Vota el post!

El embarazo es un momento de gran desgaste de energías para el cuerpo y la mente de la futura madre. Un período de vacaciones, aunque sea breve, es ideal para cuidarse un poco y desconectar de la rutina del día a día. Pero para asegurarte de que tu viaje se convierta en un momento realmente muy relajante, tienes que estar preparada y ser consciente de que ahora sois dos y pueden haber cosas que afecten a tu salud y la de tu futuro bebé.

Así que hoy desde El Viajero Feliz, te traemos algunos consejos y te recordamos algunas precauciones a tener en cuenta si decides viajar durante tu embarazo. ¡Te relajarás y disfrutarás sin preocupaciones de tu merecido momento de descanso!

Cuándo viajar

El momento ideal para pasar unas vacaciones es el segundo trimestre de embarazo, que es cuando se puede tener una mayor libertad de elección entre los destinos. En cualquier momento te encuentres de tu embarazo es oportuno ir a ver al ginecólogo antes del viaje para que le informes de que te vas de vacaciones y te dé todas las recomendaciones necesarias.

Medios de transporte

En general no está contraindicado viajar en avión o en coche, pero hay que prestar atención a los viajes largos que pueden aumentar el riesgo de trombosis y venas varicosas, problemas que ya el embarazo fisiológicamente trae de por sí. Por lo tanto, intenta no estar sentada durante mucho tiempo y mantén las piernas levantadas para facilitar la circulación de la sangre. En el caso de que cojas un vuelo medio-largo, es mejor que utilices unas medias de compresión. Recuerda además que el embarazo no te exime del uso de cinturón de seguridad: es una protección importante para ti y tu bebé. También hay cinturones especiales para el coche que te protegen pero dejan tu barriga libre.

Viajar embarazada

Destinos

Si estás indecisa sobre el destino de tu viaje, la mejor manera para aclararte es empezar a descartar los países que requieren vacunas o en los que existe un alto riesgo de contraer infecciones intestinales que pueden resultar peligrosas para ti y el feto. ¡Siempre podrás hacer un viaje más exótico en otro momento de tu vida! Cualquier sea el destino que escojas, asegúrate de que haya un hospital de fácil acceso para cualquier emergencia. En este sentido, es útil llevar contigo con todos los informes médicos del embarazo para mostrarlos a un especialista si fuera necesario.

Protección

Finalmente, presta atención a la exposición al sol y el calor. Cuando estás embarazada el sol y las altas temperaturas pueden ponerte en riesgo de deshidratación y sobrecalentamiento. Este es un problema que no debe subestimarse, especialmente en el primer trimestre: un golpe de calor puede causar daños cerebrales en el feto. El sol también puede acentuar los problemas normales que el embarazo conlleva: aumentar los problemas de venas varicosas y las estrías, la circulación puede verse afectada y pueden aparecer en la cara manchas oscuras muy antiestéticas.

Embarazada Playa

Así que:

  • Hay que utilizar una crema solar con un alto factor de protección.
  • No exponerse en el medio del día.
  • Mantenerse hidratada y fresca tanto como sea posible.

¡Y ahora ya estás lista para irte con tu barriga a pasear por el mundo tranquila y relajada! Disfruta de tu embarazo y piensa que cuándo serás mamá podrás disfrutar de más y más viajes junto a tus hijos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.