Vota el post!

Situada en el corazón de los Balcanes, acostumbrada a pasar desapercibida para el turismo masivo, Serbia es, sin embargo, una auténtica caja de sorpresas. Increíbles paisajes y un rico patrimonio cultural te están esperando ¿Nos acompañas en el viaje? Aquí tienes algunas perlas para convencerte de que Serbia es un buen lugar para descubrir.

1. Belgrado

Belgardo-catedral-ortodoxa

Cruce de caminos entre Oriente y Occidente, la capital serbia es una de las ciudades más antiguas de Europa. De ello da fe la fortaleza de Kalemegdan, una ciudadela construida, conquistada, destruida y vuelta levantar en diversas ocasiones desde el siglo a.C. III hasta siglo XVIII. La catedral ortodoxa, la residencia de la princesa Ljubica, el edificio del Capitán Miša, así como  el Viejo Palacio y el Nuevo Palacio son lugares también interesantes. Y no hay que olvidar pasear por Skadarlija, el barrio bohemio, con sus bonitas casas y acogedoras tabernas donde disfrutar de un descanso mientras se degusta la rica gastronomía del país.

2. Novi Sad

Fortaleza-de-Petrovaradin

En la región de Voivodina, entre fantásticas llanuras, viñedos y bosques, Novi Sad brilla con luz propia. Una ciudad acogedora y mestiza, con una agitada vida cultural. Una ciudad en la que podrás conocer lugares con historia, bonitas iglesias, museos interesantes y, una impresionante fortaleza, la de Petrovaradin, un lugar donde olvidarse del tiempo mientras se recorren sus callejuelas, sus túneles y sus catacumbas.

3. Parque Nacional de Fruska Gora

Fruska-Gora-Serbia

Una zona montañosa que destaca no solo por sus bellos paisajes, sino también porque ocultos en los bosques hay 16 monasterios medievales ortodoxos. Construidos entre los siglos XV y VXI. Forman un fantástico conjunto que merece la pena visitar. En el parque, además, hay numerosas rutas que llevan a los diferentes monasterios y que hacen las delicias de los amantes del senderismo o la bicicleta.

4. Sarganska Osmica y Drvengrad

Drvengrad-Serbia

Sarganska Osmica es un conocido y pintoresco tren que recorre algunos de los paisajes más bucólicos y hermosos de Serbia. Une Zlatibor y Mokra Gora y desde él se pueden contemplar maravillosos valles y montañas. Muy cerca de esta última localidad se encuentra uno de los lugares más encantadores del país, Drvengrad, un pueblo de casitas de madera tradicionales construido por el famoso director de cine Emir Kusturica para la película “La Vida es un Milagro”.

5. Parque Nacional de Djerdap

Parque-Nacional-de-Djerdap

El Danubio muestra todo su esplendor a su paso por el Parque Nacional de Djerdap. Un cañón de 100 kilómetros que forma uno de los paisajes más espectaculares que se puedan contemplar: impresionantes desfiladeros como el de Velliki Kazan y sus 300 metros de altura y  tres gargantas en los que el río se estrecha hasta apenas alcanzar los 150 metros.

6. Topola

Oplenac-Serbia

Otra de las joyas de Serbia, una ciudad de tradición vinícola en la que destaca el conjunto monumental de Oplenac, formado por la Iglesia de San Jorge y el Mausoleo de la dinastía Karadjordjevic. Un mausoleo forrado de mármol blanco en el que se pueden contemplar magníficos frescos.

Serbia, a pesar de no ser tan conocido como sus vecinos, es  un país increíble, con una gran historia, maravillosos monumentos y unos paisajes dignos de admiración. ¿Habías pensado alguna vez en Serbia como destino de vacaciones? Cuéntanos qué te ha parecido nuestra propuesta y recorre otros 5 destinos alejados del turismo en masa.

Imágenes: George Groutas,  White WriterPudelekEdoderooManedjPudelekDenis Barthel.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.