Hungría no es solo visitada por los lugares que ver en Budapest, por sus pintorescos y típicos pueblos de la Europa Central y por sus hermosos parajes naturales, sino que los comensales de todo el mundo van a este país en busca de su cocina. Hoy en El Viajero Feliz te damos un recorrido por los 10 platos imprescindibles de la comida típica de Hungría. ¡Acompáñanos!

Comida típica de Hungría: introducción a su gastronomía

El imperio austro-húngaro y el paso del periodo soviético no solo quedó marcado en su arquitectura, sino también en la culinaria húngara. La cocina magiar se caracteriza por ser variada y creativa. Además, en esta se encuentra de manera común sabores picantes y diversos aromas. Es frecuente el uso de pimientos, pimentón y ajo, como en su famoso goulash, por ejemplo. Verás que se utilizan verduras, pero nunca, o en muy pocas ocasiones, crudas.

El sabor ahumado de su comida, sobre todo de sus frituras, viene de la manteca de cerdo utilizada para freír a altas temperaturas. Cuando estés en Hungría no puedes dejar de comer sus embutidos, pues su fama se debe a la preparación artesanal y típica (además de deliciosa). Aunque el salami originario es de Italia, el téliszalámi de Hungría tiene una preparación propia cuyo sabor final querrás probar. También está el salami con pimentón (paprikás szalámi) y el salami mixto, una mezcla de carnes de cerdo y ternera.

Nuestras favoritas son, definitivamente, las salchichas ahumadas conocidas como békéscsaba y gyula. En todo caso, te irás con un paladar a gusto y una experiencia completa: platos principales, postres, bebidas y más. Ahora sí, ¡estamos listos para empezar!

10 platos imprescindibles de Hungría

1. Goulash

Goulash

No es gratuito que este plato de la comida típica de Hungría haya adquirido fama internacional. Este es el plato más reconocido de Hungría, y quizás esto se deba a que reúne varios de sus sabores típicos mezclados con el pimentón, que también es muy utilizado en esta cocina.

Su nombre viene del magiar gulyas, que era el nombre de los pastores que cuidaban el ganado en la llanura húngara. Estos preparaban el goulash en un gran caldero de hierro, donde ponían la carne de vacuno y los demás ingredientes. Además de la típica carne y pimentón, el plato magiar lleva tomate, apio, patatas y laurel (en lugar de nabo se utiliza la zanahoria blanca local).

2. Pörkölt

Comida típica de Hungría: Pörkölt

Se trata de un plato derivado de la sopa de goulash. El pörkölt se elabora sin líquido añadido, por lo que no es una sopa, sino que tiene más bien la consistencia de una salsa. El líquido sale de los jugos de las verduras y la carne utilizada. En realidad la traducción de pörkölt es asado o quemado.

Ya ves que no es una sopa. Todo goulash debe ser en sopa, si no es así, es un pörkölt. ¿Cuál es la carne usada para este plato? Depende de la región. En la mayor parte del país se utiliza la vaca o el cerdo; aunque es posible que encuentres pörkölt de cordero.

3. Kolbász

Kolbász

Ya te dijimos que los embutidos son uno de los mejores platos para probar en Hungría. Pues empezamos con uno de ellos: el kolbász. Se trata de una salchicha con dos ingredientes principales: por un lado, morcilla al estilo magiar, por otro, variedades de arroz de hígado. Para agregar sabor se utiliza sal, especias, pimientas y la que no puede faltar: mejorana.

¡Adivina qué no puede faltar en esta salchicha! Pues sí, el favorito de los magiares: pimentón. Los que saben la historia de este condimento, dicen que este país fue el que más hizo popular al pimiento después de su salida de México en el siglo XVI. Y es que los magiares aman tanto el pimentón que tiene una especie propia: la szeged. Así que si encuentras uno de estos embutidos con esta especie de pimentón es mucho mejor.

4. Halászlé

Halászlé

No creas que al ser Hungría un país sin litoral es escaso en platos con pescado. Es más, dentro de la comida típica de Hungría, uno de los platos más conocidos y populares es el halászlé. Se trata de una sopa de pescado preparada originariamente por pescadores fluviales. Se hacía al aire libre en un caldero grande a orillas del famoso río Danubio o el Tisza.

¡Adivina su otro ingrediente protagonista! Pues sí, es el pimentón, y no cualquiera, sino el de tipo húngaro molido. El pescado que encontrarás puede ser carpa, brema o carpín. En los últimos años también se ha empezado a cocinar con pescado siluro. Aunque la sustancia del caldo es de la cabeza del pescado, este se sirve con una rebanada de la región central del animal.

5. Libamáj

Comida típica de Hungría: Libamáj

Otro embutido muy importante de la comida húngara es el libamáj. Y es que de los muchos y diversos embutidos, este es el conocido como el chorizo húngaro. Se trata de salchichas ahumadas o a la brasa. La carne con que es preparado el libamáj suele ser hígado de oca.

Además de comerlo solo, también se utiliza en preparaciones como el rakott krumplo, un desayuno con papas, huevos y crema agria típico magiar. Si visitas Hungría o vas a uno de sus restaurantes típicos, deberías probar el libamáj, pues es junto al goulash una seña esencial de su identidad.

6. Túrós csusza

Túrós csusza

Seguro sabes o lo sospecharás que muchos platos de la comida típica de Hungría son fruto de la influencia italiana y griega en su culinaria. Este es el caso de los túrós csusza. Se trata de unos fideos a la húngara con queso quark o cottage. Los fideos utilizados son pequeños, aunque lo mejor es que sean preparados en casa o por el restaurante anfitrión.

Y es que los fideos realmente húngaros son cortados con la mano en trozos irregulares, lo que le da un aspecto particular a este plato. Si te decides a probarlo, lo mejor es que lo acompañes con crema agria.

7. Pollo paprika

Pollo paprika

Los conocedores de alimentos dirían fácilmente que la paprika es para Hungría lo que en algunos países de Latinoamérica y en España es el pimentón. Sí, la paprika es este polvo molido y secado de varias especies de pimientos rojos. La diferencia es quizás que la paprika húngara viene en diferentes grados de picos y no proporciona el sabor ahumado del pimiento español.

El caso es que en Hungría el uso de la paprika está profundamente arraigado. El pollo paprika es uno de los platos más conocidos que llevan este condimento. Se cocina lentamente, pero tiene un excelente resultado final. Seguro sentirás también algo de toque de vino tinto y pimienta negra. Una recomendación: si vas a Hungría, traer paprika debidamente empacada es un muy buen regalo.

8. Letscho

Letscho

Además de húngaro, este es un plato típico eslovaco. Se trata de una salsa elaborada con tomates, pimientos y cebolla. La elaboración tradicional lleva pimiento tanto rojo como verde. Estos no van rayados, sino picados en tiras largas. La cebolla y el tomate se cocina junto a los pimientos y todo queda en una masa más o menos homogénea.

¿Cómo se cocina? Con tocino y algo de vino. Si quieres ver que te sea servido de manera tradicional, asegúrate de que venga con algún embutido húngaro, preferencialmente el debrecziner o cabanossi. Puedes encontrarlo en algún asado de carne. A nosotros particularmente nos parece una buena opción comerlo también con pequeños trozos de patatas fritas.

9. Palacsinta

Comida típica de hungría:Palacsinta

No vamos a terminar esta selección de comida típica de Hungría sin recomendarte un buen postre magiar. Para entenderlo podemos decir que son postres parecidos a los panqueques, pero mucho más delgados de los que jamás hayas probado. Las palacsintas pueden ser saladas o dulces, ambas son muy consumidas por los húngaros.

Este es tan popular que es servido no solo como postre, sino también como plato principal. La narración popular dice que este postre tiene su origen en el imperio romano, y es por esta misma razón que son varios países que los que reclaman a este postre como su especialidad. Lleva ingredientes muy comunes: harina, huevos, azúcar o sal, leche, y el especial, agua con gas.

10. Strudel

Comida típica de Hungría:Strudel

¿Comida astro-húngara para terminar? ¡Sí! El strudel es un pastel que no solo se asocia a Hungría, sino a cocinas como la austriaca, checa, rumana e italiana. Sin embargo, el strudel húngaro tiene su presentación y sabor característico. La suave masa se extiende en una mesa cubierta con un mantel, es rellenada y enrollada con ayuda del mismo mantel: el proceso es todo un arte y requiere de mucha práctica.

En Hungría los strudels se consumen generalmente en ocasiones especiales como aniversarios o bodas. Son dos los sabores más famosos del strudel: el de manzana y el de queso quark. Sin embargo, en Hungría los sabores más consumidos son: requesón, eneldo, calabaza y amapola.  Nuestro favorito y recomendado es el strudel húngaro de nueces.

Hasta acá ha llegado nuestra selección de comida típica de Hungría. Seguramente ya estás pensando en escoger un buen restaurante de comida magiar o en buscar pronto los boletos para que visitar este maravilloso país. Antes de que abandones esta entrada queremos recordarte que en El Viajero Feliz no solo escribimos sobre lugares, culturas y sus culinarias, sino que esperamos que tú también lo hagas.

Por ello te invitamos a que dejes tus aportes u opiniones en la sección inferior de comentarios. ¿Has probado la culinaria magiar? ¿Añadirías un plato a esta selección?  ¡Nos leemos pronto!

¿Tienes pensado viajar a Hungría? Te invitamos a leer esta selección: Qué ver en Hungría | 10 lugares imprescindibles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.