Hoy nos vamos a Centroamérica, más concretamente a Costa Rica, tierra que como su nombre indica nos ofrece una cantidad increíble de parajes naturales dignos de visitar. Uno de ellos es el Parque nacional Volcán Arenal, un destino turístico bastante famoso por ser la sede de uno de los volcanes más activos de las últimas décadas.

Volcán Arenal

El Parque nacional de Volcán Arenal está situado al norte de Costa Rica, en la cordillera de Tilarán. Por supuesto es uno de esos lugares a los que es imprescindible ir si visitamos el país centroamericano. Y no nos va a defraudar. Más de 12.000 hectáreas de naturaleza con abundante vegetación y fauna.

Volcán Arenal

Si tenemos suerte nos podremos encontrar con un mono carablanca, un mono congo o un mono colorado. También podemos ver en un día afortunado al perezoso y al coatí. Todo ello teniendo suerte claro. Si tenemos mala suerte quizá nos demos de cruces con el temido jaguar, algo que ni los más aventureros podrían recordar como una bonita experiencia. En cuanto a pájaros, los colibrís, los quetzales y los loros están por doquier, por lo que seguramente podamos hacer muy buenas fotos.

Volcán Arenal

El Volcán Arenal

Pero el rey del parque es el volcán que le da nombre. Además, tiene una historia bastante curiosa que denota la falta de respeto que a veces tenemos por la naturaleza. A pesar de que había leyendas e historias que identificaban esta montaña como un volcán, hasta 1968 se dudaba de si esto era cierto o no. De hecho, se le cambió el nombre y se le llamó Cerro Arenal. Pues bien, el 29 de julio de ese mismo año, el Volcán Arenal, quizá herido en su orgullo por la degradación, explotó abriendo tres cráteres y matando a 87 personas.

Volcán Arenal

Pues bien, desde ese año mantiene una actividad volcánica intensa y este es uno de los incentivos turísticos para visitarlo. Obviamente, suelen ser erupciones más o menos controladas pero que indican que nunca se le puede volver a perder el respeto al volcán.

Volcán Arenal

Por lo demás es hermoso y se puede ver desde varios kilómetros a la redonda debido a sus 1.670 metros de altura. Eso sí, recomendamos hacer una excursión por el Lago Arenal, que, aunque oficialmente no pertenece al parque, ofrece unas vistas maravillosas del volcán.

Y si os gustan los volcanes, seguro que os sorprenderá la historia de este pueblo.

Imágenes: Brandon SchabesJonathan PioMariaAngelica PicadoLuis Bujan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.