Auvers-sur-Oise, el pueblo que inspiró a Van Gogh
Vota el post!

Auvers-sur-Oise, a unos 30 kilómetros al norte de París, es un hermoso pueblo rural que inspiró a pintores como Cézzane, Pisarro y Van Gogh, el cual pintó allí sus últimos 70 cuadros. Si este pueblo inspiró a artistas tan grandes como Van Gogh, ¿no crees que vale la pena conocerlo?

Auvers-sur-Oise, el pueblo que inspiró a Van Gogh

Un pueblo que fue la inspiración de Van Gogh debe tener algo que lo recuerde, por eso en el Parque de Van Gogh, que ya supone todo un homenaje al pintor, se encuentra una estatua que honra al artista, realizada en 1961 por Ossip Zadkine. Pero ¿qué tiene de hermoso este lugar?

Estatua de Vincent Van Gogh
Estatua de Vincent Van Gogh

La iglesia de Notre Dame, ubicada en la rue de l’Église, es uno de los encantos de Auvers-sur-Oise, la mandó construir Luis VI en 1131 pero para aquel entonces era una humilde capilla. Van Gogh la inmortalizó en uno de sus cuadros, dándole de esta manera una gran popularidad. En 1915 se calificó como Monumento Histórico. El cementerio en el que descansa Vincent Van Gogh, y donde también fue enterrado su hermano Théodore, se encuentra muy cerca de esta iglesia.

El Hostal Ravoux, que fue la tienda de un comerciante de vinos y un restaurante que abrió sus puertas en 1876, se convirtió en la casa de Van Gogh cuando este llegó del asilo Saint-Remy de Provence. Se alojó en la habitación número 5 del hostal y fue en esta misma habitación donde se suicidó. Esta habitación que le sirvió de hogar está catalogada como Monumento Histórico de Francia y es el único lugar que habitó el pintor que aún conserva todos sus elementos originales.

El doctor Gachet trabajó como médico en París pero también era pintor y frecuentaba círculos artísticos, cuando decidió trasladarse a Auvers-sur-Oise en 1872 y compró una casa, fue con la idea de montar un estudio detrás de esta. Invitó a Van Gogh, Cézanne, Pisarro, Guillaumin allí y consiguió hacerse con una importante colección comprándoles los cuadros a sus amigos. Lo interesante de esta casa no es solo que fue frecuentada por artistas, también son las vistas que pueden apreciarse desde ese lugar porque fueron las que inspiraron a todos estos artistas.

Castillo d’Auvers-sur-Oise
Castillo d’Auvers-sur-Oise

El castillo de Auvers, construido en 1635, fue retratado junto a sus jardines por Vincent Van Gogh en 1980. En 1994 se abrió al público con una colección permanente llamada Viaje a la época de los impresionistas, que homenajea a estos pintores de la segunda mitad del siglo XIX.

Van Gogh no es el único artista que ha dejado sus huellas en Auvers-sur-Oise. En este hermoso pueblecito puede visitarse también la casa taller de Charles-François Daubigny, en cuyo interior pueden verse cuadros y frescos en las paredes que fueron pintados por el mismo Daubigny, por sus hijos y por sus amigos Corot, Daumier y Oudinot. También puede conocerse el Museo Daubigny, con una colección principal de paisajes de Daubigny y otros impresionistas, cuenta con más de mil obras entre dibujos, pinturas, esculturas y grabados.

¿Te gusta conocer los lugares que fueron la musa de artistas? ¿Qué te parecería entonces conocer ahora los 10 lugares que inspiraron a escritores?

Fotografías: Formosa WanderingRenaud CamusSerge LAROCHELe To

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.