Hay quien la ha comparado con Ibiza, con Capri o con la Costa Azul, quien asegura que es el lugar donde más horas luce el sol de toda Europa y quien se ha enamorado irremediablemente de ella. Es la isla de Hvar ¿Dónde está este paraíso? En Croacia, en aguas del Mar Adriático.

Sus colores

Calas-Hvar

De Hvar se pueden destacar infinidad de detalles, pero si hay uno que atrapa a quien visita la isla son sus colores. No es difícil perderse en las maravillosas tonalidades turquesa del mar o en el blanco de la arena de sus playas: Stipanska, Zavala, Stari Palmizana…Colores que se acentúan en las fantásticas calas escondidas por toda la costa.

El violeta es otro de los colores que identifican la isla ¿por qué? Enseguida lo descubrirás…

Su olor

Hvar-lavandas

Hvar huele a lavanda, esa maravillosa y aromática flor de color violeta. En la isla se cultiva con mimo y es fácil encontrarla y, sobre todo olerla, en casi cualquier rincón. De hecho la elaboración de esencias, aceites, saquitos para perfumar armarios y otros productos relacionados con esta flor es una de las actividades más significativas de la isla. Si vienes a finales de junio podrás, además, disfrutar del  festival de la lavanda.

Su corazón

Hvar

Con  sus apenas 68 kilómetros cuadrados Hvar guarda unas cuantas joyas dignas de admiración. Una de ellas es la capital de la isla, del mismo nombre. Una pequeña ciudad con un casco histórico lleno de encanto y con un maravilloso centro neurálgico, la plaza de San Esteban. Se trata de un espacio inmenso rodeado por fantásticos edificios: la Catedral de San Esteban, el Convento de los Franciscanos o el Teatro Viejo. Y si quieres ver las más hermosa puesta de sol que puedas imaginar, sube al Fuerte de Napoleón.

Pero si hay algo que ha hecho en los últimos años que Hvar sea famosa es su animada vida nocturna. Un ambiente de diversión elegante y refinado en sus fabulosas terrazas, clubes y discotecas en los que, por cierto, no resulta extraño toparse con alguna “celebrity” o miembros de las más altas esferas sociales.

Su tesoro

Hvar-Stary-Grad

No es otro que la llanura de Stari Grad, un maravilloso campo de cultivo dividido en parcelas que se ha conservado tal y como lo idearon los griegos. Más de dos mil años después de su creación, aún se pueden contemplar los muros de piedra que hacen de lindero, las cisternas y las casetas para guardar los aperos. Todo ello, campos de labranza de vid y olivo y edificaciones, siguen en uso exactamente igual que en la época griega.

Historia, maravillosos rincones, calas increíbles, un clima suave y un fantástico ambiente nocturno ¿A quién puede extrañar que famosos como Eva Longoria, Bruce Willis o Beyoncé hayan caído rendidos ante los encantos de Hvar? Por cierto, ésta última llamó a su hija Blue Ivy, nombre de una planta muy típica de esta isla. La pequeña, como agradecimiento, fue nombrada ciudadana de honor de Hvar.

¿Te ha gustado? Compártelo. Y no te pierdas las espectaculares Islas Jónicas.

Imágenes: Leonardo ShinagawaGlenSchorleMario Fajt.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.