Para los amantes de la arqueología es un auténtico tesoro. Un poblado celta perfectamente conservado y más antiguo que Stonehenge o las pirámides de Egipto. ¿Dónde está esta maravilla? En Escocia, exactamente en la aldea de Skerrabra de las Islas Orcadas.

Todo en este lugar mágico es sorprendente: el diseño de las viviendas, el modo en el que se abandonó, cómo se conservó y la forma en que fue descubierto ¿Quieres conocer más de Skara Brae?

Unas viviendas muy “modernas”

Son apenas 9 casas, pero llaman la atención por muchos motivos. Todas tienen las mismas dimensiones y la misma estructura: un hogar situado en el centro para el fuego y unos compartimentos alrededor, como si fueran estancias con una especie de mobiliario parecido a una cama.

casa-de-Skara-Brae

Más curioso es que estas casas tienen lo que parecen desagües, lo que ha llevado a pensar que tenían una especie de rudimentarios retretes. Además, unas aberturas en las paredes permitían evacuar desechos. Y, por si fuera poco, tenían una especie de estanterías que servirían como almacén y se han descubierto unos compartimentos estancos que aún no se sabe a ciencia cierta para qué servían.

reconstruccion-de-Skara-Brae

¿Más aspectos sorprendentes? Estaban rodeadas de un material fabricado a base de desechos para aislarlas del duro clima ¡Y tenían cerraduras! Pero lo más llamativo es que una de las casas solo se puede abrir desde fuera, lo que lleva a pensar que se trataba de una especie de cárcel o calabozo.

Su misterioso abandono

No se sabe a ciencia cierta qué ocurrió, pero sí que el poblado se abandonó de manera repentina. Hay teorías que señalan que se debió a que el clima se volvió más frío y húmedo y otras señalan más bien a algún peligro inminente, pero no hay pruebas que apoyen ninguna de ellas.

Lo único cierto es que se encontraron enseres como collares o instrumentos que llevan a pensar en ese abandono a toda prisa. También se han encontrado objetos de cerámica y herramientas de sílex y hueso.

casas-de-Skara-Brae

La Pompeya de Escocia

El magnífico estado de conservación de este poblado ha llevado a que algunos lo califiquen como la “Pompeya de Escocia”. Pero ¿qué hizo que el poblado llegara así hasta nuestros días?

En primer lugar, hay que tener en cuenta que las casas están semienterradas y que el material de desecho que las cubría sirvió de protección también contra el paso del tiempo. Y, en segundo lugar, cuando se abandonó el poblado, la arena lo cubrió por completo.

Su peculiar descubrimiento

Skara Brae permaneció oculto durante siglos. Hasta que la casualidad y un terrible temporal con lluvias torrenciales sacaron el poblado de nuevo a la luz en 1850. Las piedras que asomaron en el terreno llamaron la atención de William Watt de Skaill, él fue quien inició las primeras excavaciones, abandonándolas años después.

pasadizos-de-Skara-Brae

Pero no fue hasta 1925 cuando se descubrió el poblado por completo y se construyó un muro para protegerlo. Y es que otra gran tormenta hizo que salieran más casas a la superficie, pero también que las que ya habían sido descubiertas sufrieran importantes daños.

De esta manera se descubrió uno de los poblados más antiguos de los que se tiene constancia. Un poblado que debió de estar habitado entre los años 3.200 y 2.200 a.C.

¿Te ha sorprendido esta joya milenaria?  Seguro que sí, compártelo y recorre junto a nosotros otros tesoros de la mágica Escocia.

Imágenes: portengaroundDorli PhotographyFernando Olguinstevekeiretsudamian entwistleSandy Buchanan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.