Vota el post!

La suya es una belleza sobria, modesta.  Representa el encanto de lo rural, de lo sencillo. Hollókő se encuentra a cien kilómetros de Budapest y para muchos es el pueblo más hermoso de Hungría. De hecho está declarado Patrimonio de la Humanidad.

Realmente es poco más que una aldea, apenas 70 edificios protegidos que dan forma a un auténtico museo al aire libre, pero un museo habitado ¿Quieres conocerlo? Acompáñanos.

Una aldea medieval

Holloko-calles

Las casas que hoy se pueden contemplar son reconstrucciones hechas hace poco más de un siglo, después del último gran incendio en el pueblo. Y es que el fuego hacía de las suyas con demasiada frecuencia, ya que los edificios tenían paredes de madera y tejados de paja. Por ello se decidió que en la restauración se utilizaran ladrillos, piedra y tejas.

Las casas conservan la estructura típica de esta zona: un porche que da paso a tres habitaciones bien diferenciadas. La cocina, que servía también de comedor e incluso de dormitorio en los meses más fríos; la despensa y el llamado “cuarto limpio”, que era la estancia destinada a realmente a la familia.

Holloko-casas-típicas

Desde la Edad Media no ha cambiado la estructura de las casas ni tampoco la del pueblo. Una aldea rural típica, formada por una única calle con las casas alineadas a ambos lados. Destacando entre ellas la hermosa iglesia católica, con un bonito campanario de madera.

El castillo

Holloko-castillo

Es el origen de esta aldea es una fortaleza construida en el siglo XIII, tras la invasión de los mogoles. Parcialmente en ruinas, desde su atalaya se contempla un paisaje espectacular del Parque Nacional de Bükk.

Y, como todo castillo que se precie, tiene su propia leyenda ¿Intrigado? Te la contamos… Dice que el señor de un castillo raptó a una hermosa joven, pero su niñera, que era una bruja, hizo un pacto con el diablo. Gracias a él sus siervos, convertidos en cuervos, robaban cada noche las piedras del castillo del raptor y las llevaban a Hollókő, donde se levantó con ellas un nuevo castillo para la joven, que vivió siempre allí, libre y acompañada por un cuervo. Por ello Hollókő significa “piedra del cuervo”.

Holloko-cuervo

Las tradiciones

Los habitantes de Hollókő pertenecen a la etnia palóc, una etnia orgullosa que ha sabido conservar perfectamente sus tradiciones. Siguen vistiendo sus coloridos trajes tradicionales en ocasiones especiales y siguen maravillando con sus trabajos de carpintería y sus hermosos bordados.

Hollókő es mucho más que una aldea rural típica, es un lugar donde el tiempo parece ir mucho más despacio que en el resto del mundo. Un rincón pequeño pero absolutamente encantador.

¿Te ha gustado nuestro recorrido? Puedes seguir disfrutando con nosotros, hay muchos pueblos con encanto o pequeñas ciudades medievales que te encantarán.

Imágenes: BatomiPeter SzvitekKrzyżówkirleventePelczj.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.