Vota el post!

La Mezquita Azul, famosa por sus seis minaretes, sus cúpulas y su impresionante interior decorado con azulejos azules, es uno de los destinos obligatorios si pasáis por Estambul, una de las ciudades más importantes de la historia de la humanidad, y centro del mundo cultural y político durante muchos años.

Mezquita azul

Está situada justo enfrente de Santa Sofía, una de las mezquitas más impresionantes del mundo y fue construida por el Sultán Ahmed I precisamente para hacerle la competencia. Y aunque no consiguió superarla en tamaño, sí que se puede decir que en belleza, siendo esto subjetivo, sí la superó.

De todas formas, ambas forman una postal impresionante, ya que están separadas por un jardín, a lo que hay que sumar el estrecho del Bósforo, que se encuentra justo detrás de la Mezquita Azul.

Los minaretes

Santa Sofía y Mezquita azul

Lo que más destaca de la Mezquita Azul, a parte de sus cúpulas, son sus seis minaretes, la única en toda Turquía que llega a este número junto con la de Adana. Cuando se construyeron, estos seis minaretes igualaban en número a los que había en la mezquita de la Kaaba, en La Meca, por lo que para aplacar la ira de los fieles el sultán construyó otro minarete más en la mezquita más importante del mundo.

Interior

Interior Mezquita Azul

El nombre viene de la cantidad de azulejos azules que podemos encontrar en su interior, aunque debido al tiempo pasado, fue inaugurada en 1617, su color se ha apagado un poco. Eso sí, sigue mereciendo mucho la pena entrar, ya que los ventanales hacen que parezca mucho grande e impresiona de verdad. Eso sí, hay que recordar que no se puede entrar con calzado y que las mujeres deben llevar velo y los hombros tapados, aunque lo que se necesite te lo pueden prestar allí. La entrada es totalmente gratuita. Además, merece la pena señalar que el patio exterior de la mezquita también es digno de visitar.

Si te ha gustado la Mezquita Azul, aquí te damos más razones para visitar Estambul.

Imágenes: Dennis Jarvis, Henrik Berger JørgensenCycling manM Reza Faisal

5 Comentarios

  1. ¡Hola Luis!
    Me ha traído muchos recuerdos ver esta entrada sobre la Mezquita Azul. La verdad es que es un lugar que la gente debería de visitar, por lo menos, una vez en la vida. La cúpula, como dices, es de lo más llamativo que he visto en mi vida y mereció la pena las colas que tuvimos que esperar y la cantidad de gente que había dentro.
    Llegaste a ver la Mezquita de Eyüp? Aunque es más pequeña, también tiene su significado especial por eso de que el cuerpo del ayudante de Mahoma está enterrado ahí.
    La verdad es que no sé a ti, pero a mí Estambul me dejó huello y tengo ganas de volver y dedicarle más tiempo a la ciudad. Estuve 4 días y me parecieron pocos.
    Un saludo!
    Maider

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.