Viajamos porque no podemos dejar de movernos, porque cada rincón del mundo nos llama. Viajamos para conocer, para experimentar cosas nuevas, viajamos para refrescarnos la vida. Y también viajamos para probar nuevas cosas, olores que no sabíamos que existían, texturas que se deshacen en nuestra boca mágicamente, sabores que nos deslumbran el paladar. Sí, viajamos para probar, para enriquecer nuestro catálogo de experiencia, para vivir por un tiempo tal y como viven esos otros que muchas veces nos parecen tan ajenos, pero que al final descubrimos tan cercanos. Es por eso que en El Viajero Feliz no solo nos concentramos en buscar los mejores destinos para nuestros viajeros, sino que también investigamos acerca de cómo aprovechar al máximo esos destinos. Por ejemplo, una manera de sacarle el máximo provecho a un viaje es el de conocer a profundidad la gastronomía local, y eso por ello que hemos decidido hacer este artículo sobre la comida típica de Praga, para que te animes a conocer todos los platillos que debes probar si decides visitar este hermoso país. ¿Te animarías a probarlos todos? Acompáñanos en este artículo para que los descubras.

Comida típica de Praga: introducción a su gastronomía

Praga es la ciudad más grande, más importante y la capital de República Checa, y como tal es también uno de sus principales centros gastronómicos. Por la historia de esta ciudad y de este país, la cocina de Praga se ha visto muy influenciada por los sabores del sudeste de Alemania, así como por la gastronomía austriaca. Además, por supuesto, la cocina de esta ciudad se ve muy influenciada por los alimentos propios de la región, como las frutas del campo, las verduras, distintos frutos del bosque, las setas, el pescado y la carne de caza. En particular, los alimentos que más suelen resaltar en los platillos de Praga son los productos que provienen de los campos cultivados, y que enriquecen la cocina local de una manera maravillosa. El cerdo también es muy habitual en sus platillos, así como el ganso, el pato y el conejo. En resumen, la gastronomía de República Checa y de Praga es muy variada, y también rica en su diversidad y sus múltiples sabores. ¿Te atreverías a probar los distintos platillos que tiene para ofrecer? Acompáñanos a conocer estos platos imprescindibles de la comida típica de Praga.

Platos imprescindibles de Praga

La comida típica de República Checa y, específicamente, de Praga es rica y variada, y da para cualquier ocasión. Desayuno, almuerzo, merienda o cena, en Praga tienen un plato para cada ocasión. Aunque no suelen frecuentar el pescado, durante la época navideña este tipo de carne se convierte en parte fundamental de la mesa. No obstante, la mayor riqueza de esta comida es la diversas variedad de presentaciones que tienen para las carnes rojas y las blancas, sobre todo la carne de res, la de cerdo y el pollo. En todo caso, la mejor manera de probar todos estos platillos que estamos por conocer es en su lugar de origen, y aunque puedes conseguir la receta de cualquiera de estos platos en internet, desde aquí te aupamos a que busques la oportunidad de conocer este hermoso país para que pruebes en su lugar de origen todos estos deliciosos platillos. Ahora sí, vamos a conocerlos 10 platos imprescindibles de la gastronomía de Praga.

1. Ceská bramborová

Ceská bramborová

Si vamos a hablar de la comida tradicional de Praga y de República Checa, entonces tenemos que empezar por hablarte del Ceská Bramborová, una sopa tradicional de la región que no puede faltar cada tanto en la mesa de los comensales de esta hermosa urbe. Esta sopa, una de las más típicas del país, se hace con papas y setas, y que viene a complementarse con carne de ternera. Aunque existe una receta tradicional para esta sopa, la verdad es que en las distintas regiones de República Checa suelen preparar esta sopa de maneras distintas, por lo cual este es uno de los platillos que podrás probar una y otra vez sin aburrirte.

2. Kulajda

Comida típica de Praga, Kulajda

La Kulajda es también una de las curiosidades de Praga que casi se ha convertido en un platillo nacional. Se trata de otra de las sopas que forman parte de la comida típica de Praga, la cual también lleva setas entre sus ingredientes. A diferencia del Ceská Bramborová, la Kulajda se prepara con Se elabora con leche agria, puré de patata, setas y aromatizada con eneldo, y en muchos lugares se la conoce como sopa de eneldo. En algunos restaurantes de Praga puedes conseguir una versión distinta de esta misma sopa la cual se elabora con leche agria, patatas, eneldo  y huevo duro. Se trata de una sopa que se sirve caliente, tiene una textura espesa y un ligero toque ácido que te encantará.

3. Zelnacka

Zelnacka

Ya vamos por el tercer lugar de nuestra lista de platillos que no puedes dejar de probar si visitas Praga y, debemos señalarlo, seguimos con las sopas. Esta vez le tocó el turno al Zelnacka, otra de las sopas tradicionales de la región. El Zelnacka es una sopa de col fermentada que se prepara sobre todo durante la época navideña, pero no de forma exclusiva. Aunque las recetas de esta sopas varían según el lugar donde la pruebes, en casi cualquier lugar el ingrediente principal de esta sopa es el pimenton. Se trata de una sopa espesa y con un ligero toque agridulce, y, en manos de un buen cocinero, es uno de los mejores platillos que puedes probar de la comida típica de Praga.

4. Vepřo knedlo zelo

Comida típica de Praga, Vepřo knedlo zelo

El nombre es un poco complicado, ¿no? No obstante, el Vepřo knedlo zelo no es más (ni menos) que dorado de cerdo con una sazón bastante particular. Como es de suponerse, esta es una de las comidas más populares de la gastronomía de Praga, y es que, ¿a quién no le gusta un buen pedazo de cerdo? Este es uno de los platillos que la gastronomía de República Checa ha adoptado de sus países vecinos. No obstante, si bien no es exactamente originario de este país, es aquí donde este plato cobra un sabor especial. Uno de los platos que no puedes dejar de probar si te animas a visitar esta hermosa ciudad.

5. Goulash

Goulash

Originario de Europa del Este y especialmente de Hungría, el Goulash es uno de los platillos que le han dado la vuelta al mundo y que Praga a adoptado como propios. Se trata de un plato especiado, elaborado principalmente con carne, cebollas, pimiento y pimentón. Aunque en algunos lugares lo preparen más bien como un estofado, en Praga puedes probar una versión con sopa de este platillo. Se trata, además, de una de las comidas más tradicionales de la región, sobre todo porque el Goulash es accesible a todos, ya que es un plato sencillo de preparar y, sobre todo, económico. No obstante, esto no impide que lo puedas conseguir en casi cualquier restaurante de esta ciudad, ya que es también uno de los platillos más populares de la comida típica de Praga.

6. Smazeny syr

Comida típica de Praga, Smazeny syr

Este platillo checo a base de queso es otras de las especialidades de la gastronomía de Praga. Este platillo se centra en una rebanada de queso que es puesta a freír. Dicho así suena simple, pero este plato es un poco más elaborado que eso. Consiste en una rebanada de queso, por lo general Edam, de alrededor de 15 mm de espesor, cubierta sucesivamente con harina, huevo y pan rallado para después freírla en sartén o freidora y que, finalmente, suele servirse acompañada con pan o algún otro complemento. A pesar de ser un plato relativamente sencillo, es también uno de los más populares de la cocina checa, e incluso la puedes encontrar en los restaurantes de comida rápida de Praga.

7. Knuckle

Knuckle

El Knuckle es un nudillo de cerdo cocinado de una forma particular que hace que este trozo de carne se deshaga en nuestra boca como si se tratara de un algodón de azúcar. No obstante, la piel de los nudillos de cerdo siempre quedan crujientes, lo que hace que haya un importante contraste no solo de sabores, sino también de texturas. Sin lugar a dudas, se trata de una de las mayores exquisiteces de la comida típica de Praga. También existe la versión ahumada de este platillo, la cual te recomendamos especialmente. Sea como fuere, es uno de los platos que no puedes dejar de probar si visitas Praga, una de las ciudades más hermosas del mundo.

8. Bramboraky

Comida típica de Praga, Bramboraky

El Bramboraky es un tipo bastante particular de panqueque hecho de papa. Hay muchas versiones de este platillo y algiunas de ellas incluyen puré de manzana u otros ingredientes particulares que le dan un sabor especial, pero en esencia este plato de la comida típica de Praga es un panqueque con base de papa que es freído antes de servirse. Al servirse, suelen cubrirse con una gran cantidad de condimentos que van desde lo salado, pasando por lo agrio, hasta lo dulce, de manera que puedes probar este plato una y otra vez hasta que descubras cual es tu condimento favorito. Algunas versiones regionales se mezclan en masa, chucrut o carne ahumada en rodajas.

9. Schnitzel

Schnitzel

El Schnitzel es uno de los platos más famosos de la cocina austriaca que ha sido adoptado por la gastronomía de República Checa. Se trata de una lonja fina de carne de ternera que es ablandada con un mazo, y que luego se pasa por huevo, harina y pan rallado, tras lo cual se pasa por el sartén. El pan rallado se sazona a veces con pimienta negra recién molida. Una versión popular del Wiener Schnitzel es la que se prepara de igual manera pero con carne de cerdo.

10. Kôprová Omáčka

Kôprová Omáčka

Ya estamos por cerrar con nuestro artículo sobre la comida típica de Praga, pero antes de cerrar tenemos que hablarte un poco del Kôprová Omáčka. Se trata de una salsa de eneldo con albóndigas muy popular entre la cocina de Praga y que no podrás dejar de probar si te decides a visitar esta hermosa ciudad.

¿Qué te ha parecido nuestro artículo sobre la comida típica de Praga? ¿Te gustaría viajar hasta República Checa para probar estos deliciosos platos? Y, ¿conoces algún otro plato de la región que debamos incluir en nuestra lista? Déjanos tu opinión en los comentarios, ¡estaremos deseando leerte!