En El Viajero Feliz nos encanta recorrer España porque es un país hermoso que ofrece al turista y al local un montón de espacios llenos de historia, escenarios naturales increíbles y una cultura asombrosa. Por eso esta vez vamos a conocer qué ver en Sitges, una localidad de España perteneciente a la comunidad de Cataluña.

Ubicada en la costa mediterránea, a 38 km de Barcelona, esta villa se encuentra en la comarca del Garraf. Posee un microclima cálido que te permite disfrutar de diversas actividades todos los días del año. En este lugar puedes encontrar múltiples festivales y actividades de índole nacional e internacional, así como mucho sol y playa.

Sitges tiene su origen antes del Neolítico. Incluso se dice que para el siglo I ya existían dos pequeños núcleos poblacionales en ese lugar. En la actualidad cuenta con una gran estructura turística. Lo mejor de todo es que en cualquier fecha del año se dan innumerables eventos, como el Sitges Festival Internacional de Cine Fantástico de Cataluña o  los Carnavales de Sitges. Además de eso, las fiestas locales son uno de sus principales atractivos, entre ellas encontramos las famosas noches sitgetanas, las cuales se realizan en la conocida calle Primero de Mayo.

Sitges es prácticamente un tesoro. Una curiosidad de esta villa es que allí se fundó y se encuentra en la actualidad la primera discoteca Pacha del mundo. También es considerada desde el año 2008 el municipio más caro de Europa para comprar bienes. Vamos a descubrir qué lugares son imprescindibles. ¡No te lo pierdas!

Qué ver en Sitges: 10 lugares que no puedes perderte

1. Iglesia de San Bartolomé y Santa Tecla

Qué ver en Sitges | Iglesia de San Bartolomé y Santa Tecla

El primer lugar para visitar en Sitges es un lugar religioso, se trata de la parroquial de la villa que a simple vista lo primero que ofrece es una curiosa estructura, muy distinta del resto de las estructuras de este estilo, sobre todo por su construcción irregular. Fue creada en el siglo XVII y en la actualidad se ubica sobre las ruinas de dos iglesias anteriores, sobre un peñasco frente al mar.

Se cree que las iglesias anteriores eran del año 1322 y una era de estilo gótico y la otra de estilo románico, aunque no se tiene información veraz debido a que se perdió la documentación que daba fe de ello. La iglesia actual tiene un estilo barroco y en su interior se hallan tres naves con bóvedas… Aunque la construcción comenzó en el año 1665, dos años después se agregó la torre del consumidor (uno de los dos campanarios).

Hoy en día podemos encontrar en ella vestigios de las construcciones antiguas, por ejemplo, el retablo renacentista del año 1499, de San Bartolomé y Santa Tecla, que se encuentra en la parte central de la iglesia. Es lo que queda de la tabla central, la cual representa a los santos patronos de la villa y es una obra del pintor napolitano Nicolás de Credença.

También se conservan dos sepulcros góticos de los años 1317 y 1322, así como dos capillas anexas del siglo XIX. Una de las cosas que causa más curiosidad e impresión es el órgano de la iglesia, el cual se ha demostrado que es del año 1690. Esta iglesia es un lugar imprescindible que ver en Sitges. Si la visitas podrás descubrir su historia y también disfrutar de las misas que se ofrecen todos los días.

2. Playa de San Sebastián

Playa de San Sebastián

Antigua playa de pescadores que tiene al fondo como una postal la iglesia de San Bartolomé y Santa Tecla. Considerada desde el 2013 como una de las mejores playas urbanas de Europa por el New York Times, cuenta con una longitud de 205 m y  20 m de ancho. Es la playa más familiar de Sitges.

Tiene olas tranquilas y una arena dorada que en conjunto con el sol te hacen querer disfrutar de ella todo el tiempo posible. Gracias a su ambiente y a su pequeño tamaño, es ideal para ir con niños o toda la familia. Es perfecta para aquellos viajeros que quieren disfrutar de un ambiente tranquilo y muy bonito.

En ella puedes alquilar sillas y sombrillas. Además, cuentas con acceso a muchos bares y restaurantes. Eso sí, recuerda que es una playa pequeña y no muy concurrida, así que si buscas diversión puede que te parezca aburrida. Pero aún así, es un lugar que ver en Sitges que vale mucho la pena.

3. Museo del Cau Ferrat

Qué ver en Sitges | Museu del Cau Ferrat

Otro de los lugares que ver en Sitges es el Museo del Cau Ferrat. Fue fundado en el año 1893 por el el artista Santiago Rusiñol como una casa-taller. Años más tarde, específicamente en 1933, se convirtió en un museo público. En realidad se trata de un museo biográfico del escritor Santiago Rusiñol, el cual fue una de las figuras destacadas del modernismo en Cataluña. Es un espacio declarado como Bien Cultural de Interés Nacional y un museo-sección del Museo Nacional de Arte de Cataluña.

En su interior encontramos colecciones de arte antiguo que fueron reunidas por el artista, como, por ejemplo, pintura, hierro forjado, cerámica, vidrio, arqueología, escultura y mobiliario. Además, se encuentran obras de arte moderno reflejado en pintura, dibujo y escultura. Entre los artistas más destacados que allí se exhiben está Rusiñol, Casas, Picasso, R. Pichot, Mas i Fontdevila, Zuloaga y mucho más.

4. Casa Bacardí Sitges

Casa Bacardi Sitges

La Casa Bacardí Sitges es un espacio que acoge una de las marcas de ron más famosas del mundo. Te invita a través de una exposición permanente (abierta al público) en un edificio modernista de 1890 a conocer la historia de la marca. En ella podrás saber de primera mano la historia de la familia Bacardí y su vínculo con el ron, además de el proceso de producción del ron y la elaboración de otros productos como los cócteles.

Visitarla es remontarse al pasado, específicamente a los años 1830 cuando esta empresa fue fundada en Cuba por el señor Facundo Bacardí. El recorrido se divide en varias salas. En la primera tienes la parte histórica e informativa de la marca. En la segunda sala tenemos las distintas fases del proceso de elaboración del ron, allí descubrirás los secretos mejor guardados.

En la tercera sala encuentras el Bacardí Lounge Bar, ideal para que los visitantes puedan aprender a hacer cócteles como el mojito, cuba libre, daiquiri y la piña colada con ayuda de cocteleros profesionales. Pero si te gusta el arte de la coctelería y quedas con ganas de aprender más, puedes aprovechar la master class de coctelería contemporánea, impartida por el coctelero Javier de la Muelas. Tiene un día de duración, así que no perderás mucho tiempo del viaje. No dejes de conocerla porque es un imprescindible qué ver en Sitges.

5. Playa Cala Morisca

Qué ver en Sitges | Playa Cala Morisca

Las playas son el corazón y el alma la villa, son los lugares más bonitos que ver en Sitges. Por eso vamos a conocer la playa Cala Morisca, la cual se encuentra ubicada entre los acantilados del Parque Natural del Garraf. Lo más impresionante de ella es que está rodeada por naturaleza totalmente virgen. Cala Morisca es una playa nudista a la que solo puedes acceder caminando y está muy cerca de las puertas de Barcelona. Esta increíble playa te ofrece aguas transparentes con arena fina y dorada, a menos de 15 kilómetros de la ciudad.

En ella existe un bosque mediterráneo de más de 10 000 hectáreas, y fondos marinos de unos 9 kilómetros de acantilados. Es todo un espectáculo, sobre todo porque tiene un carácter bastante privado. Tiene aguas tranquilas, pero no cuenta con socorristas, así que deben tener moderación de igual forma.

6. Platja dels Balmins

Platja dels Balmins

Esta playa es otro de los lugares hermosos que ver en Sitges. Es un lugar increíble, muy bonito y muy bien cuidado. Se ubica entre el puerto y la villa, y es mayormente nudista. Cuenta con una longitud de 240 metros y 20 metros de ancho. Es muy visitada y es un espacio de mucha tolerancia donde se sulen encontrar familias, parejas, grupos de amigos y más.

La playa usualmente está muy limpia, a menos que acudas después de una tormenta. Puedes conseguir duchas bien repartidas a lo largo de su extensión y cuenta con socorristas. Hay servicios de todo tipo como sillas, sombrillas, masajes, rampa de acceso, y restaurantes. Sin embargo, para las familias más tradicionales y con niños no es recomendable, pues lo común es ver nudistas y ambiente un poco más para mayores.

7. Monestir Budista del Garraf

Qué ver en Sitges | Monestir Budista del Garraf

El Monasterio Budista del Garraf es un lugar imperdible si eres amante de conocer y conectar con las personas. Este lugar tiene la finalidad de acercar al budismo a todas aquellas personas que lo deseen o le interese. Durante la visita, podrás conocer diferentes espacios del Monasterio. En el transcurso del recorrido descubrirás aspectos generales de la filosofía budista y de la historia de la comunidad Monjes Budistas Sakya Tashi Ling.

Este templo es otro lugar que ver en Sitges. Reside en la villa desde el año 1996 y le ofrece un contraste muy bonito al lugar. Para ingresar debes pagar una entrada, pero el recorrido de tipo excursión vale la pena. Pero eso sí, ten en cuenta que el recorrido guiado se enfoca en explicar y acercar al visitante al budismo y sus beneficios, no a la historia del templo (estructura) como tal.

8. Museo del Ferrocarril de Cataluña

Museo del Ferrocarril de Cataluña

Otro de los lugares que ver en Sitges es el Museo del Ferrocarril de Cataluña. Es un espacio dedicado a promover el conocimiento sobre el ferrocarril que se encuentra ubicado en la localidad de Villanueva y Geltrú. Fue inaugurado el 5 de agosto de 1990. El museo se ubica en las antiguas instalaciones del depósito de locomotoras de vapor de Vilanova i la Geltrú.

Este museo forma parte del sistema del Museo de la Ciencia y de la Técnica de Cataluña y de la Red de Museos de España. En su interior encontramos espacios dedicados al mundo de las estaciones, así como un área dedicada al mundo del cine (CinemaTREN).

También alberga varias colecciones. La más importante es la de vehículos, compuesta por 50 vehículos de todas las épocas y tecnologías. Considerada hoy en día una de las colecciones técnicas más importantes a nivel internacional, por número y variedad.

9. Playa Garraf

Qué ver en Sitges | Playa Garraf

El siguiente lugar que ver en Sitges es una playa encantadora, que cuenta con fácil acceso y una belleza única. Al llegar lo primero que notas son 33 cabañas de pescadores en skyline que adornan la playa y le dan un toque distinto. Es tranquila y familiar, y acuden muchos turistas y locales para disfrutar del sol y el mar.

Lo más característico del lugar, las cabañas o casetas, al parecer fueron construidas para los trabajadores que trabajaban en la línea del ferrocarril y para los antiguos pescadores. Son todas blancas y verde y tienen espacio para las embarcaciones. Puedes acceder en tren desde Sitges, así que esto queda magnífico. Tienes opción a un bar donde te puedes sentar a beber algo y picar, mientras disfrutas del sol y la arena suave y dorada. Los atardeceres son lo mejor. No dejes de conocerla.

10. Museu de Maricel

Museu de Maricel

El último lugar que ver en Sitges es el Museo de Maricel, ubicado al lado del Palacio Maricel, en el centro de la villa. Muestra una exposición artística que va desde el siglo X hasta el realismo y figuración de la primera mitad del siglo XX, con colecciones de arte del Dr. Jesús Pérez-Rosales y de la Villa.

Está formado por más de tres mil piezas de la más diversa procedencia, entre las que encontramos ejemplares de pintura gótica, tallas y retablos renacentistas, esculturas modernistas y noucentistes, y mucho más. Un museo muy bonito que ofrece mucho por ver y que te hará pasar un buen rato.

Sitges es una villa que aunque goza de las playas como atractivo turístico principal, también ofrece al turista otros espacios increíbles, llenos de historia y arte. No dejes de visitarla y toma nota de los 10 lugares imprescindibles que ver en Sitges. Cuéntanos qué te ha parecido este recorrido y si te gustaría visitar alguno de estos lugares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.