Mantua está situada en la parte suroeste de Lombardía, Italia. Las joyas renacentistas siembran esta capital que se alza en medio de una llanura padana con vistas a los Alpes. Sin embargo, no sólo en la arquitectura reside su belleza, también en sus variados espacios verdes, como por ejemplo las colinas Moreniche del norte o el río Mincio que la convierte en una Venecia interior. ¿Quieres conocerla?

Piazza delle Erbe
Piazza delle Erbe

Mantua, la parte más renacentista de Italia

Mantua, conocida como la bella addormentata (bella durmiente), no es una de las partes más visitadas de Italia pero no por eso es menos bonita e interesante. Los palacios, villas señoriales, parques y edificios renacentistas permiten crear un interesante itinerario en el que no faltarán los lagos y el contacto con la naturaleza.

Una de las joyas italianas que guarda Mantua es el impresionante Palacio Ducal, formado ni más ni menos que por 500 salas, además de patios y jardines, alcanza los 34.000 metros cuadrados e incluye la basílica de Santa Bárbara y el castillo de San Giorgio. Se trata, pues, de una especie de ciudad en la que la arquitectura no es la única protagonista porque en sus galerías se guardan pinturas de Andrea Mantegna y otros importantes artistas.

Castello di San Giorgio
Castello di San Giorgio

Es en Sabbioneta, ciudad que aún conserva sus fortificaciones y puertas de acceso, Imperiale y della Vittoria, donde puede encontrarse este magnífico palacio. Sin embargo, no se quedan atrás otras auténticas joyas como la Galleria degli Antichi en la plaza de Armas, el Teatro Olímpico, la iglesia de Santa María Asunta o el Palacio Giardino.

Muy cerca de la plaza de las Hierbas, y en la misma plaza Sordello, se encuentra el Palacio del Capitano, no menos interesante que el Palacio Ducal y del que destacan sus característicos pórticos. El Palacio de la Ragione, el Palacio de la Podestà, la Torre del Reloj y el famoso Duomo son otras visitas indispensables e impresionantes. Gracias a este último pueden conocerse varios estilos arquitectónicos y puede visitarse, en la basílica de San Andrés, la tumba de Andrea Mantegna.

Piazza Sordello with Duomo
Piazza Sordello y Duomo

Un itinerario interesante y digno de descubrir es aquel que te lleva por todas las iglesias de la provincia, destacando sobre todo la catedral gótica de Asola, el Castiglione delle Stiviere, la ciudad romana de OstigliaCavriana, Pieve di Coriano, Medole y San Benedetto Po. En Revere se conservan los restos de la residencia de los Gonzaga y el Castel Goffredo, y en Marmirolo se puede conocer el casal de caza del bosque de la Fontana. Y si en el grupo hay niños, el museo juguete de Canneto sull’Oglio puede ser una muy buena y curiosa opción.

Y si Mantua te deja con ganas de más, no te olvides del Lago de Como, también en Lombardía, un paraíso al pie de los Alpes y un lugar que inspiró a grandes artistas.

Fotografías: Sergio e Gabriella TrentanniIb Aarmoalessandra elle,