Los jardines de Marqueyssac son un remolino encantador de setos de boj en lo alto el río Dordogne. Se trata de uno de los rincones más remarcables del país, pues ofrecen una de las vistas más asombrosas de Francia. Los jardines fueron diseñados por un estudiante de André Le Notre, famoso por diseñar también los jardines del Palacio de Versalles.

Un jardín digno de Alicia

Al entrar en los jardines del Chateau de Marqueyssac el jardín que rodea el palacio, no nos encontramos frente a un jardín de estilo francés formal, sino frente a una locura onírica. Los setos de boj se recortan en giros dramáticos en una masa de remolinos, espirales y vueltas que dan un dinamismo pocas veces visto en este tipo de jardinería.

Marqueyssac2

Es como caerse por la madriguera del conejo blanco de Alicia en el País de las Maravillas. Si nos alejamos del chateau encontramos el largo paseo añadido a los jardines a fines del siglo XIIX. Esta confina inmaculadamente con el romero recortado.

Mucho más

Vagando un poco más, el jardín se convierte en un agradable paseo por la cima del acantilado arbolado. En total hay 150 000 boj podados en estos jardines. Algunos claros revelan áreas de picnic y columpios y zonas tranquilas para sentarse y contemplar las vistas. En total hay 6 kilómetros de paseos, con algunas partes de fácil acceso para carritos o sillas de ruedas.

Visitas Nocturnas

Hay un restaurante con una terraza con vistas al mirador, así como un salón de té y una librería. Y es que este jardín fue uno de los primeros en Dordoña en ofrecer visitas nocturnas. Una tendencia que se está volviendo más y más popular. Así las visitas nocturnas permiten disfrutar de un ambiente muy diferente.

Marqueyssac3

Estas visitas se llamadas Marqueyssac aux Chandelles (Marqueyssac a luz de las velas), se celebran en las noches de los jueves de julio y agosto y permiten explorar Marqueyssac a la luz de las velas. Con música y animaciones, así como un poco de entretenimiento para los niños. Comienzan a las 7 de la tarde y duran hasta la medianoche.

Si te gustan los jardines de cuento de hadas no puedes dejar de visitar el asombroso Río de flores de Keukenhof.

Imagen: platanax vía Flickr

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.