El suelo está cubierto por un polvo fino de color marrón, las paredes circundantes se están desmoronando y el yeso que se descarama es del mismo color caqui del suelo.

Isfahan irán9

Casas decrépitas en un laberinto de estrechos callejones en descomposición en Isfahan, Irán, traicionan los días de gloria de la antigua capital en el siglo XVII.

Isfahan irán5

Pero si miramos bien, debajo de una capa gruesa de paja y barro, una gama de patrones abstractos en azules, verdes y amarillos desvanecidos pero distintos emergen, mostrando por un segundo las formas y colores deslumbrantes que una vez adornaron este lugar bajo el sol brillante.

Dentro de la furia de Irán

Cuando esos mosaicos eran todavía vibrantes, Isfahan era más grande que Londres y más cosmopolita que París. Puentes elegantes cruzaban su río, jugadores de polo espléndidamente equipados atravesaban la plaza y cientos de las cúpulas y minaretes más grandes del mundo salpicaban el horizonte.

Isfahan irán3

Los europeos, turcos, indios y chinos acudían a la brillante corte persa, el centro de un vasto imperio que se extendía desde el río Éufrates, lo que hoy es Irak, hasta el río Oxus en Afganistán. En el siglo XVII la riqueza y la grandeza de la ciudad inspiraron el proverbio «Isfahan es la mitad del mundo

Isfahan irán6

Después de un asedio brutal que hizo añicos esa edad de oro en el siglo XVIII, los nuevos gobernantes, finalmente trasladaron la capital a Teherán, dejando a Isfahan languidecer como un remanso provincial.

Isfahan irán4

Hoy, sin embargo, la ciudad es conocida principalmente en el extranjero como uno de los lugares más importantes de Irán en investigación nuclear. Lo que una vez fue una ciudad soñolienta se ha transformado en la tercera metrópolis más grande del país, rodeada de suburbios en expansión, fábricas y un tráfico que asfixia a más de tres millones de personas. Nada simboliza la modernidad desconcertante de Irán más que el lanzamiento, en febrero, del satélite Omid (Esperanza).

Isfahan irán8

En Isfahan, sin embargo, la esperanza es un bien en agudo declive. El elegante paisaje urbano que sobrevivió a las invasiones de las tribus afganas y asaltantes mongoles se ve ahora amenazado por la negligencia y el imprudente desarrollo urbano.

La reconstrucción de los rescoldos

La historia de Isfahan es un ciclo épico de fabulosa auge y caída calamitosa. Una carretera atraviesa la meseta al este de Irán, a la llanura mesopotámica. Un camino que conecta el Mar Caspio al norte, con el Golfo Pérsico al sur. Esa geografía, ha ligado el destino de esta ciudad de comerciantes, peregrinos y los ejércitos que pasaron por ella.

Isfahan irán2

Los ataques durante la guerra con el Irak de Saddam Hussein en la década de 1980 vaciaron algunos barrios que ahora se han convertido en un lienzo en blanco para una nueva generación de Isfahanis.

Isfahan irán7

Quieren restaurar no sólo los edificios, sino la reputación de su ciudad como la Florencia del Pérsico. Quieren dar la bienvenida a los extranjeros, abrir sus puertas inmensamente orgullosos de su herencia.

Isfahan irán1

Si te ha gustado éste artículo, no te puedes perder la fronteriza Azerbaiyán, donde el pasado y el presente caminan unidos.

Imagen: Julia MaudlinninaraLeigh Anthony DEHANEYFulvio SpadaDavid StanleyKamyar AdlSaif AlnuweiriMarco Fieber y Blondinrikard Fröberg vía Flickr

 

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.