Santa Eulalia es, probablemente, el municipio más tranquilo y mejor conservado de Ibiza. Esta localidad encierra un importante valor histórico y cultural, aunque su capital paisajístico no se queda atrás. Su costa de ensueño se une al único río de Baleares que de hecho recibe su nombre.

Si estás planificando una visita a este rincón de la isla, presta atención. A continuación, compartimos contigo una selección de destinos que no pueden faltar en tu viaje. ¡Toma nota!

¿Dónde alojarte?

santa elalia ibiza

A la hora de encontrar alojamiento no tendrás muchos problemas. Santa Eulalia cuenta con una gran cantidad de alternativas, desde apartamentos hasta hostales y hoteles. Uno de los que recibe mejores críticas es el hotel apartamentos El Pinar. Es perfecto para todo tipo de usuarios y planes, gracias a sus servicios e instalaciones. Ideal para familias, amigos o parejas.

Qué visitar en Santa Eulalia, Ibiza

Santa Eulalia, Ibiza: Tres paradas imprescindibles

1. Sus playas y calas

Santa Eulalia cuenta con un paisaje litoral bastante diverso. A lo largo de su costa, podrás encontrar playas y calas bastante distintas entre sí. Una de las más transitadas es Aigües Blanques. Flanqueada por acantilados y enmarcada por unas vistas difíciles de olvidar, constituye sin duda una de las paradas obligatorias. No solo podrás disfrutar de un baño refrescante, también podrás embadurnarte de sus barros naturales o tomar un aperitivo en su popular chiringuito.

Cala Boix también acapara bastante atención turística debido, en parte, a que es la única que podemos encontrar de arena negra en Ibiza. Cala Nova, no obstante, destaca por sus aguas cristalinas y un entorno tranquilo y perfecto para los planes familiares que también podrás encontrar en Cala Leña. Por último, si buscas un entorno aún más tranquilo e íntimo, quizá lo más recomendable sería visitar Cala Mastella, su acogedor puerto de pescadores o su bar son otros de sus principales puntos de interés.

2. Sus bellos pueblos

Una buena ruta turística en Santa Eulalia necesariamente debe incluir los bellos pueblos que se extienden en sus proximidades. Uno de los buenos motivos para ampliar tu visita hasta ellos es disfrutar de su deliciosa gastronomía. En San Carlos, por ejemplo, podrás probar las mejores copas típicas de la isla. Acompañar un montado con una copa de hierbas de Ca n’Anneta es ya una tradición entre sus residentes.

Santa Gertrudis es otro de los enclaves más destacados en lo que respecta a  gastronomía. Este pueblo posee un encanto único y encierra tesoros como el Bar Costa que, si bien no es precisamente de alta cocina, reúne el mejor ambiente y unas tapas deliciosas.

Además, Santa Eulalia también posee una gran variedad de agroturismos que podrás visitar para desconectar y pasar un momento de ocio distinto. Algunos de los más populares (y que además poseen spa) son Can Curreu o Atzaró Ibiza.

En general, no tendrás problemas para identificar una buena oferta de ocio aunque lo más recomendable, especialmente si tu viaje es vacacional y orientado al descanso, es que destines tus noches a planes tranquilos como una copa en su mágico Paseo Marítimo o, por qué no, en los restaurantes playeros de Chirincana o Atzaró Beach.

3. No olvides sus mercadillos hippies

Uno de los puntos de ebullición de Santa Eulalia son sus mercadillos hippies, probablemente se trate de los más populares de toda la isla. El de Punta Arabí o Las Dalias son ya un emblema de su vida urbana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.