Aunque hayas planificado viajar por tres días, comer todas las comidas en un restaurante puede ser muy costoso. En ese caso, llevar tu propia comida en un viaje por carretera o avión es una excelente manera de ahorrar.

comida viaje 2

Viajar con comida no tiene que ser una carga

Hacer un viaje por carretera y llevar tu propia comida te dará mayor libertad porque no tienes que preocuparte por buscar un sitio para comer. Solo necesitas llevar alimentos que requieran refrigeración, aperitivos fáciles de almacenar y artículos complementarios para cortar o servir los alimentos.

Según Guillermo Perez, colaborador en Guiadesuplementos, en el caso de frutas y verduras, la refrigeración adecuada de los alimentos está cerca 40°. Es importante mencionar que algunas verduras de hoja verde como la espinaca pierden nutrientes esenciales como el ácido fólico y la vitamina C cuando no se almacenan correctamente. En ese caso, una opción adecuada es realizar proceso de deshidratación de algunos alimentos vegetales, ya que pueden mantener una gran cantidad de vitaminas y antioxidantes sin ningún problema.

Alimentos que requieran refrigeración

Una mini-nevera te sacará de varios apuros. Algunos de los alimentos que requieren refrigeración son los huevos hervidos, yogures bebibles, verduras picadas, pepinillos, sándwiches, fruta, quesos variados, embutidos, ensaladas, hamburguesas, pechuga de pollo o rodajas de pavo.

Los sándwiches a temperatura ambiente son la mejor alternativa para los últimos días de viaje. Por otra parte, puedes guardar las pechugas de pollo marinadas y mantenerlas en el hielo hasta la hora de comer.

Las frutas también son bienvenidas ya que se pueden consumir en cualquier momento. Pueden ser manzanas, peras, uvas, mandarinas, plátanos. Guárdalos en bolsas con cierre hermético y solo córtalos cuando vayas a consumirlos.

En el desayuno, muchos de los alimentos básicos no requieren refrigeración. Por ejemplo, las barras de granola o proteínas son desayunos sencillos para los viajeros en movimiento.

Aunque puede parecer una recomendación obvia, el agua también es muy importante. Debemos mantenernos hidratados para realizar nuestras actividades y combatir la fatiga. Utiliza recipientes reutilizables y llévalos siempre que tengas la oportunidad. La cantidad diaria recomendada de ingesta de agua es 3,7 litros para una hombre y 2,7 litros para una mujer.

Aperitivos fáciles de almacenar

Por ejemplo, cereales, sopas instantáneas, papas fritas, pretzels, galletas, muffins saludables, bocaditos de pizza, frutos secos (albaricoques, pasas, nueces, almendras), pan crujiente.

Lo recomendable es guardar los alimentos en porciones individuales. Así no tendrás que abrir toda la bolsa en el primer día. Puedes utilizar loncheras o recipientes con compartimentos separados para colocar una porción de cada alimentos.

Artículos complementarios

Aunque hemos mencionado alimentos que no requieren mucha preparación, es importante llevar consigo artículos complementarios como toallas de papel o servilletas, bolsas de basura, tabla de cortar, cubiertos, termo, taza de café, platos de plástico o reutilizables, cuchillo para picar, sacacorchos, abrelatas, entre otros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.