Sobre las laderas de la Selva Negra, un macizo montañoso con una elevada densidad de abetos que guardan un color bastante oscuro, similar al negro, se erige la majestuosa y opulenta ciudad de Baden-Baden. Es una ciudad donde el cuidado de la salud, el lujo, el arte y la cultura se hacen uno solo para ofrecer una experiencia única. En esta ocasión te traemos en El Viajero Feliz este listado sobre qué ver en Baden-Baden. ¿Te parece si nos enamoramos del lugar? 

Baden-Baden es un paraíso natural, la gran joya de Baden-Wurtemberg. Es considerada una de las ciudades de Alemania de lujo, de opulencia y de fines de semana suntuosos.  Tanto es así que seguramente piensas que debas ser alguien parecido a Mr. Monopoly para poder disfrutar de esta ciudad. Aunque no te negaremos que algunos planes de la ciudad son costosos, la mayoría no son así. No necesitas ser un titán de la industria o un multimillonario para disfrutar de la ciudad.

Podrías recorrer la Selva Negra y tomar un descanso en el mágico centro de reposo y salud de los romanos, sumergirte en las aguas termales, recorrer sus enormes jardines y probar suerte en el legendario casino.

Qué ver en Baden-Baden: 10 lugares que no puedes perderte

1. Castillo de Hohenbaden

Qué ver en Baden-Baden | Castillo de Hohenbaden

Iniciamos este recorrido sobre qué ver en Baden-Baden con uno de los más importantes monumentos de la ciudad, no solo por su historia, sino porque evoca leyendas de caballeros, dragones y espíritus del bosque: el Castillo de Hohenbaden, mejor conocido como Altes Schloss (Castillo Viejo).

Esta impresionante fortaleza se levanta a la ladera de la colina y, pese a que está en ruinas, ofrece la mejor vista de toda la ciudad. Por otra parte, el estado derruido le suma importante carga legedaria, podrás darte un viaje en el tiempo y recrear tu imaginación.

El castillo fue construido a principios del siglo XII, sin embargo, un poderoso incendio fue la causa de su destrucción a finales del siglo XVI. El castillo era lugar de residencia para los Margraves de Baden, quienes, luego del incendio, decidieron no reconstruirlo. En su lugar erigieron otro castillo donde se mudaron, este nuevo castillo es conocido como el Neues Schloss (Castillo Nuevo).

2. The Baden-Baden Casino

Qué ver en Baden-Baden | The Baden-Baden Casino

¿Has leído aún la maravillosa obra El jugador de Fiódor Doistoievsky? Se dice que para la escritura de esta legendaria obra el autor ruso se inspiró en el suntuoso Casino de Baden-Baden, quizás el sitio más visitado de la ciudad y su principal emblema. En el Kurhaus, un famoso balneario, se resguarda uno de los principales atractivos de Baden-Baden: el sitio obligatorio cuando te preguntas qué ver en Baden-Baden. ¿Estás listo? ¡Hagan sus apuestas, damas y caballeros!

Su historia es bastante particular. Resulta que en el vecino país de Francia, hacia principios del siglo XIX se prohibieron los juegos en esta nación, por lo que Jacques Bénazet, un ciudadano francés y amante del juego, construyó este casino. Actualmente es símbolo de lujo. Simplemente con entrar es casi imposible no quedar atónito con sus bellas lámparas, pinturas y esculturas, tapices, muebles y cortinas que juegan con las, también muy ornamentadas, mesas de juego; entre las que se cuentan las mesas de póquer y ruleta.

3. Museum Frieder Burda

 Museum Frieder Burda

Y llegando a esta entrada sobre qué ver en Baden-Baden se erige impresionante el mágico Museo Frieder Bruda, una obra cuya gestación inició en el 2002. Para ese momento el coleccionista de arte Frieder Burda decidió que era tiempo de compartir su cuantiosa cantidad de obras de arte acumuladas.

El museo se encuentra en la vía Lichtentaler Alle y expone principalmente obras del siglo XX. Se ubica junto al antiguo Kuhnstalle, un museo del neoclásico. Este ya era parte del patrimonio de la ciudad, por lo que el arquitecto que lo desarrolló se preocupó mucho en generar un ambiente de simbiosis entre ambos museos y el parque que los rodea. El resultado es único, toda una oda a la arquitectura moderna y todo un santuario al arte.

El museo es la perfecta conjunción entre el ambiente del parque y las exposiciones que resguarda. Las instalaciones han sido pensadas para que este se nutra de la vida natural que habita adyacente y conjugue a la perfección. Es así que verás espejos que reflejan los espacios verdes del exterior y que se proyectan en el interior como si el espectro de la naturaleza se manifestara allí. Definitivamente una entrada obligatoria para los amantes del arte.

4. Trinkhalle

Qué ver en Baden-Baden | Trinkhalle

Es momento de relajarse, de olvidarse de los problemas y dejarse llevar por la tranquilidad. Uno de los sitios más importantes de la ciudad y por tanto ingreso obligatorio al preguntarse qué ver en Baden-Baden es el mágico Trinkhalle, un complejo de spa ubicado en Kurhaus, junto al legendario casino.

Este lugar no solo goza de todas las ventajas de un spa, sino que su ornamentación es mágica: guarda piezas, muebles y finos frescos que representaban el extravagante estilo de vida de la sociedad burguesa del siglo XIX. 

En este lugar podrás gozar de un masaje, tal vez sentir rocas calientes en tu espalda y dejarte sumergir entre las burbujas de las termales que, por demás, dicen que son curativas. Claro, puede sonar algo costoso, pero este sitio guarda múltiples facilidades para construir planes a partir de tu capacidad económica, no hay mayor excusa para perdérselo.

Ya antaño los romanos edificaron aquí sus termas y sabían la gran maravilla natural que tenían. 

5. Geroldsau Waterfall

Geroldsau Waterfall

Este destino es para todos los amantes de la naturaleza y actividades como el senderismo que se preguntan qué ver en Bade-Baden. En camino hacia Baden-Baden, en la carretera panorámica de la Selva Negra, se puede hallar un riachuelo que es resultado de una gran caída de agua.

Al seguir este durante unos treinta minutos y a través de aguas claras, rocas teñidas de verde y paisajes olvidados por la humanidad, llegarás a las mágicas Cataratas de Geroldsau. Se trata de una hermosa caída de agua de unos seis metros que reposa en lo que resulta ser un pequeño fragmento de Edén.

El viaje es demasiado tranquilo y muy seguro. Sin embargo, para quienes prefieran ir en vehículo, tendrán que dar un vuelta en carretera para aparcar en un lugar que los deje cerca de la catarata.

Los contrastes pictóricos de este lugar son mágicos, pues te enfrentas a toda una gama de verdes que, además, se combinan con el momento del día, la época y el clima: el sol atravesando con esfuerzo la tupida cantidad de hojas, la lluvia cayendo cautelosa al suelo sagrado o la nieve que, no sin timidez, lo intenta cubrir todo.

6. Schloss Favorite

Qué ver en Baden-Baden | Schloss Favorite

Es momento de redescubrir el significado de «lujo». Como ya hemos visto antes, los Margraves de Baden-Baden solían tener algunas conductas un tanto ostentosas que se reflejaban en las edificaciones en las que residían y los detalles que estas contenían. Tal es el caso del Schloss Favorite, un sitio para darse un pequeño lujo y revivir el estilo de vida de las clases poderosas del siglo XVIII.

Ubicado a la afueras de Baden-Baden, este palacio es una galería de caza y Palacio del Placer (Maison de Plaisance) para la viuda de uno de los Margrave de Baden-Baden. ¿Qué otra cosa puede ser más detallada que la finas porcelanas que guarece este palacio? Un gran número de bellísimas y delicadas porcelanas reposan en él. Entre ellas se incluyen porcelana china, lacados negros y porcelana Schwartz.

Por esa razón al Schloss Favorite se le considera el más antiguo palacio de porcelana de toda Alemania, sin mencionar que es el mejor conservado. Un paseo por aquí te llevará por ostentosas instalaciones y bellos jardines. En definitiva, es un sitio obligatorio en este artículo sobre qué ver en Baden-Baden.

7. Caracalla Spa

Caracalla Spa

No por gusto esta ciudad es considerada la Ciudad Balneario. Ya te has podido dar cuenta de que se trata de todo un paraíso de relajación. A continuación, llega a este listado sobre qué ver en Baden-Baden el mítico Spa Caracalla. Debe su nombre al emperador romano Caracalla, por cuyo mandato se construyeron las primeras termas de la ciudad. Los romanos conocían las propiedades curativas de estas aguas. Por tanto, el uso principal de este lugar no era la relajación, sino el tratamiento de los males del cuerpo.

Posteriormente este balneario se vinculó demasiado con el término del wellness y actualmente es de los sitios predilectos para relajarse en la ciudad. Cuenta con diversas piscinas y actividades tanto en su interior como en su exterior. Además, el lugar en el que se encuentra es un pequeño fragmento de Selva Negra traído a la ciudad y los paisajes que dibuja son únicos.

8. Museo Fabergé

Huevos Fabergé

Los lujos de esta ciudad parecen no tener fin. Tanto es así que poseen un museo dedicado a una pequeña parte de estos lujos: la joyería. Fabergé era una compañía rusa que diseñaba joyería. En 2010 se decidió erigir el museo en su honor. Quien puso el capital para la fundación del museo fue uno de los descendientes de los dueños de esta compañía que se ubicaba en san Petersburgo. La decisión de levantar aquí el museo estuvo influenciada por la gran fama de la ciudad y porque, presuntamente, es un sitio muy frecuentado por los rusos.

Además de exhibir la joyería diseñada por la compañía, el museo tiene una exposición dedicada al oro del mundo en donde figuran trabajos de orfebrería de los distintos continentes y de civilizaciones distintas. Entre los artículos se encuentran un antiguo cáliz iraní, joyas griegas antiguas, pitilleras Fabergé, joyas de oro aztecas e incas, y un trofeo de oro británico muy raro del siglo XVIII.

Sin embargo, la joya de la corona es un hermoso huevo de pascua: el huevo de abedul de Carelia, diseñado con oro, diamantes de pascua y abedul de Carelia. Es el objeto más visitado y también el más custodiado, pues su precio se estima en unos nueve millones de libras esterlinas. Los amantes de lo suntuoso que se pregunten qué ver en Baden-Baden se sentirán como en una juguetería.

9. Merkur

Qué ver en Baden-Baden | Merkur

Nombrado en honor al dios romano Mercurio, llega a este listado sobre qué ver en Baden-Baden el impresionante Monte Merkur, ubicado en la Selva Negra y frente a la Ciudad Balneario. Es el sitio perfecto para dar un caminata y tomar aire puro, codearse con la naturaleza y escuchar los delicados murmullos de los árboles. Las únicas formas para ascender a esta maravilla natural son a pie, en bicicleta o haciendo uso del funicular. Así que ya tienes la excusa perfecta para darte un paseo de otro tipo, alquilar un bicicleta o contemplar las bellas vistas desde el funicular.

En la estación de la cima se hallan múltiples atracciones, incluyendo un pequeño balneario y restaurante. También cuenta con un parque con algunos toboganes, a los cuales pueden accederse sin necesidad de ser cliente del balneario. Hay también zona de barbacoa, amplias praderas para tomar el sol y múltiples caminos para recorrer la belleza de este lugar. Uno de estos caminos te llevará a una hermosa reserva forestal donde podrás contemplar ciervos y gamos, entre otros. 

10. Palacio de Rastatt

Qué ver en Baden-Baden | Palacio de Rastatt

Más palacios, ¿y adivina de quién? ¡Exactamente!, de los Margraves de Baden-Baden. Este punto guarda una particularidad que le permite estar en este listado sobre qué ver en Baden-Baden. Realmente el palacio se ubica en la ciudad vecina de Rastatt, la cual antaño fue una pequeña villa aledaña a Baden-Baden. Debido a la construcción del palacio, fue promovida al status de ciudad. Desde ese entonces ha venido creciendo a paso acelerado y sus enfoques han hecho que separe de los intereses de la Ciudad Balneario.

Este palacio es de tipo barroco y por fuera es un espectáculo imponente. Además, por varios años fue la sede del poder de Baden-Baden y resguarda tesoros y ornamentos arquitectónicos y artísticos de todo tipo. El palacio fue reconstruido luego de un asedio francés en el sector que ocupaba la galería de caza. Actualmente es de los monumentos más visitados en Rastatt.

¿Te ha gustado este recorrido? Gracias por acompañarnos en esta travesía sobre qué ver en Baden-Baden, la lujosa y glamorosa ciudad alemana que habita en el corazón de la Selva Negra y que ha sido considerada, durante toda su historia, como el paraíso de la relajación. ¿Ya has visitado Baden-Baden? ¿Conoces otros lugares para añadir a esta lista? ¡Esperamos tu comentario!

Si estás planificando viajar a Alemania, te puede interesar: Qué ver en Alemania | 10 lugares imprescindibles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.