fermentado, condimentos y carnes.

9. Kiluvoileib

Kiluvoileib

¿Has comido algún Sandwich abierto o de una cara? Sí, se trata de estos panes que llevan como toping carnes, verduras o huevo, y a los que solo les faltaría otro pan para ser un sandwich tradicional. Pues este es el caso del Kiluvoileib, un emparedado propio de la comida tradicional de Estonia. El pan no solo es untado con mantequilla sino que también se utiliza munavoi una mezcla de huevo y leche fermentada. Sobre el pan tienes varios filetes pequeños o arenques que se complementan con huevos cocidos o cebollas verdes. También es común encontrar verduras frescas con el emparedado. Aunque se suele servir en ocasiones festivas, seguro lo encuentras en restaurantes locales.

10. Kisell

Kisell

Así como con la comida, esta entrada de comida típica de Estonia también la cerraremos con un postre: el Kissel estonio. Este plato de fruta viscosa es una especie de jugo endulzado con bayas, moras y otros frutos rojos. Además, para tener una consistencia menos liquida se le agrega almidón de maíz, de papa o arruruz. En ocasiones lo encuentras preparado con vino tinto: es nuestro favorito pues le da una terminación más seca. Si conoces de comida de Alemania del norte, seguro se te parecerá al Rote Grütze, un postre de frutos rojos con una historia muy antigua.

Y, bueno, hasta acá ha llegado nuestra selección de comida típica de Estonia. Esperamos que te haya gustado y que te atrevas a viajar a este hermoso territorio y conocer su particular cocina. Es más, te dejamos esta entrada de Ciudades de Estonia para que no sea un viaje completo en gastronomía y el resto de la cultura. Antes de que abandones esta entrada queremos invitarte a dejar tus aportes y opiniones en la sección inferior de comentarios. ¿Conoces Estonia? ¿Has probado sus platos típicos? ¿Añadirías otro a esta selección?