Edimburgo es la antigua capital de los reyes de Escocia, su aspecto medieval y georgiano la hacen más que bella, sus jardines y sus vistas al mar del Norte la convierten en un destino exquisito, está llena de tradiciones y es considerada Patrimonio de la Humanidad. ¿Aún no la has visitado? ¡Pues escápate un fin de semana y conócela!

Primer día

En el Edinburgh Castle se guardan auténticas joyas de la corona y tesoros de un valor incalculable para la Historia: un palacio real, una capilla medieval, tres museos de la guerra e instalaciones militares. Además, desde este castillo se puede disfrutar de unas vistas increíbles de toda la ciudad.

Edinburgh Castle
Edinburgh Castle

Tras degustar el sabor de la Historia, la Royal Mile espera impaciente a todo aquel que quiera conocerla. Aquí se encuentra Castlehill, la calle más antigua de la ciudad y en la que vivió David Hume, ésta aún conserva su aspecto medieval. Royal Mile es considerado el corazón de la ciudad vieja, fuente de inspiración para muchos artistas y lleno de monumentos de gran interés.

En este primer día no puede faltar la arquitectura del fantástico Scottish Parliament y la residencia de la reina, el Palace of Holyroodhouse. Y, finalmente, el National Museum of Scotland, donde se encuentra el primer animal clonado de la historia, Dolly. En este mismo museo se organizan diversas actividades para los más pequeños.

Parliament
Scottish Parliament

Segundo día

En los muelles de Leith descansa el Royal Yacht Britannia, antiguo yate real y también barco en el que han navegado personajes ilustres como Mandela, Clinton o Churchill. Tras esta primera visita un pequeño descanso en el Royal Botanic Garden puede ser más que una excelente opción. Allí crece un fabuloso e increíble jardín chino, puede observarse el invernadero de palmeras victoriano y cualquiera puede deleitarse con el aroma de los rododendros.

Vistas desde Arthur's Seat
Vistas desde Arthur’s Seat

En el Scottish National Gallery descansa una gran cantidad de arte y en el Arthur’s Seat se pueden conseguir unas vistas magníficas e impresionantes. Para aquellos que quieran disfrutar de las tiendas más cargadas de moda, Stockbridge es su destino; para aquellos que busquen la originalidad, el Dean Cementery o el Surgeons’Hall Museum pueden ser buenas opciones.

Experiencias inolvidables

Para aquellos que quieran convertir el viaje en especial y único, existen varias actividades y lugares increíbles cargados de magia.

En Edimburgo es posible subir a los tejados del restaurante Oloroso, del Scott Monument o del Outlook Tower, desde allí se tienen unas vistas increíbles.

En esta ciudad pueden seguirse los pasos de personajes como Harry Potter, el Doctor Jekyll y Mister Hyde, Peter Pan, Sherlock Holmes, entre muchos otros.

Disfrutar del folk, de las acuarelas de Turner, comprar en las originales tiendas de Broughton St., subir al volcán de Holyrood y disfrutar de la naturaleza y degustar el más auténtico whisky.

¿Quieres ir más allá de Edimburgo y conocer toda Escocia? ¡Pues no pierdas el Jacobite!

Imágenes: Gonzalo Izaclry2Chris HillLaura Suarez

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.