Vota el post!

¿Conoces formas de viajar alternativas a la tradicional? ¿Quieres conocer tu destino como si fueses un originario del lugar? ¿Te gustan los animales? Si es así, te gustará la nueva forma de viajar que te presentamos en el viajero feliz. ¡No te la pierdas!

Viaja de manera diferente

Se denomina Housesitting y se traduce como cuidadores de hogares y es eso lo que, específicamente, se propone en esta nueva forma de viajar. Los propietarios de los hogares requieren de personas que puedan cuidar sus casas, sus perros, gatos, demás animales y sus plantas en días en los que ellos no van a poder hacerlo. De este modo, tu puedes instalarte en su hogar, en el lugar donde se encuentre, y cuidar la casa a cambio de alojamiento.

amsterdam-954381_1920

Aunque en un principio, pueda parecer un tanto extraño que una persona nos deje su casa y sus mascotas a nuestro cargo sin apenas conocernos, resulta una forma usual de viajar que está de moda en países de Europa y Oceanía.

Es necesario comentar que los propietarios, en ocasiones, contratan personas para que realicen estas tareas, pero con este método se pueden ahorrar mucho dinero. Ahora sí, no cualquier persona puede acceder al Housesitting: los viajeros que lo desee  deberán pasar un pequeño “exámen”, para que los propietarios elijan al mejor candidato, con conversaciones previas antes de formalizar el contrato.

¿Es el housesitting para ti?

Las personas que llevan a cabo el Housesitting deben ser responsables y comprometerse seriamente a cuidar de la mascota, las plantas o cuidar del hogar con limpieza diaria y el mantenimiento necesario (por ejemplo; cuidar de una casa con piscina requiere un constante mantenimiento del agua).

house-853596_1920

Son varios los sitios webs que te ayudan a encontrar el mejor lugar para hacer Housesitting, entre ellas, destacan: cartaker.org o luxuryhousesitting.com. Para entrar en estas webs, tendrás que hacerte socio por unos 50 euros anuales. Ese dinero te dará acceso a los alojamientos que se publican y a los propietarios, para poder hablar con ellos y empezar procesos de selección. El precio resulta claramente rentable, si se compara con todo lo que puedes disfrutar después en el viaje. Eso sí: ¡sólo si eres responsable!

¿Has practicado en alguna ocasión el Housesitting? Si te ha gustado, también puedes leer “7 consejos para organizar viajes en grupo”.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.