Nueva York cada día es diferente, cada estación del año la viste diferente y, sin duda alguna, es única. Además de visitar museos, conocer sus rincones históricos y maravillarse con sus espectaculares rascacielos, en invierno pueden realizarse otras actividades igual de curiosas por Central Park y sin perder el intenso sabor neoyorquino. ¿Te apuntas?

Patinar en el Wollman Rink

El Wollman Rink, conocido también como Trump Rink, es una de las pistas de hielo más famosas de Nueva York y está situada en la esquina sur de Central Park, cerca de la Sexta Avenida.

Wollman Rink

Esta pista de hielo la utilizan, a parte de turistas, muchísimos niños y muchísimos principiantes para aprender a patinar y, de hecho, es la sede de la escuela de patinaje más grande de Estados Unidos.

Una visita al zoo

Aunque el nacimiento del Central Park Zoo fue pura casualidad y todo fue a causa del abandono de algunos animales en el parque, hoy en día es uno de los más visitados del mundo. Está dividido en tres zonas: tropical, templado y polar; y en él habitan más de 150 especies diferentes de animales. Además, el Central Park Zoo se ocupa del cuidado y preservación de especies en peligro de extinción como, por ejemplo, los monos tamarin o los panda rojo.

Panda rojo

Panda rojo

The Dairy

En el mismo corazón de Central Park se levanta esta peculiar edificación de madera y granito que, actualmente, es un punto especialmente turístico con una bonita tienda de recuerdos. Su carrusel se ha convertido, a lo largo de los años, en un auténtico icono.

The daily

Inicialmente, y aunque su construcción no estaba destinada a esto, este edificio albergaba una lechería llamada The Dairy donde los niños podían beber leche pasteurizada, libre de contaminación y bacterias.

Swedish Cottage

Esta casita, que fue traída de Suecia en 1877 y que representó a este país en la exposición que se celebró en Filadelfia con motivo del primer centenario de los Estados Unidos de América, actualmente aloja un teatro de marionetas. Está abierto todo el año y desde hace seis cada Navidad se representa la obra The Three Bears Holiday Bash.

Otras actividades

Central Park da mucho de sí, incluso los más pequeños pueden encontrar la forma de entretenerse y divertirse conociendo Nueva York. Si el Wollman Rink, el Central Park Zoo, The Dairy o el Swedish Cottage te saben a poco, puedes pasear por The Ramble, paseo arbolado que no pierde la belleza en invierno e ideal para observar aves; puedes jugar a juegos de mesa en el Chess & Checkers House o deslizarte en trineo por el Cedar Hill. 

Y con todas estas actividades de invierno y su aspecto, ¿sabías además que Nueva York es una de las mejores ciudades para celebrar Navidad?

Fotografías: joelipMack MaleJeremiah BlatzCanadian Pacificnomadpete