El buen tiempo ya ha llegado, las vacaciones se acercan y ya son muchos los que desvían su mente a imaginar cómo serán su próximo viaje de verano. Aunque son muchos los que optan por aprovechar los largos meses de verano para conocer nuevas culturas y descubrir nuevos rincones turísticos, otros prefieren dedicar estos meses a descansar, desconectar de la rutina y, por supuesto, broncearse la piel y darse más de un chapuzón. Así pues, España está repleta de costas y playas idílicas que invitan a reservar alojamiento en uno de los tantos hoteles de cuatro estrellas con todos los servicios incluidos, como Iberostar Anthelia, para vivir unas vacaciones de ensueño.

Entre los destinos playeros mayormente preferidos por los turistas y viajeros, destacan las costas de Andalucía y de la Comunidad Valenciana, pero también las Islas Canarias. En éstas últimas, las mejor valoradas son las de Lanzarote, Gran Canaria, Fuerteventura y Tenerife, principalmente debido a sus playas paradisiacas, donde las aguas cristalinas bañan arena muy fina y dorada, así como el ambiente exótico que se respira durante el verano. Tenerife es, en los últimos años, uno de los destinos más demandados, destacando que los vuelos a esta isla son muy económicos durante todo el año y, por ello, muchas personas prefieren relajarse en las playas de esta isla que en las más comúnmente conocidas de la costa valenciana y alicantina, por ejemplo.

La isla de Tenerife puede ser perfecta para descansar en cualquiera de sus playas, pero también se hace imprescindible recorrerla de arriba a abajo en busca de rincones paisajísticos increíbles de contemplar y fotografiar, así como monumentos y arquitecturas que nos transmiten mucha cultura, arte e historia de la isla. Así, si este verano estás pensando pasar tus vacaciones en esta isla de Canarias, éstos son los rincones que no puedes dejar de visitar.

5 Rincones de Tenerife que deberías conocer este verano

1. Subir al Teide

Subir al Teide

Considerado uno de los volcanes más altos del mundo, desde este monumento de la naturaleza se pueden contemplar unas increíbles vistas que dan hacia el resto de islas que conforman las Canarias. Además, las vistas mejoran con creces si la subida se realiza justo al amanecer o al atardecer, pero si el mal tiempo aparece, esto tampoco es un inconveniente, pues resulta igualmente asombroso contemplar el mar de nubes que se presenta ante nuestros pies. Existen numerosos tours y visitas guiadas a este gran volcán, desde tan solo seis euros.

2. Visita al Drago Milenario

Visita al Drago Milenario 

El viaje a Tenerife no puede terminar sin antes haber dedicado uno de los días a visitar el pueblo Icod de los Vinos para ver el famoso Drago Milenario. Se trata de un gran árbol de resina roja, que recuerda a sangre que brota de un dragón y de ahí el nombre que se le da al árbol, con más de siglos y siglos de vida, lo que le convierte en el más antiguo del mundo. Este árbol, situado muy cerca de la iglesia de Icod de los Vinos, tiene atribuido numerosos poderes medicinales.

3. Lago Martiánez

Lago Martiánez

Una obra del arquitecto César Manrique conforma un conjunto de piscinas de agua salada, con jardines y terrazas que invitan a pasar un largo día de relax bajo el sol. Este lago fue centro de glamour para celebridades como Elisabeth Taylor o los Beatles.

4. Playa de las Américas

Playa de las Américas

Se trata de una de las playas de Tenerife más turísticas. Se encuentra en la zona sur de la isla, conformada por aguas cálidas y tranquilas que bañan una arena muy dorada. En esta playa el ocio nocturno es infinito y, además, ofrece un gran servicio de comodidades donde cenar una buena paella o tomar sangría a precios muy económicos. En iberostar.com se puede encontrar una amplia oferta de hoteles, con todos los servicios incluidos, muy cerca de esta playa.

5. Playa Benijo en Anaga

Playa Benijo en Anaga

Es el lado opuesto a la playa de las Américas, pues aquí en vez de disfrutar de sol los 365 días del año para broncearse la piel, y disfrutar de un gran ambiente nocturno y muy turístico, la playa Benijo es totalmente salvaje y aislada. Se encuentra en protección natural en la zona de Tenerife norte, y en ella deslumbra su arena volcánica, negra y brillante protegida por paredes de acantilados. Esta playa está hecha para contemplar, no se recomienda el baño ya que su oleaje es my peligroso.

Además de visitar estos cinco rincones turísticos de Tenerife, en la isla existen muchos más puntos de obligatoria parada, como el famoso Loro Park, los acantilados de Los Gigantes, Punta de Teno o San Cristóbal de la Laguna, entre otros. Por otro lado, para los más aventureros, la isla de Tenerife es perfecta para practicar buceo y submarinismo, debido a las cristalinas aguas que bañan toda la isla. Se puede bucear en snorkel rodeado de tortugas, explorar grutas submarinas y apuntarse a cualquiera de los numerosos centros de buceo que se encuentran por la isla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.