La belleza y atractivos turísticos de Venecia son de fama internacional. Por eso cada año millones de turistas recorren la ciudad italiana extasiados por el encanto de sus canales, puentes y, claro está, de sus palacios. Pero sin duda alguna lo que atrae hasta aquí esas personas es la particularidad de ser una ciudad acuática. Si tu también has sucumbido ante los encantos venecianos no te puedes perder esta rareza oriental y ¡vuélvete a enamorar!

Zhouzhuang, la Venecia China

Para conocer esta maravilla oriental tendremos que tomar un largo vuelo hasta la deslumbrante Shanghái, porque este lugar tan especial no tiene aeropuerto propio. ¡Algo le tenía que faltar!

Zhouzhuang 1

Una vez en Shanghái cogeremos un autobús en dirección a Zhouzhuang. Es aconsejable comprar el billete de ida y vuelta porque así por sólo 200 CNY, unos 24€, y además del viaje te incluirán la entrada al pueblo, una curiosidad más. Como verás este pequeño municipio es completamente peatonal, lo que aumenta su embrujo pues te obliga a recorrerlo a pie y hacer uso del transporte local, que son unas graciosas barquitas conducidas por mujeres que animan la travesía con canciones populares.

Shuang qiao

Nuestro tour por la «Venecia Oriental» comenzará por la parte noroeste del pueblo, para ver el monumento más emblemático de la ciudad: se trata de Shuang qiao, Los Puentes Gemelos. Son dos puentes en piedra que cruzan los ríos Yinzi Creek y Nabeishi, y fueron construidos durante la dinastía Wanli, entre los siglos 1573 al 1619. Así que si quieres una foto típica, háztela aquí.

Templo Chengxu

Otro de los puntos de máximo interés de Zhouzhuang es su templo taoísta Chengxu. Este grandioso templo, uno de los más importantes de la región de Wuzhong, data del 1086 y fue edificado por la dinastía Song. Está ricamente decorado tanto en su exterior como en su interior, siendo verdaderamente impresionantes las salas Shengdi y Doumu. Se encuentra frente al puente Puqing y llama la atención por sus grandes dimensiones: 1500 metros cuadrados.

Casa Zhang

Si al pasear por las preciosas callecitas que acompañan los canales de esta ciudad fluvial sientes la curiosidad de conocer el interior de las casas de sus habitantes, como viven sus gentes, es posible visitar algunas de ellas. Concretamente la de Sheng y la de Zanhg siendo esta última una morada elegante y señorial con unas 70 habitaciones distribuidas a lo largo de interminables pasillos y preciosos patios que te cautivarán.

Puente Zuang

Cuando te pique el gusanillo, puedes ir a Puente Fuan, otro de los muchos puentes que cruzan las vías acuáticas de este pequeña joya de oriente, que tiene la particularidad de estar rodeado de estupendos restaurantes con magníficas vistas, así como casas de té que flanquean sus extremos como si fueran dos torres.

Negocios Zhouzhuang

Otro atractivo del lugar son los cientos de tiendecillas de souvenires y artículos artesanales donde puedes también ver a los artesanos elaborando los objetos que en ese mismo negocio puedes adquirir. Eso sí, después de un largo regateo como es costumbre de lugar. La autenticidad y el encanto de este lugar, en el que podemos conocer la China medieval, ya forma parte del Patrimonio de la Humanidad UNESCO.

Te ha parecido imposible, ¿verdad? Sorprende a tus amigos con tu nuevo descubrimiento y quién sabe, lo mismo los convences para inspeccionarlo personalmente… ¡En cualquier caso no dejéis de contárnoslo!

Imágenes: Daniel M Shih, Naus79, SaraS, Giulio Bignardi

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.