Cuando llega el mes de marzo, buena parte del territorio de los Países Bajos se transforma. El verde deja paso a todo un maravilloso arco iris. Una explosión de colores inunda el paisaje entre Leiden y Haarlem, son los campos de tulipanes. ¡Absolutamente encantadores!

Praderas tulipanes, una explosión de color en los Países Bajos

No es una flor autóctona, sino que llegó a los Países Bajos en el siglo XVI, de la mano de Charles de Lécluse, un botánico que trajo hasta aquí los primeros bulbos de tulipanes. Y desde entonces su cultivo y comercio no dejo de crecer. Así, el tulipán se ha convertido en uno de los emblemas del país y una de sus grandes fuentes de ingresos. Apreciadas y mimadas, estas hermosas flores se cultivan en interminables campos y con ellas se decoran preciosos parques que parecen auténticos escenarios de cuento.

Campo de tullipanes

Vamos a recorrer algunos de los lugares que no debes perderte si quieres disfrutar de esta fantástica estampa. Eso sí, ya te adelantamos que debes visitar el país entre abril y mayo. Es en esas semanas cuando explosionan los tulipanes, en concreto en la segunda quincena de abril. Pero si viajas antes, no te preocupes a mediados de marzo florecen los crocos, los narcisos y los jacintos, también espectaculares.

La primera parada debe ser Leiden. Es aquí donde se plantaron los primeros bulbos de tulipán en el año 1594, procedentes de Turquía. Una ciudad simbólica en el cultivo de esta flor y también hermosa, con sus canales y su jardín botánico.

Campo de tulipanes

También debes visitar Haarlem, preciosa ciudad que alcanzó su máximo esplendor con el comercio de tulipanes en los siglos XVIII y XIX. Aquí se vendían los entonces muy preciados bulbos y todavía hoy se puede disfrutar del colorido de los campos de flores que la rodean.

Pero si hay un lugar que no hay que perderse por nada del mundo es el jardín de Keunkenhof. Aquí florecen cada año 7 millones de bulbos de tulipanes, narcisos o jacintos, además de otras muchas especies como rosas u orquídeas. Unos jardines diseñados con auténtica pasión por reconocidos paisajistas que consiguen crear cada temporada un auténtico paraíso.

Campo de tulipanes en Keukenhof

32 hectáreas tiene este lugar de fantasía, y lo recorren nada menos que 15 kilómetros de senderos. En el paseo, además, se puede disfrutar de la visión de esculturas, idílicos estanques y rincones de lo más encantador. ¡Perfectos para olvidarse absolutamente de todo! Pero eso sí, el parque abre solo en los periodos de floración.

Si no te ha parecido suficiente, no te preocupes, los campos de tulipanes se extienden por la costa de la Haya hasta llegar a Alkmaar. Los encontrarás incluso casi sin quererlo. Y en Aalsmeer esta Royal FloraHolland, la mayor subasta de flores del mundo. ¡Todo un espectáculo!

Fantástico ¿No crees? Si quieres seguir descubriendo otros tesoros de los Países Bajos, viaja con nosotros a Brujas , Amberes o Gante. ¡Te encantarán!

Imágenes: Matheus SwansonViisoreanu Florin GabrielAlex de HaasLin Mei.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here