La bella Nápoles, con el potente Vesubio de fondo, callecitas estrechas, museos, palacios y el mar, es una ciudad abierta al disfrute y la contemplación por parte de quienes la visitan. Y es por el profundo valor de la ciudad que en El Viajero Feliz hemos hecho esta selección de qué ver en Nápoles. Te mostramos los lugares más interesantes e importantes de esta ciudad italiana. Iremos por museos, castillos, el Vesubio, palacios, plazas, galerías y más. ¡Acompáñanos!

Nápoles se encuentra en el sur de Italia y es la ciudad más poblada de esta zona. En el municipio viven un millón de napolitanos, aunque la ciudad metropolitana alcanza los tres millones. Nápoles se encuentra entre el Vesubio y los campos Flégreos, otra área volcánica. Por último, como verás, el centro de la ciudad ha sido declarado patrimonio de la humanidad.

Qué ver en Nápoles: 10 lugares que no puedes perderte

1. Monte Vesubio

Qué ver en Nápoles | Monte Vesubio

El Vesubio es uno de los símbolos más importantes de Nápoles, si no el más importante, y por eso un qué ver en Nápoles imprescindible. Es un volcán activo con mucho protagonismo cuando se habla de catástrofes en la historia. En el año 79 d. C, su erupción hizo que varios núcleos urbanos fueran sepultados, principalmente Pompeya, y parte de Herculano. Hoy el volcán sigue considerándose uno de los más peligrosos del mundo, pues a su alrededor habitan 3 millones de napolitanos.

El monte queda a solo 9 kilómetros de la ciudad. Al Vesubio puedes subir a pie, si te gustan las caminatas o el ejercicio físico, y si quieres la experiencia de ascender mientras observas la ciudad. Además, desde el Vesubio se tienen las mejores panorámicas de la bahía de Nápoles. La subida llega a unos 1 000 metros de altitud. Si se contrata alguna guía, generalmente te cuentan el famoso suceso de la erupción del siglo I que destruyó Pompeya.

2. Museo Arqueológico de Nápoles

Qué ver en Nápoles | Museo Arqueológico de Nápoles

Un significativo qué ver en Nápoles es su Museo Arqueológico. Es considerado uno de los más importantes de Europa, por lo menos en cuanto a arqueología se refiere. El museo se ha ganado este título por la cantidad de piezas que expone, y por la calidad de estas. Además, no solo las piezas son importantes, sino también el recinto que las resguarda, pues este tiene una gran valía arquitectónica. La construcción de este edificio comenzó en 1585.

En el museo se encuentran varios objetos de Roma y sus alrededores. Además, cuentan con piezas provenientes de la extinta por el volcán Pompeya y también de Herculano, Estabia y Boscoreale. Uno de los objetos que más recomendamos son los mármoles griegos y romanos. Estas esculturas vienen de excavaciones en torno a los campos Flégreos o el Vesubio. El Museo se encuentra en la Plaza del Museo, número 19.

3. Palacio Real de Nápoles

Qué ver en Nápoles | Palacio Real de Nápoles

Nuestro tercer qué ver en Nápoles es su Palacio Real. Este recinto fue residencia de varios personajes de la nobleza europea. Por ejemplo, de los virreyes españoles, la dinastía borbónica cuando ostentaban los títulos de reyes de Sicilia y Nápoles y de las Dos Sicilias. Después de esto pasaron por allí los franceses y los Saboya. Apenas en 1919 pasó a manos del Estado que lo abrió al público. En ese momento, un ala era Museo y otra Biblioteca Nacional.

Hoy el palacio sigue abierto y los menores de 17 años no pagan boleto. Acá verás el apartamento histórico, la sala del Trono, el Teatro de la Corte, la capilla Real y otras salas importantes. Además, fuera del Palacio, cruzando los jardines colgantes, se tiene una vista maravillosa del Vesubio.

4. Castel Nuovo

Qué ver en Nápoles | Castel Nuovo

El Castel Nuovo es otro de los símbolos más importantes de Nápoles. Se trata de una antigua fortaleza medieval y también castillo renacentista que hoy es museo cívico. Este castillo fue erigido por Carlos I de Nápoles y Sicilia, aunque fue después reconstruido por Alfonso V de Aragón. El Maschio Angioino, como también es conocido el castillo, fue escenario de varias batallas que se disputaban el control de la zona.

El castillo estuvo bajo el dominio de Alfonso V de Aragón quien lo reconstruyó, reforzó y lo llenó de artillería nueva. Una de las secciones que más llama la atención del castillo es su puerta principal, que es un gran arco triunfal. Esta imponente pieza es de mármol blanco y fue construido en 1470. También te recomendamos detallar, en el interior, la bóveda de la Sala dei baroni o las gigantes bases exteriores de la torre del Beverello.

5. Castillo del Huevo

Qué ver en Nápoles | Castillo del Huevo

Nuestra quinta selección de qué ver en Nápoles es uno de los castillos más interesantes de esta ciudad italiana. La construcción está sobre el islote de Megaride. El emplazamiento donde se encuentra el Castel dell’Ovo fue fortificado desde la conquista de Nápoles por los romanos. En épocas romanas, el castillo de este islote era conocido como castrum lucullanum.

Pero, como imaginarás, la estructura actual del castillo no es de esta época. Sin embargo, sigue siendo bastante antigua. El Castillo del Huevo fue construido en 1128 por los normandos que pasaron y ocuparon esta zona de Italia. Para este momento el castillo fue residencia de los reyes y guardián del tesoro del reino. Hoy se puede entrar al castillo, conocer su estructura interna y externa, los cañones, la terraza y el burgo marinero a pie de este.

6. Plaza del Plebiscito

Qué ver en Nápoles | Plaza del Plebiscito

No podemos dejar pasar este qué ver en Nápoles sin hablarte de las plazas de la ciudad, que, por cierto, todas valen la pena. Pero entre ellas, una de las más importante y bellas es la Plaza del Plebiscito. A esta la rodea la Basílica de San Francisco de Paula, y los palacios de la Prefectura, Real y de Salerno. La plaza está en el centro de Nápoles y tiene 25 000 metros cuadrados, aproximadamente.

La plaza está llena de historia, pues incluso antes de su planeación y construcción era un ensanche donde se celebraban varias e importantes fiestas populares de la ciudad. Fue apenas en el siglo XVII cuando la plaza fue regularizada y se fue transformando gradualmente. Al final, lo que vemos hoy se debe en gran parte al diseño de los monarcas franceses durante su ocupación de Nápoles.

7. Capilla Sansevero

Qué ver en Nápoles | Capilla Sansevero

Una exposición arquitectónica y mobiliaria del arte barroco napolitano muy valiosa se encuentra en la Capilla Sansevero. La creación de este recinto comenzó en el 1593. En ese entonces el recinto era la iglesia de Santa Maria della Pietà, hoy es el Museo Cappella Sansevero, es decir, el templo se desconsagró. Dentro de las obras de arte más visitadas, se encuentra el Cristo Velado de Giuseppe Sanmartino que es famosa por la transparencia del velo de mármol sobre la figura del cristo muerto. También se visitan con frecuencia la Modestia de Antonio Corradini y el Desengaño de Francesco Queirolo. Del lugar, llama la atención la cantidad de simbología masónica heredada del príncipe de Sansevero. El mito cuenta que la capilla se construyó sobre un antiguo templo consagrado a la diosa Isis.

8. Galleria Umberto I

Qué ver en Nápoles | Galleria Umberto I

Y es que hasta las compras en Nápoles se hacen con un interesante ambiente cultural, artístico e histórico. Dentro de la selección de qué ver en Nápoles, te recomendamos la Galleria Umberto I, una galería comercial construida en el siglo XIX. Antes de la construcción de la galería, la zona donde esta se encuentra era una de las más peligrosas de Nápoles. Se planteó entonces un proyecto de saneamiento donde la construcción de la galería fue una de las acciones principales para eliminar este peligroso ambiente de la ciudad.

Todo terminó entonces en una galería de cuatro brazos, cruzada por un crucero en forma de octágono y con una bella cúpula. Hoy puedes tomar un café o un té en alguna de sus muchas cafeterías o hacer las compras de tu viaje en estas tiendas. Otra opción es comer las tradicionales sfogliatellas en una de sus cafeterías. En todo caso, puedes simplemente caminar y contemplar los mosaicos venecianos de sus pisos.

9. Castel Sant’Elmo

Qué ver en Nápoles | Castel Sant'Elmo

Seguimos nuestro recorrido con el Castillo Sant’Elmo, otra construcción medieval de Nápoles. Su edificación empezó en 1343, aunque pasó por varias reconstrucciones, sobre todo en el siglo XVI. Hoy el castillo es museo, lugar de ferias y exhibiciones temporales. Es llamativo del castillo el estar ubicado en una colina, la de Vomero. Su nombre viene de la iglesia del siglo X que estaba en esta colina dedicada a San Erasmo, que terminó en Ermo y luego Elmo (Castillo de Sant’Elmo). Este castillo es el más extenso de Nápoles, además de haber sido el más apetecido por su posición estratégica que permite controlar la ciudad, el golfo y las calles que llevan a Nápoles. Además, el castillo es un ejemplo muy importante de la arquitectura militar de la zona en el siglo XVI.

10. Basílica de Santa Clara

Qué ver en Nápoles | Basílica de Santa Clara

Dos son los espacios que más recomendamos de la Basílica de Santa Clara. En primer lugar, los frescos de Giotto en el claustro, que agolpan las paredes y se unen a los techos. En segundo lugar, las ruinas de la época romana. Esta basílica fue construida sobre unos antiguos baños romanos que databan del siglo I. La construcción se llevó a cabo entre 1310 y 1340. La basílica es la mayor iglesia gótica de toda Nápoles.

Hasta acá ha llegado nuestra selección de qué ver en Nápoles. Sabes que en El Viajero Feliz no solo nos gustan los viajes, sino escribir sobre los lugares. Sin embargo, siempre quedamos a la expectativa de tus palabras acerca de estos lugares. ¿Conoces alguno de los acá expuestos? ¿Viajarás pronto a Nápoles? Esperamos tus comentarios. 😉

¿Te apasiona Italia? Aquí te dejamos otras ciudades para conocer: 10 ciudades de Italia | Imprescindibles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.