Hoy te traemos uno de esos lugares que tanto te gustan. Escondido, poco accesible y por consecuencia auténtico y salvaje. Seguro que ya estás pensando en recorrer un montón de kilómetros, coger aviones, etc., porque cada vez que alguien nos habla de un sitio de este tipo lo hacemos lejano, como si en nuestra tierra no los pudiéramos encontrar… ¡Sorpresa! Aquí lo tienes: el Pozo de los Humos, una belleza natural que los españoles podemos disfrutar sin salir de nuestras fronteras. ¿Cómo te has quedado?

El Pozo de los Humos

¡Una cascada! Así mismo, una exótica y salvaje cascada rodeada de un casi infinito bosque por el que te puedes perder haciendo senderismo, trekking, fotografiando animales, flores, árboles y, evidentemente, el torrente que da vida a esta maravilla: el río Uces.

Pozo de los Humos

Te sorprenderá saber que este apartado paraje se encuentra en la provincia de una ciudad tan turística y monumental como es Salamanca. Dentro del Parque Natural de Arribes del Duero, declarado Reserva Natural de la Biosfera por la UNESCO, un espacio transfronterizo que se extiende por una superficie de 106.105 hectáreas que discurren por suelo español, y otras 85.150 hectáreas más por territorio portugués.

Cartel

Para llegar hasta aquí partiremos de la Plaza Mayor de  Masueco, localidad salmantina perteneciente a la ruta de peregrinación del Camino de Santiago. Seguiremos en dirección La Peña del Agua, donde hay un aparcamiento desde el que bajaremos por la Senda de la Roblea, que nos lleva justo a la pasarela rústica construida en la cima de la cascada. Un temerario mirador apto para valientes que quieran admirar la caída de 50 m de las aguas del Uces por este profundo barranco de granito.

Pozo de los Humos y Pozo de las Vacas

La fuerza brutal con la que cae el agua forma una nube de vapor a sus pies que empaña el pozo dando así origen a su nombre El pozo de los Humos que según leyendas locales es impenetrable e inexplorable, tanto que en una ocasión hace mucho, mucho tiempo, un campesino que recorría el lugar con sus bueyes perdió uno al deslizarse el animal cerca del pozo. El pobre animal nunca fue recuperado, aunque emplearon todas las cuerdas de la zona en su rescate.

Rio Uces

Como podrás apreciar, no sólo la cascada sino todo el parque es digno de visitar. En él podrás contemplar el curso del Río Uces, especialmente en su trasvase al Duero en la zona de Trincalino, todo un vergel que goza de un microclima caracterizado por temperaturas de hasta 30º en el mes de enero. Admirar en total libertad animales como el lince ibérico, el lobo, el águila, la cigüeña negra, la lechuza o el búho y sentirte como Félix Rodríguez de la Fuente es algo que no tiene precio.

Mirador Rivas del Duero

Para recrearte en la flora y la fauna del lugar tienes unos miradores que bajan en zigzag hasta el pozo por la parte de Pereña, dónde también observarás el ingreso a una cueva natural, la Cueva de Palla Rubia. Esta cueva atraviesa la roca y es visitable: en su interior darás un salto al pasado al contemplar las impresionantes pinturas rupestres que decoran sus paredes.

También países insospechados pueden ser tan salvajes, exóticos y misteriosos como el mismo Amazonas, sólo tenemos que descubrir esos rincones ocultos. ¡Ahora que ya lo sabes, compártelo con tus amigos y organizad una excursión!

Imágenes: Jesús, Juan SevaC, JULIO JOSE TABAREZ MORANTE, parron.tk, Eneas Pedro Car, potongoplus,

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.