Esta es la historia de Bertrand Vigouroux, un vinicultor por excelencia, su familia ha estado involucrada en la elaboración de vino en la región de Cahors en el suroeste de Francia durante cuatro generaciones. El llamado «vino negro» de la región proviene de la variedad de uva roja Malbec, a menudo más asociada en el Reino Unido con poderosos vinos tintos de Argentina. De hecho, el Malbec argentino fue traído originalmente por pioneros del sudoeste de Francia, donde entonces, fue la variedad dominante en Burdeos. Tiene el mismo origen en Francia al igual que las máquinas tragaperras, de las que puedes descubrir más información aquí.

Viajar gracias al vino: la historia de Bertrand Vigouroux

viajar gracias al vino 2

Si avanzamos unos siglos, el Malbec es ahora la variedad de uva dominante para los vinos tintos en Argentina, ha desaparecido prácticamente de Burdeos y se ha reestablecido en la región de Cahors en Francia, ambas áreas son particularmente adecuadas para el Malbec ligeramente quisquilloso. Un clima cálido y seco y suelos pedregosos, arcillosos y calizos contribuyen a los factores ideales para que la variedad prospere.

Numerosos viajes a Argentina

Originalmente comerciantes de vino, Georges Vigouroux, el padre de Bertrand, fue el primero de la familia en plantar vides y hacer vino en 1971. Con una combinación de visión y pasión, heredada en gran medida por su hijo, las vides de Malbec se plantaron en sitios cuidadosamente seleccionados, la familia ahora es propietaria de cuatro prestigiosos viñedos en la zona.

Casi 50 años después, la superficie de viñedos se ha multiplicado por diez, gracias a la inspiración de Georges Vigouroux y su hijo Bertrand. Los estándares de elaboración y calidad también se han impuesto masivamente, y entre los líderes de la denominación se encuentran los vinos de Chateau de Haute Serre y Chateau de Mercuès, dos de los viñedos

Siempre deseando ampliar los límites, Bertrand ha visitado los viñedos de Mendoza en Argentina muchas veces y ha formado una relación de trabajo con el experto mundial en Malbec, Paul Hobbs. Juntos han producido algunos vinos excepcionales de pequeñas partidas, tanto en Argentina como en Cahors, con frecuentes intercambios de ideas y visitas de personal de intercambio. Viajes y vino. Pero cerca del corazón del propietario también está el turismo del vino, una gran forma de promover un vino y su región.de la familia que, sin duda, elevan el listón en cuanto a la calidad.

¿Cómo se produjo este crecimiento?

viajar gracias al vino 3

Habiendo reconstruido el viñedo y la reputación de Haute Serre, la familia Vigouroux adquirió el Chateau de Mercuès del siglo XIII, ahora un lujoso Hotel Bodega, parte del grupo Relais & Chateaux, con un bistró en el patio y un fabuloso restaurante con estrellas Michelin. Un remanso de paz, es un refugio de cuento de hadas dirigido por expertos, el tipo de lugar con el que normalmente sólo se sueña. Los jardines fueron excavados para construir una bodega de última generación y debajo, una bodega de barricas, lograda con talento artístico y experiencia técnica.

Así que, se ha convertido en un gran destino para probar los vinos de la familia Vigouroux, visitar el Chateau de Haute Serre y los demás viñedos de los alrededores, para sumergirse en el Malbec y su fascinante historia y cultura. El vino es tan diverso que puede disfrutarse en múltiples regiones como España o Francia, por lo que es una gran opción para los amantes de esta cultura.

Conclusión

La vida es tan inesperada que el futuro puede deparar cualquier cosa. Bertrand nunca imaginaría que el vino le haría viajar tanto, pero incluso ha logrado crear grandes amigos con los que comparte pasión.

Está orgulloso de haber hecho crecer lo que comenzó su padre hace mucho tiempo, convirtiéndose en un destino muy demandado por los turistas amantes del vino.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.