Esta ciudad ubicada al sur de Alemania es un sitio con más zonas verdes que espacio urbano. Si eres un amante de los paseos tranquilos por inmensos jardines, Stuttgart es, sin duda, la ciudad que debes conocer. Es un destino perfecto para el descanso y el relax gracias a su interesante oferta de manantiales minerales y gigantescos viñedos.  Además, es donde está el mayor parque zoológico y jardín botánico de Europa. ¿Qué ver en Stuttgart? ¡Te lo contamos!

Pero si eres un apasionado de la velocidad y de los coches, esta ciudad también es un gran destino para ti. Pues allí podrás ver en vivo el primer coche del mundo; así como varias fábricas y museos de distinguidas marcas alemanas de lujo que no querrás perderte. También te conquistará su deliciosa arquitectura mezclada con castillos medievales y su variada oferta cultural. ¿Preparado para este viaje? En El Viajero Feliz te mostramos los 10 lugares de Stuttgart que no puedes perderte. ¡Sigue leyendo!

Qué ver en Stuttgart: 10 lugares que no puedes perderte

1. Palacio Nuevo de Stuttgart

Palacio Nuevo de Stuttgart

Algo que resalta de este lugar es que está cargado de historia. Por ello se ha convertido en un sitio imprescindible que ver en Stuttgart. El primer castillo data de alrededor de 950 cuando Stuttgart era un asentamiento para la cría de caballos. En el siglo XIV se convirtió en la residencia de los condes soberanos de Wurtemberg. Posteriormente, en el siglo XVI, los duques Cristóbal y Luis ordenaron que fuera convertido en un castillo renacentista.

Para 1931, el castillo fue severamente dañado en un incendio y antes de que pudiera terminarse su reconstrucción, dirigida por Paul Schmitthenner, fue gravemente dañado en los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial. Su imponente reconstrucción, también dirigida por Schmitthenner, duró hasta 1971. Sabemos que apreciarás y disfrutarás la visita a este hermoso castillo renacido de las cenizas, como un ave fénix, más de una vez. ¡Visítalo!

2. Museo Mercedes-Benz

Museo Mercedes-Benz

El Museo Mercedes-Benz se encuentra justo al lado de unas de las principales fábricas de Mercedes-Benz, ya que la ciudad es la sede principal de esta reconocida marca de automóviles. Diseñado por el estudio holandés UN Studios, la inauguración se realizó en el 2007, y es uno de los edificios más intrigantes y futuristas de Stuttgart.

Inspirado en las hojas de los tréboles, las plantas del edificio se superponen una sobre otra conteniendo en su centro una estructura triangular, lo que le da al interior una sensación de doble hélice. A lo largo de los 16,500 m² de extensión, se puede apreciar 160 carros de distintas épocas. Por supuesto, los más asombrosos son los que datan de las primeras versiones y los primeros acercamientos a lo que representa hoy la marca.

El edificio en sí mismo es una fascinación que ha logrado convertirse en un ícono de la ciudad. Esta construcción vanguardista estuvo entre los finalistas del Premio Mies van der Rohe de 2006. ¿Te gustaría realizar este recorrido por la historia de los coches?

3. Galería Estatal de Stuttgart

Galería Estatal de Stuttgart

Caminar por exposiciones de más de 9 000 metros cuadrados, dejar volar la mirada y la imaginación por tanta belleza y arte…., esto lo vivirás en la Galería Estatal de Stuttgart. Es uno de los sitios imprescindibles que ver en Stuttgart ¿Por qué? Por varias razones. Principalmente porque es uno de los museos más visitados de la República.

En 1984, la apertura de la Neue Staatsgalerie diseñada por James Stirling transformó lo que antes era una exposición algo rudimentaria en uno de los museos más avanzados de Europa. Lo que resalta de la Galería Estatal de Stuttgart es que tiene un marcado estilo arquitectónico que evita que pase desapercibida. Es decir, posee características clásicas y contemporáneas. Tanto por su exterior como por su interior esta galería seducirá tus sentidos. ¿La visitas?

4. Palacio Solitude

Qué ver en Stturgart: Palacio Solitude

Este encantador palacio es uno de los ejemplos más renombrados de la arquitectura rococó. El complejo arquitectónico, con impresionantes y maravillosas vistas al palacio de Ludwisburg, fue construido en 1764 por el duque Carlos Eugenio. Originalmente se construyó pensando en que su ubicación sería perfecta para la caza. ¡Y así fue!

Hoy en día se encuentra ubicado en un lugar privilegiado donde abunda la tranquilidad, la naturaleza y lejos del bullicio urbano. De allí que muchos consideren este palacio como un lugar ideal para meditar. ¿Lo quieres visitar? El Palacio ofrece tours guiados a sus visitantes. Estos tienen una duración de 45 minutos, únicamente en el idioma alemán, el precio es de 4 euros por persona adulta.

​5. Mausoleo Württemberg

Mausoleo Württemberg

En Stuttgart encontramos el más bello de los paseos: y es el que nos regala la solemnidad del mausoleo. A tu llegada notarás que está rodeado de los viñedos y vistas preciosas a la ciudad. ¡Sin duda, es un imperdible que ver en Stuttgart! El mausoleo se encuentra en el pico de la colina Württemberg, en el extremo más occidental de los bosques Schurwald. Y posee hermosas vistas al río Neckar.

En la entrada de la capilla se puede ver una bonita inscripción que se traduce como «el amor nunca muere». Hay muchas interpretaciones sobre esta frase, pero la más popular señala que representa la promesa del rey Guillermo para su esposa, eternizado por este monumento. Romántico, ¿cierto?

6. Schillerplatz

Schillerplatz

¿Qué ver en Stuttgart? ¡Pues una de sus plazas más grandes! Fue bautizada oficialmente Schillerplatz en 1934 en memoria de uno de los escritores e intelectuales más famosos de Württemberg. Luego de solucionar varios problemas de hacinamiento que presentaba la ciudad en épocas medievales, fue posible pensar en construir una plaza cerca del palacio a fines del siglo XVI.

El duque Friedrich Schiller hizo derribar las casas entre la Iglesia Colegiada y la antigua cancillería, y le encargó a Heinrich Schickardt, maestro de obras de Herrenberg, que creara la plaza. Una curiosidad es que Schiller pronto notó que no podía permanecer en la ciudad por sus ideas en contra de la tiranía. Así que tuvo que abandonar Stuttgart, en 1782, utilizando un nombre falso. Probablemente nunca pudo disfrutar de esta plaza como le hubiese gustado. ¡Pero tú sí que puedes! ¡Arma tus maletas y visita esta fabulosa plaza!

7. Schlossplatz (Plaza del Castillo)

Schlossplatz (Plaza del Castillo)

Junto a la Schillerplatz, esta es otra de las plazas más importantes e históricas que ver en Stuttgart. Como desde su nombre se indica, es la plaza que queda justo al frente del Palacio Nuevo de Stuttgart. Es perfecta para pasar un momento al aire libre y contemplar sus hermosos jardines, o simplemente para realizar un picnic. 

También es un buen punto de descanso luego de un largo día recorriendo esta ciudad. Una de sus grandes ventajas es que tiene una ubicación privilegiada, bastante cerca del transporte público. ¿Quieres pasar una tarde acogedora sobre su césped? Esta plaza espera por ti. ¡Visítala!

8. Museo Porsche

Museo Porsche

El Museo Porsche es otro moderno museo del automóvil de Alemania. Esta visita es obligada si te gustan los coches de lujo y algo extravagantes. También puedes reservar con anticipación una visita gratuita a la fábrica. ¡Es emocionante! Como ves muchos de los sitios que ver en Stuttgart guardan relación con los coches, así que los amantes de los vehículos lo pasarán a lo grande en este sitio imprescindible que ver en Stuttgart.

9. Wilhelma

Wilhelma

El zoológico —que es a la vez un jardín botánico y además es el más grande de Europa— pertenece a esta increíble ciudad. Está ubicado en lo que antaño fue un lugar de retiro para la realeza. Podrás contemplar plantas de colores de todos los rincones del mundo y muchos animales. 

El Wilhelma abarca 28 hectáreas. Este zoológico cuenta con una colección aproximada de 10 000 animales de 1 000 especies diferentes que habitan en reproducciones de sus respectivos hábitats naturales. Entre los más populares están los gorilas africanos y las cabras del Himalaya. ¿Lo visitas? Hay varias formas de llegar: bien sea por suburbano (U14, parada: Wilhelma, U13, parada: Rosensteinbrücke), por autobús (No. 52, 55, y 56), o simplemente sigue las señales con el elefante en tu bicicleta o automóvil.

10. Palacio de Ludwigsburg

Palacio de Ludwigsburg

Conocido como el Versalles de Alemania, es uno de los mayores palacios barrocos del país y su enorme jardín te dejará impresionado. En realidad, se encuentra a 12 km al norte del centro de la ciudad de Stuttgart, motivo por el cual decidimos incluirlo en este qué ver en Stuttgart. Desde el siglo XVIII hasta 1918 fue el principal palacio real del ducado que se convirtió en reino de Wurtemberg. Pero además de los paseos y de apreciar el estupendo palacio, adentro encontrarás historias y museos muy interesantes. Es uno de esos sitios que te dejarán mucho conocimiento.

El Landesmuseum Württemberg mantiene dos museos en el Palacio de Ludwigsburg: el Museo de Cerámica y el Museo de la Moda, ambos abiertos en 2004. El primero de ellos ocupa todo el tercer piso, y es un espacio de 2,000 metros cuadrados que contiene más de 4,500 exhibiciones de porcelana, loza y cerámica, además de su historia, lo que la convierte en una de las colecciones de cerámica más grandes de Europa. El segundo se ha convertido en el favorito de miles de turistas.

Hasta aquí llegamos en nuestro viaje sobre qué ver en Stuttgart, como podrás haber notado esta ciudad es asombrosa, aguarda muchísimos secretos, lugares majestuosos y un listado increíble de sitios que recorrer. No olvides llevar tu cámara fotográfica porque de seguro querrás guardar el recuerdo de tus aventuras en Stuttgart. ¿Crees que nos faltó agregar algún otro lugar? ¿Cuál ha sido tu favorito? ¡Déjanos un comentario con tu opinión!

Si te gustó este artículo, te puede interesar:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.