Es uno de esos rincones modestos, que no llaman la atención por sus enormes dimensiones, pero sí por la singular belleza que encierra. La Fuentona, en la provincia española de Soria, está declarada como monumento natural. Su paisaje, su fauna y flora y sus formaciones geológicas le han hecho merecedora de este reconocimiento. ¿Te apetece conocer este lugar? No te lo pierdas, te va a encantar.

La Fuentona, un valioso monumento natural en Soria

El Monumento Natural de La Fuentona son en realidad un conjunto de barrancos entre formaciones calizas. Pero buena parte de su riqueza tiene origen en el subsuelo, en las aguas subterráneas que afloran a la superficie, dando lugar al nacimiento del río Abión.

Fuentona

Es ese punto, el nacimiento del río, uno de los más hermosos de este paraje. La Fuentona de Muriel, que así se llama esta torca, tiene unas aguas tan cristalinas que consiguen engañar. Todo lo que hay bajo ellas parece percibirse con nitidez, como si el fondo estuviera a solo unos centímetros.

Pero realmente este manantial en forma de sifón alcanza una profundidad de más de 50 metros. Y no solo eso, sino que se prolonga durante otros 200 en forma de túneles y cavidades hasta que conecta con un río subterráneo. Este lugar es por ello un sueño y un auténtico reto para los amantes del espeleobuceo.

Fuentona

Pero en este monumento natural soriano hay mucho más que ver. La cascada de Despeñaelagua es otro de los rincones en los que el agua es el protagonista. De pequeñas dimensiones es, sin embargo, un auténtico regalo al que se llega después de una corta caminata desde el manantial.

Y caminando entre las paredes rocosas de La Fuentona se llega al Sabinar de Calatañazor, uno más de los tesoros que se esconden en tierras sorianas. Este es uno de los bosques de sabinas mejor conservados de Europa y el más espeso que existe. En él se encuentran los árboles de esta especie más ancianos de toda la península ibérica y los más grandes. Hay ejemplares que alcanzan los 14 metros de altura 5 de diámetro ¡Espectacular!

Fuentona

Pero no solo se puede disfrutar de una increíble belleza paisajística. Con un poco de suerte en el paseo se podrá admirar el vuelo de algún buitre leonado o águila real, especies que tienen aquí un hábitat perfecto.

Y para acabar la jornada de una manera especial, nada mejor que hacerlo visitando un pueblo cercano y maravilloso que da nombre al sabinar: Calatañazor. Una localidad medieval absolutamente encantadora con una bonita leyenda. Pero esa te la contaremos en otra ocasión.

¿Te ha gustado este rincón de Soria? Si es así, compártelo y sigue descubriendo con nosotros otros lugares maravillosos donde el agua es protagonista, como el nacedero del río Urederra en Navarra.

Imágenes: Senderismo SermarMiquel Lleixà Moracdepedro64Miguel Ángel García.

Dejar respuesta