¿Te gusta visitar lugares recónditos para perderte en tus escapadas? ¿Quieres viajar a uno de las islas más remotas del mundo? Pues no te pierdas esta entrada de el Viajero Feliz en la que te mostramos una isla que seguramente te encantará. ¡Descúbrela!

Una isla recóndita

1024px-Tristan_da_Cunha,_British_overseas_territory-20March2012

En medio del Atlántico, entre Sudáfrica y Sudamérica, se encuentra una isla conocida por su movida actividad volcánica, coronada por un volcán que alcanza los 2020 metros de altura y que erupcionó la última vez en el año 1962, obligando a que todos sus habitantes fueran evacuados, lo cual no pudo ser tarea fácil, porque esta isla es la más remota del mundo. 

El paraíso perdido

Son 2.334 los kilómetros los que separan a la isla de Tristán de Acuña, que pertenece a un archipiélago británico del mismo nombre, de la zona poblaba más cercana, lo que hace que sea la isla poblada más lejana del mundo. Esta situación la ha hecho entrar incluso en el Libro Record de los Guiness.

1024px-Tristanfromspace

Pero remota no quiere decir descuidada: en el centro de la isla existen indicaciones con direcciones a las localidades más cercanas. Santa Elena se ubica a 2.334 kilómetros, 2778 la separan de la Ciudad del Cabo en Sudáfrica y a 3.300 se encuentra la costa de Sudamérica. Y te preguntarás, ¿cuántas personas viven en esta isla? Pues un total de 267 habitantes.

Accesos

Llegar a esta isla es tarea complicada. Como no tiene una gran extensión y cuenta con muchos acantilados, es imposible construir un aeropuerto, así que el único modo de acceder es a través del mar.

sunset-410133_1920

Pero eso tampoco es tan sencillo, ya que los viajes no se realizan regularmente, son pocos los visitantes que van a la isla, y la encontrar una plaza libre en las escasas embarcaciones que llegan a la isla es como encontrar una aguja en un pajar. Qué tranquilidad, ¿no?

Vivir en Isla Tristán de Acuña

bank-192991_1280

Lo mejor de vivir en esta isla, según comentan sus habitantes, es que se puede disfrutar de una gran calma y tranquilidad. Algo curioso es que en la isla existe una única cárcel y su uso como tal es tan ridículo que la utilizan como almacen para guardar comida y demás productos para subsistir.

¿Y tú? Viajarías a la Isla de Tristán de Acuña? ¡Cuéntanoslo! Si te ha parecido interesante, también puedes leer «La isla prohibida de la Costa Azul».

Imágenes: snowmanradio, NASA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.