Cuando viajamos lejos de casa, a un país que no conocemos del todo o del que no dominamos el idioma, somos vulnerables a muchas dificultades: a perdernos, a no saber aprovechar el tiempo, a gastar más de lo que es necesario… y a ser estafados. No permitas que tu viaje se vea arruinado por alguna de las prácticas fraudulentas que más afectan a los turistas y que pueden ser evitadas preparando el viaje con cierta antelación. ¿Preparados para escuchar los consejos? ¡Vamos allá!

1. Cambiando de moneda con antelación

money

Antes de visitar otro país, investiga primero dónde puedes realizar el cambio de moneda (si es necesario) con las condiciones de seguridad adecuadas. Aunque en las taquillas de cambio de los aeropuertos las transacciones suelen ser más costosas, el cambio en las calles es muy arriesgado. Por tanto, lo mejor sería cambiar el dinero necesario en algún banco de tu propio país o en oficinas oficiales donde es menos probable que seas extorsionado o engañado.

2. Controlando el transporte público

transport

El transporte es uno de los elementos más importantes de cualquier viaje y uno de los aspectos que puede llegar a cambiar más de país a país. Infórmate antes de viajar y, al llegar, pregunta en taquillas de información turística sobre los métodos de transporte más seguros. Si es posible, viaja en transporte público porque generalmente es mucho más barato y está estandarizado, es decir, es menos probable que te hagan un “precio especial” más caro por ser turista.

3. Evitando lugares de peligro

Todas las ciudades, por muy bonitas que sean, pueden tener un trasfondo siniestro. Infórmate siempre de qué barrios o zonas son las que deberías evitar, protege tus efectos personales si tienes que pasar por ellas, y desconfía de quién se muestra extremadamente amigable y dispuesto a actuar como tu guía durante unas horas. Puede que sea una persona perfectamente honesta, pero debemos estar preparados para lidiar con estafadores también.

4. Investigando el hotel antes de reservar

Reservar un hotel online es muy práctico, pero acarrea también muchos posibles problemas que pueden hacer de nuestra estancia un infierno. Desde “fotos trampa”, en que las habitaciones son muchísimo más limpias y espaciosas, a información falsa como “desayuno incluido” o “servicio caja fuerte gratuito”. Por eso, de ser posible investiga antes de viajar cuáles son las condiciones reales del alojamiento que deseas utilizar: no utilices sólo la web del hotel y comprueba en páginas como Tripadvisor si las personas que se han hospedado en ese hotel han salido contentas o no.

hotel

Estos consejos con muy básicos, pero pasar de alto uno de ellos o dejarlo todo para el último día puede acarrear consecuencias desastrosas. La preparación es lo más importante, pero lo mejor es prepararse mentalmente antes de salir de viaje, investigar y estar bien informado. De esta forma, podrás afrontar las distintas eventualidades que se presenten y tener un viaje satisfactorio. ¿Tienes más consejos? ¿Alguna experiencia que compartir? ¡Comparte este artículo y háznoslo saber en los comentarios! Y si quieres más consejos para viajar, no dejes de visitar Las 5 maravillas de Estambul o  El País del Sol Naciente: Japón.

Imágenes: Jeff Attaway

3 Comentarios

  1. Antes de aceptar algún servicio u ofrecimiento acordar el precio, porque después de haberlo usado o consumido te pueden elevar los precios y cobrar de más, es preferible no aceptar ofrecimientos en la calle, es mejor ir directamente a un lugar donde trabajen con precios oficiales y no ser víctima de estafa o de sobrecostos por comisiones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.