Es obvio que todas las comunidades tienen su encanto y dependiendo de lo que quieras encontrar, en cada una de ellas cobrará mayor o menor sentido el destino y lugar. Para un amante de los deportes Madrid podría ser el destino más acertado debido a sus museos deportivos y eventos más destacados, mientras que para un amante de los juegos de ocio como el póker, Andalucía podría ser una opción ideal ya que Málaga y Sevilla celebrarán el CNP en sus ciudades. Y si eres de los que busca un lugar en el que recorrer las calles o visualizar cultura y monumentos, Valencia ciudad es una de las mejores opciones si te encuentras por la comunidad.

Claro está que Valencia es conocida por ser la ciudad de la luz y del color, pues sus calles se encuentran llenas de alegría y disfruta de un promedio de trescientos días de sol. Muy famosa es, también, la gastronomía valenciana, en especial la paella ya que en ningún lugar del mundo podrás disfrutar de un arroz mejor cocinado que en Valencia. Pero, el encanto de la ciudad va mucho más allá de la gran variedad de comida que puedas degustar o de su clima cálido. El punto fuerte de la ciudad es su preciada cultura, su variada arquitectura y los diferentes monumentos históricos que encuentras recorriendo la metrópoli.

Las cartas más altas de Valencia: los cinco monumentos que debes visitar 2Simplemente pasearse por las calles del centro de la capital es un deleite para los ojos. El estilo modernista de la Estación del Norte es muy diferente a cualquier edificio de este estilo arquitectónico ya que su decoración es determinante. Con mosaicos muy coloridos, azulejos y el famoso trencadís valenciano que están decorados con productos de la huerta valenciana y que tienen como protagonista la naranja. Justo al lado de la estación encontramos la enorme plaza de toros que goza de una belleza espectacular, especialmente de noche cuando está iluminada. Estos dos edificios son una postal que te invita a quedarte en Valencia.

No muy lejos de ahí podemos ir paseando hasta la Plaza de la Virgen para observar la Catedral de Valencia con un estilo arquitectónico único que predomina en la mayor parte del edificio y que es conocido como gótico valenciano. Justo al lado el campanario nombrado como El Miguelete, muy querido por los valencianos ya que si accedes a él podrás observar toda la ciudad a vista de águila, una experiencia para quitar el hipo. Otro edificio decorado con este estilo arquitectónico tan tradicional es La Lonja de la Seda, antigua lonja de mercaderes y que llama la atención por sus enormes columnas que imitan las palmeras de Valencia; un edificio que, además, está considerado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Valencia es una de las ciudades más bonitas de España con mucho que ofrecer al turismo. Pasear a la luna de Valencia es, sin duda alguna, un auténtico lujo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.