Vota el post!

Atraviesa conmigo el umbral que nos conducirá al corazón del potente Imperio del soberano hindú más conocido de todos los tiempos, Shah Jahan. Recreémonos en su obra recorriendo algunos de los templos y palacios que la componen y conozcamos el motivo por el que emperadores y sultanes se disputaban este imponente fuerte, que desde 1983 es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, siendo a su vez la fortaleza más importante de toda la India. ¡Pasemos al interior del colosal Fuerte Rojo de Agra!

Lal Qila, Fuerte Rojo de Agra

Rio Yamuna

Ubicado en la ciudad de Agra, a orillas del río Yamuna y a sólo dos kilómetros y medio del mausoleo más famoso de la tierra, el Taj Mahal, se alzan las robustas murallas rojas que encierran la ciudadela que ha sido residencia real de distintos emperadores, hindúes y mongoles, desde al menos el s.XI, hasta que en 1565 pasara a las manos del emperador Akbar y más tarde de su nieto Shah Jahan, quienes le dieron el majestuoso aspecto que posee en la actualidad. El fuerte ocupa una superficie de 380.000 m2, siguiendo el curso del río, y sus murallas dobles alcanzan una altura de 21m y están flanqueadas por torres, almenas y cuatro puertas de acceso. ¡Colosal!

Puerta de Amar Singh

Puerta Amar Singh

Como todos los mortales, accederemos al recinto por la Puerta de Amar Singh, al lado sur del fuerte compuesta por otras tres puertas más robustas y un rampa que nos lleva directos a los palacios, pues la monumental Puerta de Delhi, en el lado occidental de la fortaleza, que estaba reservada al emperador construida durante el reinado de Akbar, hoy continua teniendo el acceso restringido al público. Esta área de la fortaleza acoge a la Brigada de los Paracaidistas del Ejército de la India.

Palacio Jahangiri

Palacio Jahangiri

Tras pasar la pasarela, nos da la bienvenida este suntuoso palacio construido durante el reinado de Akbar 1570, fácilmente reconocible por el color rojizo, sus decoraciones geométricas, los arcos ciegos apuntados, los chattris y los balcones, todos ellos elementos representativos de los edificios Akbari. Quizás era dentro del palacio que Akbar custodiaba el gran tesoro, Koh-i-Noor, arrebatado a Hemu, el antiguo soberano del Fuerte.

Koh-i-Noor

Koh-i-Noor

Se dice que cuando Akbar conquistó el Fuerte a Hemur, este poseía un rico tesoro entre el cual se encontraba el diamante más grande del mundo, conocido como el Koh-i-Noor. Sin embargo, se cree que sobre esta hermosa pieza recae una terrible maldición: «Quien posea este diamante dominará el mundo, pero también conocerá sus desgracias. Solo Dios, o una mujer, podrán llevarlo con impunidad». Quizás fuera este el motivo de la desgracia de Shah Jahan. En la actualidad el Koh-i-Noor es una de las joyas de la Corona Británica y se la puede contemplar en la Torre de Londres.

Kash Mahal

Kash Mahal

Al igual que el rojizo era el color con el que caracterizaba las construcciones de Akbar, su nieto Shah Jahan prefería el mármol blanco, y durante su reinado hizo demoler muchos de los palacios construidos por su abuelo para alzar los suyos. Destaca el Kash Mahal, construido en el 1636 en riguroso mármol blanco con tejados de cobre, estanques y jardines con un gusto exquisito.

Torre Muassaman Burj

Torre Mussaman Burj

Antes de dejar este fantástico lugar bien merece subir hasta la Torre Muassaman Burj, desde donde podemos apreciar el panorama más emblemático de toda la India: el Taj Mahal, pues es en esta torre donde el hijo Shah Jahan recluyó a su padre los últimos años de su vida, tras la muerte de su amada esposa.

Hasta aquí nuestra visita al Fuerte Rojo de Agra, ¡te animo a descubrir el resto y luego contarnos tu experiencia!

Imágenes: pegatina1, Ricardo Fernández, fumasivil, Pablo, T S, Santiago Abella, Adrián MALLOL i MORETTI,

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.